Connect with us

Toques

La exaltación de David Ortiz

Conozco a David desde que se inició en el béisbol, pues su entrenador, mi hermano Ramón de los Santos (Pintacora), lo elogiaba cada vez que compartimos y durante mucho tiempo, me llevó a verlo jugar.

David Ortiz. Fuente Externa

Hector Garcia

Aunque me encuentro en Nueva York, no asistí a la exaltación de mi amigo David Ortiz, porque tengo experiencia en ese tipo de acto en Cooperstown y no me arriesgué a pasar horas y horas de pie y bajo
una alta temperatura.

En cambio, lo disfruté por televisión y las emociones fueron las mismas, que aumentaron según avanzaban las palabras de gracias del Inmortal.

Conozco a David desde que se inició en el béisbol, pues su entrenador, mi hermano Ramón de los Santos (Pintacora), lo elogiaba cada vez que compartimos y durante mucho tiempo, me llevó a verlo jugar.

Conozco todo el esfuerzo que ha puesto David durante todos estos años y cuya carrera estuvo al punto de terminar en sus inicios, pero salió triunfante por su tenacidad, disciplina y deseo inmenso de triunfar.

Hoy vemos recompensada esa gran labor dentro y fuera del terreno. Los resultados de su trabajo son más que victoriosos, pues han terminado en el lugar donde descansan las estadísticas de los mejores peloteros del Mundo, el Salón de la Fama de Cooperstown.

Nuestras felicitaciones a David, por este logro que es el resultado de la pasión que puso durante todo el tiempo que jugó el béisbol: con seriedad y limpieza. Espero que de ahora en adelante, tenga mejores momentos y que en el accionar de su vida se mantenga esa química armoniosa que ha sabido mantener David con sus seguidores de tantos años.

Millares de personas en su mayoría dominicanos asistieron a respaldarlo con su presencia y Cooperstown se vistió del color de la tricolor dominicana.

¡Qué buen momento se vivió allí!. Según los reportes de prensa fue extraordinaria la tarde-noche festiva con música de todos los ritmos, donde un pueblo alegre bailó a todo dar y disfrutó en grande, un acto para la historia de Cooperstown.

Lo vivido allí, es David Ortiz, su estilo de vida, su persona, el que no esconde sus raíces y el que se expresa, como un hombre común y corriente, sin importar el tipo de tribuna que ocupe. Además de ese mar de gente del pueblo que asistió a respaldar a uno de sus grandes ídolos deportivos, el Gobierno dominicano dio un gran espaldarazo a David Ortiz, teniendo la presencia allí del Ministro de Deportes, Francisco Camacho y una amplia comitiva de funcionarios y deportistas.

El propio galardonado lo reconoció y hablando en el español desde la tribuna central del Salón de la Fama del Béisbol, expresó su agradecimiento al Presidente Luis Abinader.

Otra amplia comitiva de la Liga de Béisbol Profesional de la República Dominicana, también se distinguió respaldando a uno de sus más estelares jugadores de todos los tiempos, en sus torneos internos, Series del Caribe y el Clásico Mundial del Béisbol.

En conclusión, es muy grato saber que después de tantos esfuerzos, un muchacho dominicano que surgió de la nada, por fin sale victorioso obteniendo grandes logros y poniendo cada vez más alta, nuestra bandera nacional.

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Trending

Opinión

More in Toques