Connect with us

Efemerides Rafael Baldayac

Selecciones pioneras del baloncesto dominicano

La ACD rindió homenaje a grandes atletas dominicanos de la historia en 1955. Allí fueron reconocidos un total de 127 deportistas en las disciplinas de ajedrez, atletismo, baloncesto, beisbol, boxeo, ciclismo, polo, tenis de mesa, softbol, tenis de campo y voleibol.

EFEMERIDES ESPECIAL 17 DE AGOSTO 1955:

Por Rafael Baldayac

La Asociación de Cronistas Deportivos de Santo Domingo  (ACD) la noche del miércoles 17 de agosto de 1955 seleccionó a los mejores atletas de todos los tiempos en cada disciplina deportiva practicada y organizada en la Republica Dominicana hasta ese momento.

Durante  el ceremonial la ACD rindió homenaje a grandes atletas dominicanos de la historia. Allí fueron reconocidos un total de 127 deportistas en las disciplinas de ajedrez, atletismo, baloncesto, beisbol, boxeo, ciclismo, polo, tenis de mesa, softbol,  tenis de campo y voleibol en ambas ramas.

En el caso del basketball, un total de 13 jugadores fueron señalados para formar parte de esa distinción hace 66 años, según narra el periodista e historiador Antonio Valdez en su obra “Tributo al Baloncesto  Dominicano”.

El acto tuvo como sede el antiguo estadio de la Cervecería Nacional Dominicana, el cual contó con la presencia de cerca de 4 mil personas, de acuerdo a una reseña periodística del diario La Nacional, de la época.

Narra que ese primer equipo de por vida (para 1955) estuvo integrado por Alfonso – Filo- Paniagua, Héctor – Ninito- Castillo, Ignacio Guerra, Ernesto – Negrito- Chapuseaux, Abigail – Dedé-Lambertus, Rafael Espada, Gilberto Guerra Pacheco, Máximo Bernard. Mario Espínola, Oscar Gobaira, Jorge Klus, Rafael Uribe y Manuel-Varilla-Lugo.

Sin embargo, dos ex jugadores de mucha calidad, no fueron incluidos entre los mejores de la época por sus posiciones políticas y porque eran llamados “elementos subversivos”, debido a sus ideales revolucionarios.

Estos dos atletas del basket fueron los antitrujillistas Federico –Gugú-Henríquez y Felipe Maduro Sanabia, quienes adversaron al régimen del tirano Rafael Leónidas Trujillo y ofrendaron sus vidas en sendas invasiones fallidas en 1949 y 1959, respectivamente.

Es por eso que incluirlo en una lista semejante sería  un atrevimiento, una ofensa que hubiese causado enojo, y la ira del sátrapa y sus acólitos.

Además, la institución sostuvo que era prudente excluirlos por temor, el miedo y la sorpresa que podría producir leer sus nombres entre los mejores de este deporte.

Valdez cita un amplio registro de 70 jugadores que han vestido la camiseta tricolor en ocasión de  conmemorar el 70 aniversario de la primera participación internacional oficial de la Republica Dominicana en eventos de envergadura.

Los seleccionados hasta la publicación de la obra en el año 2017, colocados en orden alfabético (para evitar suspicacias) incluyen los trece baloncestistas de 1955, más Gugú Henriquez y Felipe Maduro.

LOS PIONEROS DEL BALONCESTO NACIONAL

La historia de la selección de la selección de baloncesto masculino de la Republica Dominicana quedaría inconclusa sino otorgamos créditos a nuestros antecesores, al primer equipo nacional-en ese sentido- que viajó al extranjero.

En esa oportunidad el seleccionado nacional viajo a La Habana, Cuba, en 1944, en ocasión de la inauguración del “Palacio de Convenciones y Deportes” de esa ciudad, localizada en la Urbanización El Vedado.

FOTO: Primer  seleccionado nacional que viajo a La Habana, Cuba, en 1944, en ocasión de la inauguración del “Palacio de Convenciones y Deportes” de la capital cubana.

 “Esa instalación fue demolida en 1955 para dar paso al modernismo, tras la construcción del malecón habanero, tal como es en la actualidad”, refirió el historiador  cubano José Enrique Montesinos, consultado al respecto en vida.

Esta visita llegó en reciprocidad por la invitación cursada a principio de año por la organización de la celebración del torneo “Centenario de la Independencia Nacional”.

Los partidos fueron presentados en una cancha construida para la ocasión en el hotel Jaragua, cuyas imponentes instalaciones fueron inauguradas el  lunes 17 de agosto de 1942.

El evento fue coordinado por el Consejo Administrativo del Distrito de Santo Domingo, y que formó parte de otros dos deportes, que fueron beisbol y voleibol entre febrero y marzo de 1944, con cubanos, puertorriqueños y dominicanos.

Ese primer equipo dominicano para el “Centenario de la Independencia Nacional” estuvo integrado por los jugadores Máximo Bernard, Gilberto Guerra Pacheco, Rafael Uribe, Sixto Vicioso, Mario Espínola, Felipe Maduro, Rafael Espada, Guillermo –Minoco-Thorman, Juan Bernal, Amadeo Serra.

Como suplentes fueron registrado Jorge Klus y Ricardo Arredondo.  Máximo Llaverías Martí fungió  como coach principal  y Dionis Bernal, asistente. Además como medida de precaución los jugadores Miguel Leyba. José Vicioso y Héctor Dávila, fueron mantenidos en entrenamientos para reemplazar en caso de lesión.

El torneo de basket “Centenario de la Independencia Nacional” fue ganado por Puerto Rico con 4 triunfos y dos reveses. República Dominicana termino segundo con marca de 3-3 y Cuba en tercero con 2-4.

Como consecuencia de esta serie, Cuba invitó a la selección dominicana para la inauguración del Palacio de Convenciones y Deportes  de La Habana – en septiembre de ese mismo año de 1944.

El evento fue denominado “Justa Inter-Antillana de Basketball” patrocinada por la Unión Gubernamental Deportiva Amateur Interamericana. Asimismo asistió a este torneo la representación de Puerto Rico.

El quinteto criollo, prácticamente el mismo de seis meses atrás para el Centenario de la Independencia Nacional, con un solo cambio en un nomina, el cual fue escogido y anunciado a la prensa el dia 6 de agosto de 1944.

Máximo Bernard, Sixto Vicioso, Jorge-Cosaco-Klus, Rafael Uribe, Mario Espínola, Rafael Espada, Guillermo –Minoco-Thorman, Ricardo Arredondo, Felipe Maduro y Oscar Gobaira (único nuevo en el plantel).

En tanto que Máximo Llaverías Martí tuvo a su cargo la  dirección del equipo y Tulio Hostilio Arvelo, delegado y periodista al mismo tiempo de la delegación criolla.

PRIMEROS INTENTO DE SELECCIÓN NACIONAL

Sin embargo, la primera tentativa en el país de formar una “selección Nacional” ocurrió a raíz de la visita del equipo puertorriqueño “Mural Tone” en julio de 1937.

La gira del quinteto Mural Tone fue concebida gracias a las gestiones que en ese sentido realizara la Asociación de Cronistas Deportivos de Santo Domingo (ACD) y la excelente disposición del apoderado del equipo, señor Adolfo Porrata Doria.

Esta vez los organizadores planificaron un calendario de cinco partidos frente a los quintetos dominicanos Atenas, Normal-Pindú, Ejercito Nacional, Colegio Luis Muñoz Rivera y 2 Seleccion Nacional”, en ese orden.

Los boricuas jugaron contra todos, menos con la “Selección Nacional”, pues no había tal seleccionado y hubo de programar un último encuentro con el Muñoz Rivera, al que ya había vencido dos noches antes (22-18). Solo el Ejército Nacional superó al Mural Tone por pizarra de 21-20.

Previo a esta tentativa de Selección Nacional, a finales de diciembre de 1933, un equipo de beisbol estadounidense denominado Hazleton, sostuvo una serie de beisbol profesional con os equipos Licey y Escogido.  Esta serie fue por iniciativa del reconocido beisbolista de la época Charles Dore.

En baloncesto el Hazleton enfrentó a una selección escogida de los equipos Ases y Pindú, la cual estuvo integrada por los jugadores José Ernesto –Negrito-Chapuseaux, Ninito Castillo,

Alfonso –Filo- Paniagua, Abigail –Dedé-Lambertus y Freddy Valdez, en terrenos del antiguo local de la Casa de España, en el hoy Ensanche Libertad.

El quinteto norteamericano -que paso a competir en baloncesto- lo conformaron el jardinero derecho Sims, el intermedista Vincent, el lanzador Ahearn, el inicialista Shirley, el torpedero Kane y el antesalista Hohman del Hazleton.

La serie de tres partidos y celebrada los días 2, 4 y 6 de enero de 1934 fue en beneficio del Asilo Santa Clara. Los precios para presenciar los encuentros fueron 20 centavos entrada general; damas y niños 10 centavos.

Ases-Pindú ganó el primer desafío con anotación de 45-25, el Hazleton el segundo 26-22 y nuevamente los visitantes del Hazleton para conquistar la serie.

También en septiembre de 1933 el equipo puertorriqueño Leones de Ponce visitó la Republica Dominicana para jugar una serie de beisbol con los Tigres del Licey, Leones del Escogido, Aguilas de Santiago y Macorís de San Pedro.

El equipo de basket Pindú desafió a los boricuas a jugar baloncesto en la cancha de la Casa España logrando la victoria los locales con pizarra 53-33. El juego se celebró el 5 de octubre de 1933.

Los Leones de Ponce en realidad vinieron a jugar beisbol, pero a instancia de Filo Paniagua, quien los conocía-porque ellos dominaban la disciplina- accedieron a jugar basket, pero fuera de forma y condiciones. ///

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Trending

Opinión

More in Efemerides Rafael Baldayac