Connect with us

Efemerides Rafael Baldayac

Hechos memorables del beisbol RD

Los Tanques de Licey pegaron 11 hits seguidos en una entrada

Por Rafael Baldayac

Dentro de las principales hazañas, records y datos misceláneos del beisbol profesional  dominicano figura una marca que parece ser inquebrantable después de siete décadas.

Sucedió el sábado 8 de agosto de 1953 cuando los Tigres del Licey se impusieron 12 carreras por una a las Aguilas Cibaeñas teniendo como escenario el Estadio La Normal de la capital.

Los llamados “Tanques Azules” como los bautizó el fenecido Félix Acosta Núñez, en un maratónico octavo episodio atacaron a las cuyayas sin piedad disparando once cohetazos en forma consecutivas contra los tiradores amarillos.

Contra los cibaeños el poderoso escuadrón azul se ensañó esa tarde fabricando en ese octavo inning un espeso racimo de diez carreras ante los envíos de Terry McDuffie, Andrés Julio Zabala y Rafael Capellán.

El torpedero Manuel Hidalgo inició el fuerte bombardeo de la artillería añil abriendo el episodio con indiscutible, siguiendo con imparables del intermedista Olmedo Suarez, el lanzador Santiago Ulrich y de los jardineros Luis Báez (Grillo C) y Alcibíades Colón.

Tras este despiadado ataque el abridor aguilucho Terry McDuffie fue auxiliado por Zabala, quien fue saludado con un doble impulsador del antesalista Bert Hass.

Alonzo Perry  y Luis Rodríguez Olmo, continuaron la embestida pegando sencillos productores contra Zabala, quien fue sustituido de inmediato por el manager cubano Rodolfo Fernández.

El criollo Rafael Capellán se hizo cargo del box, siendo recibido con sencillo  remolcador de Thomas, su segundo del episodio, respaldado de nuevo por Hidalgo y Suarez que conectaron por terreno de nadie para totalizar 11 incogibles consecutivos.

La seguidilla termino al poner a batear para doble matanza al catcher Eufemio Marte, pero de dejando establecida una marca ofensiva difícil de superar en la pelota nativa.

El conjunto de los Tigres del Licey, había ganado la primera vuelta de este torneo veraniego de 1953, cual se inauguró el 25 de abril y que fue bautizado con el nombre de Leónidas Radhamés.

Licey dirigido por Oscar Rodríguez termino la ronda regular con marca de 36-18 a cinco juegos de los Cibaeños (31-23) que dominaron en la segunda ronda de la justa.  Quedaron eliminados los Leones (26-28) y Estrellas (15-39).

Tras una crisis que puso en peligro la terminación del campeonato Azules y amarillos protagonizaron la serie final de 1953 donde los capitalinos se alzaron con su segundo título de campeones.

Guayubín Olivo, en tres partidos de la final tuvo 2-0  y un salvamento, permitiendo una sola carrera limpia en 11.0 episodios para efectividad de 0.82, siendo nombrado jugador más valioso de la serie.

El domingo 6 de septiembre al vencer en cinco partidos, ante un pitcheo cibaeño muy debilitado.

Las Aguilas no pudieron utilizar al estelar lanzador cubano Agapito Mayor, ya que la comisión organizadora consideró que violaba las bases del torneo, y tampoco pudieron inscribir a los norteamericanos Bob Zachritz y Ben Jott./

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Trending

Opinión

More in Efemerides Rafael Baldayac