Connect with us

Siempre con la Verdad

¿Seis equipos en el 2022?

Una “ficción” hecha realidad, pues los empresarios tuvieron que entrar a la política para defender sus intereses. Eso me hace pensar lo que sucede en el baloncesto de Distrito Nacional, que quienes sustentan económicamente el evento, han tenido que soportar estoicamente muchos desatinos.

José Monegro/ Fuente Externa.

Por: Ramón Rodríguez

La famosa escritora ruso-estadounidense, Ayn Rand, tan controversial como innovadora, decía que: “Las ideas no delinquen”. Una manera hermosa y a la vez contundente de enfrentar a quienes se oponían a sus propuestas de cambio. En su archiconocida obra: “La Rebelión de Atlas” propuso la atrevida idea de que los empresarios norteamericanos se fueran a la huelga, pues siendo ellos, quienes sustentaban la economía, no era justo que soportaran las improvisaciones de los políticos.

Una “ficción” hecha realidad, pues los empresarios tuvieron que entrar a la política para defender sus intereses. Eso me hace pensar lo que sucede en el baloncesto de Distrito Nacional, que quienes sustentan económicamente el evento, han tenido que soportar estoicamente muchos desatinos.

Salvo honrosas excepciones, los delegados de los clubes, han hecho de todo para destruir ese evento. Son violadores de sus propios acuerdos. Se resisten a presentar los contratos. Apuestan a no pasar a los palyoffs para no invertir. Se agrupan contra otros clubes participantes. No trabajan en las categorías menores. Asumen la franquicia de una manera individual. En definitiva: han hecho todo lo humanamente posible para destruir la justa.

Sin embargo, siempre aparecen buenos aliados, dispuestos a apoyar desinteresadamente el campeonato. Ese es el caso del buen amigo, José Monegro, director del periódico “El Día”, quien, desde antes de ocupar la presidencia de la Abadina, hace algunos años, venía apoyando el torneo, conquistando nuevos empresarios, colaborando con los clubes de Cristo Rey y de otros sectores populares.

Cuando fue presidente de la Abadina, José Monegro vivió en carne propia, las grandes debilidades de los delegados de los clubes. Son una especie del dios Saturno, que se come a sus propios hijos. Qué bueno que Monegro se mantiene apoyando el baloncesto.

Con todo y la inclusión de dos refuerzos, el torneo del Distrito presenta un pobre nivel competitivo. Un nivel técnico por el suelo y equipos que sólo buscan ganarse un par de millones de pesos sin mucho esfuerzo.
La pandemia ha creado las condiciones para que la Abadina haga el torneo del 2022 con seis equipos. Sostengo que el evento soportaría ocho equipos, pero no en estos momentos.

¿Cuáles equipos van a recesar? No sé. Lo cierto es, que José Heredia Castillo, con la colaboración del presidente de la Federación de Baloncesto, Rafael Uribe, tendrá que asumir esa responsabilidad: Seis equipos en 2022.

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Trending

Opinión

More in Siempre con la Verdad