Connect with us

Efemerides Rafael Baldayac

Una masacre teñida de negro: Terrorismo J.O de Múnich´1972

Nos acercamos a cinco décadas de los trágicos Juegos Olímpicos de Munich, Alemania, empañado por un sangriento acto terrorista que cambió el mundo del deporte para siempre, y como ironía del destino un 11 de Septiembre de 1972 fueron clausurados , dejando una estela de muerte, terror y dolor.

EFEMERIDES ESPECIAL 11 DE SEPTIEMBRE 1972:

Por Rafael Baldayac

Como todos sabemos el 11 de septiembre de 2001 el mundo entero se estremeció desde sus entrañas por el ataque terrorista perpetrado por miembros de la organización islámica Al-Qaeda que secuestraron aviones comerciales impactando dos de ellos contra las Torres Gemelas en el corazón comercial de Nueva York y un tercero cerca de Washington, acabando con la vida de unas tres mil personas.

Todos los eventos deportivos en los Estados Unidos y gran parte del mundo se cancelaron a raíz de esta masacre, llevando a la política y la sociedad cambiar para siempre a nivel mundial.

La lucha contra el terrorismo, el desarrollo tecnológico y la vigilancia de los ciudadanos tomaron una dimensión y un rumbo que nadie hubiera previsto antes de los ataques de hace 20 años.

También irónicamente un 11 de septiembre, pero de 1972, fueron clausurados los Juegos Olímpicos de Munich, Alemania, magno evento deportivo empañados por un sangriento acto terrorista que cambió el mundo del deporte para siempre.

La clausura de los Juegos Olímpicos de 1972, celebrados entre el 26 de agosto y el 11 de septiembre en Múnich, al sur de la República Federal de Alemania., dejaron un sabor amargo.

Todo parecía una ironía de estos Juegos cuyo lema defendía la paz , pero que se vio empañada, a cinco días de la clausura, por este atentado terrorista que conmocionó al mundo y dio lugar a que el Comité Olímpico Internacional decidiera suspender el certamen durante 34 horas.

Las olimpiadas clausuradas el lunes 11 de enero de 1972, se vieron ensombrecidas por el secuestro y posterior asesinato de deportistas de Israel a manos del grupo terrorista Septiembre Negro, acción que tenía como objetivo la liberación de militantes de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) presos en cárceles israelíes, además de miembros de la organización alemana Facción del Ejército Rojo.

Un grupo de ocho terroristas palestinos perteneciente a esta organización denominada «Septiembre Negro» entraron el 5 de septiembre de 1972 en la zona de la Villa Olímpica donde se alojaba la delegación israelí.

Se infiltraron en las viviendas israelíes y mataron a un levantador de pesas y entrenador de lucha israelí antes de tomar como rehenes a otros nueve.

Los atacantes palestinos exigieron la liberación de unos 200 prisioneros retenidos por Israel y dos extremistas de izquierda en las cárceles de Alemania Occidental.

Para demostrar su determinación, los atacantes castraron a uno de los israelíes antes de que lo mataran a tiros y arrojaron el cuerpo del otro a la calle.

En un momento dado, a dos de los rehenes se les permitió tener una breve conversación con las autoridades alemanas a través de una ventana del segundo piso para demostrar que estaban vivos.

La madrugada del 6, tras unas largas 18 horas de negociaciones con las autoridades de Alemania Occidental, y gran parte del drama se desarrolló en la televisión en vivo. Pero cuando uno trataba de responder a una pregunta, le golpeaban en la cabeza con la culata de un rifle.

Los secuestradores fueron trasladados a un aeródromo, junto con sus rehenes, con el pretexto de satisfacer sus demandas.

Sin embargo las operaciones policiales fueron fallidas, las autoridades alemanas les permitieron trasladarse con los rehenes a un aeropuerto militar cercano a Múnich, desde donde los secuestradores esperaban abandonar el país.

Mientras intentaban escapar del aeropuerto de Múnich en dos helicópteros la policía alemana abrió fuego contra los terroristas, que hicieron estallar varias granadas y provocaron así la muerte de todos los deportistas israelíes secuestrados.

En los enfrentamientos, en total, murieron 11 israelíes, un policía, un piloto, y cinco de los secuestradores.

LOS JUEGOS SE SUSPENDIERON DURANTE 34 HORAS. 

En una decisión muy controvertida, el Comité Olímpico Internacional decidió suspender los Juegos solo por un día. Israel, por su parte, respondió con el retiro de su delegación y bombardeando campos de refugiados de la OLP en Siria y Líbano dos días después.

Durante los siguientes meses, el Mosad y las Fuerzas de Defensa Israelíes emprendieron atentados y operaciones militares para matar a miembros de Septiembre Negro.

Es decir que, a pesar de las fuertes críticas, se reanudaron los juegos tras la decisión del presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Avery Brundage, quien ya enfrentaba cargos de antisemitismo por su papel fundamental en los Juegos Olímpicos de 1936 y sus estrechos vínculos con los funcionarios nazis.

Un año después de la masacre, la organización terrorista fue desmantelada y Yasir Arafat, líder de la OLP, ordenó a su militancia no apoyar acciones violentas que se realizaran fuera de Israel o de los Territorios Palestinos.

FOTO: Vigila a los secuestradores de la delegación israelí en Villa Olímpica de Múnich 1972. (Olimpiadas Munich 72)

Las familias de las víctimas israelíes han hecho campaña durante mucho tiempo para que el COI marque la masacre durante la Ceremonia de Apertura de los Juegos Olímpicos posteriores, pero solo en Río 2016 finalmente conmemoraron el incidente con una ceremonia especial en la Villa Olímpica.

Durante ese evento, el presidente del COI, Thomas Bach, leyó los nombres de los «11 de Munich». En septiembre de 2017, se inauguró el Monumento a la Masacre de Múnich, al que el COI contribuyó con 250.000 dólares (188.000 libras esterlinas / 211.000 euros).

MÚNICH 1972: LAS OLIMPIADAS TEÑIDAS DE NEGRO

Este año estamos en la víspera del 50 aniversario de este suceso, el  más trágico vivido durante unos juegos olímpicos.

La política internacional, el racismo, reivindicaciones sociales, vaivenes económicos y otros factores extradeportivos se han dejado sentir muchas veces en la gran cita humanista del atletismo, condicionada por ellos o aprovechada como caja de resonancia mundial.

Sin embargo, estas injerencias no siempre se dieron dentro del encuentro en sí, ni alcanzaron el dramatismo de lo que ocurrió en Múnich en 1972.

Iban a ser ‘Los Juegos felices’, de acuerdo con su lema oficial. Celebrada del 26 de agosto al 11 de septiembre, la vigésima olimpiada moderna había establecido un récord de participación, tanto en el número de competidores como en el de pruebas y países.

Se inscribieron un total de 7,134 deportistas, procedentes de 121 países, que compitieron en 195 especialidades.

Tras la tragedia y después de una ceremonia en honor a las víctimas que tuvo lugar en el Estadio Olímpico, el equipo israelí abandonó los Juegos y las autoridades alemanas reforzaron al máximo las medidas de seguridad hasta la clausura del certamen.

2DA. CITA OLÍMPICA QUE TENÍA LUGAR EN ALEMANIA

Se trataba, además, de la primera cita olímpica que tenía lugar en Alemania desde Berlín 1936. Es decir la segunda vez en territorio alemán, esta vez en la ciudad de Múnich, de la República Federal Alemana, más de tres décadas después del certamen de Berlín.

Suponía una segunda oportunidad, y los organizadores querían mostrarle al planeta cuánto había cambiado su pueblo desde la derrota de Hitler.

La gran participación de deportistas y países auguraban un éxito rotundo de los juegos olímpicos de Múnich.

Pero la Guerra Fría había dividido al país en dos. Por un lado estaba la República Federal Alemana (RFA), aliada de Washington. Por el otro, la República Democrática Alemana (RDA), en la órbita de Moscú.

La mitad occidental, donde se encontraba Múnich, había dado un salto espectacular desde el derrumbe del Tercer Reich. Se había reciclado hasta ser un ejemplo de democracia y prosperidad, en gran medida gracias a un “milagro” económico que había situado a la RFA entre las potencias líderes de la Europa capitalista.

ERAN TIEMPOS MUY AGITADOS

Pese a un marco tan esperanzador, los Juegos del 72 sufrieron un mazazo terrible. Ya cruzado el ecuador de un encuentro repleto de alegrías deportivas, un comando terrorista palestino secuestró el 5 de septiembre a media delegación israelí.

El operativo, descontrolado, derivó en unas horas en la muerte de once rehenes, cinco captores y un policía. Los alemanes se llevaron las manos a la cabeza.

Aquel acontecimiento dichoso con el que buscaban pasar página respecto al nazismo se había transformado de pronto en un anexo inesperado del Holocausto.

Aunque la masacre obedeció al polvorín de Oriente Medio, nadie pudo dejar de observar que, en un escalofriante revés del destino, una nueva matanza de judíos había tenido lugar precisamente en el antiguo Reich.

No era la primera vez, ni sería la última, que la política envenenaba los juegos. La reunión anterior, sin ir más lejos, había deparado dos episodios elocuentes de que el olimpismo no lograba mantenerse ajeno a las convulsiones del mundo.

En un año especialmente agitado, marcado por el Mayo francés, la invasión soviética de Checoslovaquia o los asesinatos de Martin Luther King y Robert Kennedy, la celebración de México 1968 había sido preludiada por la llamada masacre de Tlatelolco.

LA PRIMERA TRANSMISIÓN EN VIVO DE TERROR

Transmitido a una audiencia de 900 millones, fue el comienzo de una relación malsana entre los terroristas y los medios de comunicación.

Lo que comenzó como los Juegos Olímpicos de Múnich de 1972 se convirtió rápidamente en una transmisión en vivo de terror que cambió para siempre el mundo.

Los organizadores habían tenido como objetivo superar la oscura historia de los Juegos Olímpicos de Berlín de 1936 de Hitler, que estuvieron teñidos por el espectro del poder nazi, haciendo hincapié en los temas de la unidad y la paz hasta nombrar el evento como los ‘Juegos Felices’.

A pesar de este mensaje, el Comité Olímpico de Munich se negó a reconocer dos solicitudes de la Organización de Liberación de Palestina (OLP) para competir en los Juegos Olímpicos.

Este desaire inspiró a los líderes de la Organización Septiembre Negro, quienes presentaron un plan para utilizar la cobertura de los medios de los Juegos Olímpicos para llamar la atención sobre la difícil situación del pueblo palestino y presionar a Israel para que libere a los prisioneros palestinos.

Temprano en la mañana del 5 de septiembre de 1972, ocho miembros de Septiembre Negro se abrieron paso a tiros en los barrios israelíes en la Villa Olímpica. A las 5:00 am, los terroristas habían tomado como rehenes a 11 israelíes, matando a uno e hiriendo a otro. A las 8:00 am, la radio bávara había transmitido la noticia del asedio.

La cobertura que siguió fue la primera vez que las cadenas de televisión transmitieron un acto de terrorismo a una audiencia de casi 900 millones en tiempo real. Septiembre Negro exigió un avión para llevar a los rehenes a Egipto.

Las autoridades alemanas planearon tender una emboscada a los terroristas y rescatar a los rehenes. Los informes iniciales indicaron que la policía había tenido éxito, pero los rescatistas que no estaban preparados echaron a perder la misión.

Los nueve rehenes restantes murieron horriblemente en la base aérea de Fürstenfeldbruck poco después de la medianoche de ese mismo día.

Jim McKay de ABC News recibió la noticia oficial del desastre en los Estados Unidos, nada menos que durante el horario de máxima audiencia, y dio la terrible noticia.

«Se han ido».

El evento dejó una marca indeleble en las almas de millones. Para los atletas olímpicos, sus familias, sus compatriotas y una audiencia de 900 millones de personas en todo el mundo, la imagen de un hombre desconocido con un pasamontañas se convirtió en la imagen definitoria de los Juegos de Munich.

 La crisis olímpica de Múnich se convirtió en “una de las noticias más candentes del año” que dominó las noticias nocturnas de las cadenas estadounidenses de las tres cadenas durante días, solo para ser reemplazada por el escándalo de Watergate.

Fue el primer espectáculo terrorista expuesto al público con un detalle tan visceral y electrizante. Y fue este espectáculo el que puso en marcha una relación entre los medios de comunicación y los terroristas que ha tenido un impacto indeleble en todos nosotros hoy.

¿QUÉ PASÓ CON LA GENTE DE LA MASACRE DE MUNICH?

  • Los nombres de los israelíes asesinados fueron:
  • Yosef Romano, levantador de pesas, 31 años
  • David Berger, levantador de pesas, 28 años
  • Ze’ev Friedman, levantador de pesas, 28 años
  • Eliezer Halfin, luchador, 24 años
  • Mark Slavin, luchador, 18 años
  • Yosef Futfreund, árbitro de lucha libre, 40 años
  • Moshe Weinberg, entrenador de lucha, 33 años
  • Amitzur Shapira, entrenador de pista, 40 años
  • Kehat Shorr, entrenador de tiro, 53 años
  • Andre Spitzer, entrenador de esgrima, 27 años
  • Yakov Springer, juez de halterofilia, 51 años

Los cuerpos de los cinco terroristas palestinos muertos durante el tiroteo fueron entregados a Libia, donde fueron enterrados con todos los honores militares. Después del 29 de octubre de 1972, las autoridades alemanas liberaron a dos de los tres terroristas arrestados.

A la 1:00 pm del 7 de septiembre, diez de los atletas fueron repatriados en Israel. El cuerpo del undécimo fue enviado a Cleveland, Ohio, a pedido de su familia.

El gobierno israelí organizó un funeral para todos los atletas en la pista del aeropuerto de Lod, Israel. Finalmente, Israel enterró los cuerpos con la asistencia de muchos diplomáticos extranjeros, rabinos, sacerdotes católicos y ortodoxos griegos y políticos israelíes.

Debido a muchas protestas, el COI suspendió los Juegos Olímpicos por primera vez en la historia moderna con un memorial celebrado el 6 de septiembre. La comunidad olímpica izó la bandera olímpica a media asta, junto con las banderas de muchos otros.

El Comité Olímpico Internacional alentó a que los Juegos continuaran, a pesar de los pensamientos iniciales sobre el resto de los Juegos. El presidente del COI, Brundage, declaró:

«Los Juegos deben continuar, y nosotros debemos… y debemos continuar nuestros esfuerzos para mantenerlos limpios, puros y honestos».

El gobierno israelí y el chef de misión del equipo olímpico israelí Shmuel Lalkin respaldaron posteriormente la declaración.

LA RESPUESTA EN TODO EL MUNDO 

El rey Hussein de Jordania fue el único líder de un país árabe que denunció públicamente el ataque, calificándolo de «Crimen salvaje contra la civilización… perpetrado por mentes enfermas».

El presidente de Estados Unidos, Richard Nixon, pensó en varias opciones para una respuesta estadounidense.

Declarar un día nacional de duelo (favorecido por el Secretario de Estado William Rogers)

Nixon asistiendo a los funerales de los atletas.

Presionar a la ONU para que tome mejores medidas contra el terrorismo internacional.

Al final, Nixon apostó por presionar a la ONU para que tomara más medidas contra el terrorismo internacional.

RESPUESTA DE ISRAEL A LA MASACRE DE MUNICH

El 5 de septiembre de 1972, la primera ministra Golda Meir hizo un llamamiento a otros países para “Salvemos a nuestros ciudadanos y condenemos los atroces actos delictivos cometidos. Si nosotros [Israel] cedemos, entonces ningún israelí en ninguna parte del mundo sentirá que su vida está a salvo…. Es un chantaje del peor tipo”.

Después de los ataques, la primera ministra Golda Meir y el comité de Defensa de Israel autorizaron al Mossad a rastrear y matar a los responsables de la masacre de Munich. La operación, llamada Operación Ira de Di-s, y luego recibió muchas críticas tanto en Israel como en el mundo internacional.

JUEGOS OLÍMPICOS DE MUNICH MARCADOS POR LA TRAGEDIA

Al margen del trágico incidente, el país había hecho grandes esfuerzos en su preparación para la Olimpiada, y la ciudad incluso inauguró la primera línea de metro con este motivo.

También construyó un complejo deportivo, que englobaba al estadio, el palacio de deportes y la piscina olímpica, cubierto por una gran carpa de un material especial que permitía pasar la luz natural.

Muy cerca de las instalaciones, se encontraba la Villa Olímpica, cuyas calles tenían los nombres de los campeones de ediciones anteriores.

Los Juegos de Múnich alcanzaron un récord de participación con la asistencia de más de 7.000 deportistas, y en ellos se presentó la primera mascota oficial en la historia del olimpismo: Wald, un perro.

También por primera vez una mujer, la alemana Heidi Schueller, hizo el juramento de los atletas en la ceremonia inaugural.

Por otra parte, en la final de baloncesto la URSS venció a EEUU con una diferencia de tan sólo un punto tras un polémico partido que requirió la intervención de los jueces, y que ha sido calificado desde entonces por el equipo estadounidense como «el más controvertido en la historia del baloncesto internacional».

La nadadora australiana Shane Gould, con sólo 15 años de edad, ganó tres medallas en Múnich: una de oro, una de plata y otra de bronce.

La legendaria deportista poseía todas las marcas mundiales de natación femenina en estilo libre, desde los 100 a los 1.500 metros, antes de que comenzaran los Juegos Olímpicos.

También en la disciplina de natación, el estadounidense Mark Spitz consiguió siete títulos olímpicos y otras tantas plusmarcas mundiales. Además, en Múnich, Wim Ruska se convirtió en el primer yudoca que ganaba dos medallas de oro.

GRANDES MOMENTOS DE LOS JUEGOS

  • Munich 1972 fueron los primeros Juegos Olímpicos en adoptar una mascota:
  • Waldi, un perro dachshund.
  • Mark Spitz consigue 7 medallas de oro en natación.
  • Lasse Virén consiguió un doble en 5000 y 10 000 metros lisos.
  • La URSS vence a Estados Unidos en la final de baloncesto (51-50) con una canasta en el último segundo.
  • Fueron los primeros juegos en los que apareciera el balonmano, en su categoría masculina.

MEDALLERO DE LOS JUEGOS OLIMICOS DE MUNICH 1972

País organizador (Alemania Occidental)

NÚM.PAÍSOROPLATA

BRONCE

TOTAL
1 Unión Soviética (URS)50272299
2 Estados Unidos (USA)33313094
3 Alemania Oriental (GDR)20232366
4 Alemania Occidental (FRG)13111640
5 Japón (JPN)138829
6 Australia (AUS)87217
7 Polonia (POL)75921
8 Hungría (HUN)6131635
9 Bulgaria (BUL)610521
10 Italia (ITA)531018

///

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Trending

Opinión

More in Efemerides Rafael Baldayac