Connect with us

Siempre con la Verdad

¿Qué hacer con el COD?

Algunos insisten en que es una frase nostálgica, impulsada por quienes ineludiblemente vamos encaneciendo, sin embargo, el deterioro moral que presentan estas sociedades posmodernas, que el filósofo argentino, Enrique Dussel, insiste en llamarlas: transmodernas, justifican, fuera de toda añoranza, la expresión del vate español.

Antonio Acosta/ Fuente Externa

Por: Ramón Rodríguez

Bienaventurados los que gustan de la lectura, pues de seguro que han disfrutado a plenitud las coplas que escribió don Jorge Manrique, ‘’ A la muerte de su padre’’, don Rodrigo Manrique. Todo un manantial de sabiduría. Un verdadero desafío al hombre de estos tiempos. Ya han pasado más de 500 años y todavía discutimos una de sus frases: ‘’Cualquier tiempo pasado fue mejor’’.

Algunos insisten en que es una frase nostálgica, impulsada por quienes ineludiblemente vamos encaneciendo, sin embargo, el deterioro moral que presentan estas sociedades posmodernas, que el filósofo argentino, Enrique Dussel, insiste en llamarlas: transmodernas, justifican, fuera de toda añoranza, la expresión del vate español.

Los escándalos públicos que se han presentado en el Comité Olímpico Dominicano y la pérdida de credibilidad constante de esa institución, me hicieron recordar su expresión de que ‘’ Cualquier tiempo pasado fue mejor’’ y pensé seriamente en la calidad de los hombres que otrora hicieron del COD, una institución respetada.

Antes de Antonio Acosta, sus presidentes fueron: Emil Kasse Acta, Juan Ulises García Saleta, Wiche, Roque Napoleón Muñoz, José Joaquín Puello Herrera y Luis Mejía Oviedo. Estos presidentes tuvieron hombres a su lado del calibre de: Virgilio Travieso Soto, don Enrique Ripley, Nelly Manuel Doñé, José Manuel Ramos Brea, Justo Castellanos Díaz, Máximo Bernal y una lista interminable de hombres probos.

Es imposible recuperar el tiempo, pero podemos actuar con la determinación y la honradez de esos dirigentes que nunca sucumbieron a don Dinero, el nuevo Dios terrenal. Pienso que la sociedad dominicana, la familia del deporte y la gestión que encabeza, Francisco Camacho, no merecen estos escándalos en el Comité Olímpico Dominicano. Algo habrá que hacer con el COD, pues tantos ruidos han trascendido el umbral de la prudencia.

Hay que ser justo, si hay alguien que no quiere el menor ruido y busca afanosamente mostrar buenos resultados, lo es el presidente del COD, Antonio, Colin, Acosta. El problema es que él no ejerce un liderazgo absoluto, pues algunos miembros no lo asimilan como líder, pues se oponían a la renuncia de Luisin Mejía. Sin embargo, nada de esto justifica que se burlen del país.

¿Qué hacer con el COD? Pienso que la integración de Luisin Mejía, le haría muy bien a esa organización, pues así complementaría el liderazgo de Colin Acosta. Mientras tanto, urge un cambio de actitud en esa entidad, antes que el reclamo proceda de otras instancias.

Con esos escándalos públicos, el COD hace daños innecesarios al Ministerio de Deportes y eso no puede ser.
Qué falta nos hace el profesor, Nelly Manuel Doñé. Luisin Mejía lo ha sentido en carne propia.

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Trending

Opinión

More in Siempre con la Verdad