Connect with us

Toques

Sigo con la piscina olímpica

Y lo hice, porque venía escribiendo muy a menudo con relación al sistema de trabajo del Patronato del complejo acuático, un club privado que sigue funcionando allí y la Federación Dominicana de Natación.

Un aspecto de la Piscina Olímpica. Fuente Externa

Héctor García

La última vez que me referí al pésimo estado en que se encuentra el Centro Acuático del Centro Olímpico Juan Pablo Duarte, fue al inicio de la gestión del presidente Luis Abinader.

Y lo hice, porque venía escribiendo muy a menudo con relación al sistema de trabajo del Patronato del complejo acuático, un club privado que sigue funcionando allí y la Federación Dominicana de Natación.

Recuerden que hablé de que ninguno de los tres “son amigos” y que dos ellos hacen lo que quieren allí y lo que podría sobrar, que nunca sobra, es de la Federación. ¡Eso no se entiende!.

Todos pensábamos que al entrar una nueva gestión en el Ministerio de Deportes, los Patronatos que manejan instalaciones deportivas del Estado, desaparecerían, pero no fue así.

Los Patronatos siguen en varias instalaciones del Parque del Este, Centro Olímpico, Coliseo Carlos Teo Cruz y los estadios que se juega béisbol profesional, con excepción del Francisco Micheli, de La Romana.

Evaluar las actuaciones de los mismos, es perder tiempo y el gobierno “se volvió buche y pluma” con esto.

En cuánto a la piscina olímpica, la realidad es que hay dos dueños que “aparentemente” siguen sin rendir cuentas a nadie de sus operaciones, el Patronato y el Club.

Sin embargo, lo único que queda en buen estado en el Centro Acuático es la Piscina de Competencia.
Recientemente escuché a un “periodista” vanagloriar al ministro de Deportes Francisco Camacho, con una pregunta que inició: “Ministro, esto si está lindo”, pienso que se refería al agua, que es lo
único que está bien.

Ese periodista, no miró la instalación que presenta deterioro a todo lo largo y ancho. Los techos filtran, los inquilinos de las oficinas sufren el deterioro, los baños dejan mucho que desear, a pesar de
que un personal está encima de ellos.

Esa planta física necesita una visita de inspección del ingeniero civil, Francisco Camacho y lo reto a que luego me desmienta, como lo hace el Patronato, cada vez que insisto en las malas condiciones del complejo.

¡Son cosas inexplicables!

Es prudente que también se haga una inspección de la Fosa de Clavado, las graderías y el entorno interno y de seguro que se ordenará el cierre del complejo para una reparación general de inmediato.

Si no se hace, el colapso del Centro Acuático irá a las “costillas” del ministro de Deportes.

Otro renglón a resolver son las trabas que ponen el Patronato y el club la Federación de Natación y a sus atletas de alto rendimiento, quienes prefieren entrenar en otros lugares y no en su instalación.

Insistí con el presidente de la Federación Radhamés Tavárez, para que me hiciera una evaluación oficial del Complejo y el amigo, emprendió la de “Villa Diego” y me dejó esperando, pero aquí están plasmados parte de la realidad del mismo. Continuará.

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Trending

Opinión

More in Toques