Connect with us

Efemerides Rafael Baldayac

Primera crisis beisbol pro R.D.: Renuncias, disputas y retiro equipos

Gerónimo Copello al renuncia a la presidencia de las Aguilas, se convirtió en el primer presidente de un club de nuestro beisbol profesional en abandonar sus funciones durante el desarrollo de un campeonato. En su lugar fue designado el licenciado Jorge Gobaira.

EFEMERIDES ESPECIAL 10 DE JULIO 1951:

Por Rafael Baldayac

Los organizadores de los primeros cuatro campeonatos del beisbol profesional dominicano, tuvieron enfrentar varias crisis  como fueron la renuncia de directivos y funcionarios, conflictos por jugadores y hasta renuncia de equipos durante la llamada etapa de verano de la pelota rentada nuestra que conmemora el 70 aniversario de su resurgimiento.

Como rectores encargados de la organización de esos campeonatos de verano estuvieron la Dirección General de Deporte (DGD) junto con la Comisión Nacional de Béisbol Profesional (CNB). En los siguientes años se creó una comisión ad-hoc para trabajar con la CNB.

Los tormentos  y amarguras comenzaron el 10 de julio de 1951 cuando sorpresivamente el señor Gerónimo Copello que presentó  su renuncia irrevocable como presidente de las Aguilas Cibaeñas.

Más adelante se presentaron conflictos  por la renuncia de miembros de la comisión organizadora, disputa por la firma de jugadores importados, Litis  por la prohibición debido a la interpretación de los reglamentos, así como el retiro en la postrimería de un campeonato de dos equipos.

RENUNCIA DEL PRESIDENTE DE LAS AGUILAS

Gerónimo Copello al renuncia a la presidencia de las Aguilas, se convirtió en el primer presidente de un club de nuestro beisbol profesional en abandonar sus funciones durante el desarrollo del campeonato. En su lugar fue designado el licenciado Jorge Gobaira.

Copello, había sido elegido presidente del club cibaeño, el jueves 5 de abril de 1951, en una reunión que contó con la presencia del subcomisionado de beisbol en Santiago, don Miguel  A. -Nené-Vega, así como de  connotados deportistas y munícipes de esta hidalga ciudad y la región del Cibao.

Esa primera directiva aguilucha estuvo integrada por Gerónimo Copello como Presidente; licenciado  Victor Manuel Espaillat y doctor José de Jesus Alvarez,  primer y segundo Vicepresidente, respectivamente; doctor Rafael Gonzalez, secretario de acta y Pedro Patxot, tesorero.

Como vocales fungieron los doctores Felix Estrella, Salomón Jorge y los licenciados Manuel A. Saleta y Luis R. Mercado, así como los señores Jaime Rodriguez, Nicolás Vargas, Ernesto-Burrulote- Rodriguez, Luis Tomas Saillant y José Augusto Vega Espaillat.

También en calidad de vocal en la directiva participaron Rafael Perdomo Michel, Federico De Marchena, Domingo O. Bermúdez, Jaime J. Sued, Restituto Gonzalez, Eduardo Leon Asencio, Míster Brown, Fernando Leon Asencio, Carlos Cantizano, Otanes Cruz, Caonabo Almonte, Jacinto Dumit, Ernesto Bordas y Carlos Almonte.

Los presidentes de los otros tres clubes eran el Ingeniero José Fernández (Tigres del Licey), Francisco Martínez Alba (Leones del Escogido) y el  licenciado Federico Nina hijo (Estrellas Orientales).

DISPUTA DE BROWN ENTRE EQUIPOS CAPITALINOS

El mismo dia de la renuncia de Copello,  10 de julio de 1951, la Comisión Nacional de Beisbol, que organizó el campeonato de ese año, decide poner fin a un conflicto que enfrentó a los equipos Leones del Escogido y Tigres del Licey asignando a los rojos los derecho sobre el jugador norteamericano Williard Brown.

Sucedió que ambos conjuntos capitalinos tenían en su poder contratos firmados por el jugador refuerzo, que finalmente paso a engrosar las filas de los melenudos, que lo contrataron por el resto de la campaña por $4,250 pesos.

Esta fue la primera Litis en el beisbol profesional dominicano  por disputa de los servicios de un pelotero importado.

Williard Brown, que venía de ser uno los principales toleteros de la Liga Negras Norteamericana, en esa época era el jugador más cotizado en el área del Caribe. Era dueño del record  de más jonrones conectados en una temporada de la liga invernal de Puerto Rico con 28 vuelacercas.

Esta fue la primera resolución de los organizadores del torneo, con la ausencia del señor Rodolfo Bonneti Burgos, quien el 3 de julio de 1951 puso su renuncia irrevocable de la Comisión Nacional de Beisbol que organizó la justa correspondiente al primer torneo veraniego de 1951.

CONFRONTACIONES EN EL CAMPEONATO DE 1951

Las principales autoridades deportivas del país propiciaron el campeonato encabezada por el licenciado F. Humberto Gomez Oliver, Director General de Deportes.

 El doctor Rodolfo Bonetti Burgos, presidia  la Comisión Nacional de Beisbol, actuando como secretario José N. Chabebe y como miembros José A. Sabino, Indalecio Rodríguez y el doctor Pedro Julio Santana, este último asumió la presidente a partir de la temporada de 1952.

Mientras que para el campeonato de 1953 se creó una comisión Ad-Hoc de Beisbol Profesional, presidida por el licenciado Benigno del Castillo Santamaría y secundada por Sebastian Valverde, fungiendo de secretario-tesorero.

Como miembros de esa comisión figuraban Rafael A. Miranda, Manuel Vicente Feliú, Gilberto Morillo Soto y Rafael Gonzalez Massenett. Juan Tomas Mejía Feliú, había sido miembro de la misma, pero en el curso de la temporada renunció y fue sustituido por Miranda.

PROHIBEN LANZAR AGAPITO MAYOR CON LAS AGUILAS

La comisión  ad-hoc de beisbol profesional del torneo veraniego de 1953 prohibió lanzar con las Aguilas Cibaeñas al estelar lanzador cubano Agapito Mayor, alegando que los reglamentos del campeonato establecían que después de finalizadas las dos vueltas de la serie regular, ningún jugador podía ser inscrito en el roster de los equipos.

El conjunto aguilucho se vio diezmado al inicio de la serie final por las lesiones de varios  lanzadores abridores, incluyendo a su estelar Terry McDuffie, que no pudo ver acción en toda la serie final donde los cibaeños cayeron en cinco juegos antes los azules del Licey.

Las Aguilas, habían tenido en sus filas a Agapito Mayor, “pero había sido dado de baja por razones estratégicas, pero manteniéndolo el equipo en el país”, según reseña del libro “Los Grandes Finales”  de Tony Piña Campora.

“Al quererlo activar para la serie final la comisión lo impidió sacando a relucir las bases del torneo. Lo mismo sucedió cuando quisieron inscribir a los también lanzadores Bob Zachritz y Ben Jott, los cuales  se encontraban en los Estados Unidos, esperando el llamado de las Aguilas”, señala la obra.’

El manager maney, Rodolfo Fernández, que repetía al frente de las Aguilas, tuvo  que iniciar la serie prácticamente con tres pitcher de categoría, “el trabajador  Emilio Cueche, el zurdo Tomas Gomez Checo y el norteamericano Frank Biscan, este último de una actuación muy breve durante la contienda regular, ya que había llegado a reforzar a las Aguilas en los finales del campeonato.

SE RETIRAN AGUILAS Y ESCOGIDO AL FINAL DEL TORNEO

En 1954 la comisión organizadora de este último torneo veraniego estuvo encabezada por el licenciado Manuel Vicente Feliú, teniendo como miembros al doctor Gilberto Morillo Soto y el regreso del doctor Rodolfo Bonneti Burgos.

La primera vuelta del campeonato transcurrió con relativa calma y fue ganada por el Licey con un excelente record de 19-5 a cinco juegos y medio de ventaja sobre los Leones del Escogido que quedaron en segundo lugar.

Sin embargo en la segunda vuelta de ese torneo las Estrellas Orientales dominaron las acciones para terminar con marca general de 31-19, dejando atrás a los rojos con negativo record  de 19-28 y en último lugar a las Aguilas con pésima foja de 11 ganado y 37 perdidos.

“Esto fue tan profundo, que debido a la eliminación del Escogido y las Aguilas, y la desorganización  que reinaba en esos tiempos, estos dos equipos optaron por retirarse del torneo y dejar el camino libre a los verdes y los azules”, narra Piña Campora.

Las Estrellas, dirigida por la vieja gloria del beisbol cubano, Ramón Bragaña,  finalmente se alzaron con la corona al vencer al Licey en cinco partidos.

De esta manera termina  el béisbol que se jugó entre 1951 y 1954, denominado periodo de la pelota romántica, pues no existía mucha organización ya que es a partir de 1955 cuando se la liga dominicana se afilia a las organizaciones norteamericanas y comienza, naturalmente la época de mayor auge y desarrollo del deporte nacional.

Del 1938 hasta 1950, no hubo ningún campeonato profesional en el país. En 1951 se reanuda el primer pasatiempo de los dominicanos efectuado con el torneo que llevó el nombre de “Era de Trujillo”. Todos los juegos celebrados fueron diurnos, sábado y domingo de cada semana, incluyendo los domingos en la mañana

Es para 1955 cuando la Liga Dominicana de Béisbol Profesional se responsabiliza del montaje del evento, con la llegada de la pelota invernal y la etapa de las luces que marca la segunda etapa de este trayecto histórico, tras la inauguración de un moderno parque iluminado: el Estadio Quisqueya.

PRIMERA CRISIS BÉISBOL EN ÉPOCA DE LAS LUCES

La primera crisis que afectó al béisbol de la Época de las Luces se produjo a partir del 28 octubre de 1955 cuando la Liga de Béisbol con una resolución suspendía al receptor Luis Saint Claire (Güigüi Lucas).

Según Bienvenido Rojas, la decisión de la Liga de Béisbol firmada por su presidente el licenciado Hipólito Herrera Billini, prohibió la participación de Lucas en el torneo 1955-56.

Las Águilas Cibaeñas sometieron a la Liga de Béisbol, el 15 de octubre de 1955, una carta firmada por su presidente el ingeniero Juan B. Sánchez Correa, donde solicitaban la inelegibilidad de Güigüi Lucas, alegando que había roto contrato con las Águilas para jugar con los Leones del Escogido.

La histórica primera resolución de suspensión de un jugador tiene la siguiente introducción:

“Como medida moralizadora en bien de nuestro Base Ball Profesional, que se estabiliza cada día más en nuestra Era Gloriosa y frente a las responsables decisiones tomadas por la Liga de Base Ball Profesional en los casos de Harry Butts y Willard Brown, durante las temporadas de 1953 y 1954.

Y agrega: “por la presente solicitamos la suspensión temporal por el tiempo que nuestra Liga lo estime conveniente del jugador Luis Saint Claire (Güigüi) Lucas, en razón de que este jugador, después de haber llegado a un acuerdo definitivo con las Águilas Cibaeñas Inc., para participar en el campeonato no se ha reportado”.

GÜIGÜI LUCAS VIOLO ACUERDO CON AGUILAS CIBAEÑAS

La Resolución de la Liga de Béisbol dio a conocer la forma irresponsable en que Lucas le respondió a la dirección del equipo cibaeño.

Lucas en un radiograma del 6 de octubre de 1955, vía All American Cables and Radio dice: “Agradezco oferta. Sírvase aceptar excusas por no aceptarla. Recoja pasajes. Les doy las gracias por sus atenciones”.

La solicitud de las Águilas a la Liga consigna: “Esta forma de proceder, señor Presidente, del señor Luis Saint Claire (Güigüi Lucas) no se compagina con el grado de seriedad y moralidad que se le está imprimiendo en la actualidad al Base Ball Profesional”

 Añade en su carta:  “y a todos los deportes en la República Dominicana, que tiene su máximo protector y alentador, al Padre de la Patria Nueva, Generalísimo Doctor Rafael Leónidas Trujillo Molina”.

“Es por las razones expuestas que solicitamos la suspensión del jugador Luis Saint Claire (Güigüi Lucas) para que casos como este no se repitan en el país”, termina diciendo el ingeniero Sánchez Correa, presidente del equipo aguilucho.

LUIS -GÜIGÜI- SAINT-CLAIRE CÁBEL

Es una de los mejores receptores de todos los tiempos exaltado en Béisbol en el Ceremonial del año 1974. Intervino en el béisbol cubano, venezolano, panameño, mexicano y puertorriqueño, además de sus grandes actuación es en el terruño patrio.

En los torneos dominicanos solo actuó en la temporada 1956-1957 con los Leones del ‘Escogido’, bateando para promedio de .294, en la postrimería de su brillante carrera como beisbolista.

Su defensa era tan extraordinaria, que en el béisbol mejicano, con los Pericos de Puebla en 1947, era el receptor preferido del elenco de lanzadores del equipo, compuesto por el norteamericano Sal (El barbero) Maglie y los cubanos Agapito Mayor, Adrián Zabala y Sandalio (Potrerillo) Consuegra.

Luís Saint Clair (en reseñas dominicanas aparece como “Saint Claire” y “Saint-Claire”), mejor conocido como “Güigüí Lucas”, participó como receptor en 25 juegos de cinco Series del Caribe de la primera etapa.

Jugó con cuatro equipos de dos ligas, tres de Puerto Rico y uno de Venezuela (1950 con Caguas, 1951 con Santurce, 1952 con San Juan, 1954 con Caguas y 1955 con Magallanes), cuando en la República Dominicana todavía no existía la Lidom y la pelota otoño-invernal.

Güigüí y Juan Esteban Vargas (Tetelo)  fueron los dos primeros dominicanos en ver acción en Series del Caribe (ambos con el equipo de Caguas, representante de Puerto Rico en 1950), como parte de un grupo de ocho dominicanos que jugaron en la primera etapa. Esta fue la única serie de Tetelo.

Los otros seis son: Diómedes -Guayubín- Olivo (1952 con San Juan); José St. Claire (Pepe Lucas, 1953 con Santurce); Manuel -Liquito- Traboux (1953 con Santurce); Federico -Chichí- Olivo (1954 y 1956 con Caguas); George -Garabato- Sackie (1955 con Santurce) y Alfredo -Chico- Contón (1956 con Caguas).

Conseguir estadísticas viejas de Series del Caribe es casi imposible, pero aquí les dejo datos interesantes sobre las actuaciones del catcher dominicano en este clásico de invierno:

1950, II Serie del Caribe  efectuada en Puerto Rico.

Güigüí intervino en los 7 juegos (Panamá y Puerto Rico necesitaron un enfrentamiento extra para definir el campeón, ganado por los panameños, con el equipo Carta Vieja), como receptor titular de su equipo, bateando de sexto y octavo.  Sólo no inició uno de ellos (en la quinta fecha).

Fue el único receptor  en ser elegido en dos ocasiones el mejor en su posición en dicha etapa, 1950 y 1951. (El Guante de Oro de los tiempos actuales).///

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Trending

Opinión

More in Efemerides Rafael Baldayac