Connect with us

Efemerides Rafael Baldayac

Primer cobro de taquilla y ‘Juegos de Estrellas’ en el beisbol

Todo el panorama del beisbol organizado todavía se centraba en la ciudad de Nueva York y su vecino Brooklyn. En una reunión entre clubes del área los oficiales de Brooklyn desafiaron a los neoyorquinos a una serie al mejor de tres encuentros que fue aceptado. 

EFEMÉRIDES ESPECIAL 20 DE JULIO 1858:

Por Rafael Baldayac

Los intercambios de béisbol durante las décadas de 1840 y 1850 ocurrieron después de que un club desafiara formalmente a otro. No existía un calendario ni horario fijo para la celebración de los desafíos.

Todo el panorama del beisbol organizado todavía se centraba en la ciudad de Nueva York y su vecino Brooklyn. En una reunión entre clubes del área los oficiales de Brooklyn desafiaron a los neoyorquinos a una serie al mejor de tres encuentros que fue aceptado.

La tarde del martes 20 de julio de 1858, teniendo como escenario el Fashion Race Course en el barrio Corona de Queens (ahora parte de la ciudad de Nueva York ), se jugaron los primeros juegos de béisbol donde se cobraba la entrada a los asistentes.

Esta serie se registra en la historia del beisbol como los primeros Juegos de Estrellas. Los All Stars of Brooklyn se enfrentaron al All Stars of New York.

Brooklyn fue una selección de jugadores de los clubes Atlantic, Excelsior, Putnam y Eckford, mientras que New York (Manhattan), reunía a peloteros de los clubes Knickerbocker, Gotham, Eagle e Empire. Estos se creen comúnmente en los primeros juegos de béisbol de estrellas.

Los dueños de los clubes de béisbol reconocieron la singularidad de su empresa y, al sentir una gran participación, decidieron cobrar una admisión a los eventos, una novedad en el deporte del bate y la pelota.

Surgió entonces la interrogante ¿dónde podrían jugarse estos partidos cobrando la entrada a los asistentes? No en un lote de esquina, necesitaban un terreno cerrado, dijeron.

Ponderaron, sin embargo que un campo cerrado donde se pudiera jugar no existía en ese momento en ninguna parte. La elección obvia fue una pista de carreras de caballos.

Es así como se eligió el hipódromo “Fashion Race Course” en Corona, Queens, similar al de  Long Island,  disponía de  10,000 asientos con un potencial para acomodar 50,000 personas.

Los asistentes al juego pagaron 50 centavos por entrar a presenciar  las incidencias del desafío donde Brooklyn bateó primero pero perdió 22-18 de New York en lo que fue el primer juego de beisbol pagando de la historia.

Algunos historiadores, sin embargo, señalan que hay evidencia de un juego anterior con entrada paga que tuvo lugar en Massachusetts en 1858 entre el club Winthrop de Holliston y el Olympic of Boston.

FOTO: Hipódromo “Fashion Race Course” en el barrio Corona de Queens, cerca de Flushing, New York. 

Sostienen que  «aproximadamente un acre de terreno estaba rodeado por una cuerda fuerte, y se apostaron policías a intervalos regulares para hacer retroceder a la multitud, mientras que unos pocos fueron admitidos dentro del recinto mediante boletos, y ocuparon una posición en el lado occidental «.

De acuerdo al Boston Travelers  del 1 de junio de 1858, este juego probablemente se jugó de acuerdo con las reglas de Nueva Inglaterra, muy diferente a la reglas de Alexander Cartwright.

Cartwright, nacido en la ciudad de Nueva York el 17 de abril de 1820, está considerado el inventor del béisbol, tal y como lo conocemos en la actualidad.

En 1842, Cartwright, librero de profesión y bombero voluntario en Manhattan, fundó el equipo New York Knickerbockers. Este equipo, integrado en su mayor parte por bomberos voluntarios de la Knickerbocker Fire Engine Company, practicaba un deporte llamado “town game” que se jugaba con bate y pelota.

En 1845, Cartwright y un comité de su club elaboró un conjunto de veinte reglas (Knickerbocker Rules)  para convertir este juego en un deporte más elaborado.

Los New York Knickerbockers jugaban en un campo situado entre las calles 27 y 47, en Manhattan. Una parte de esos terrenos están ocupados en la actualidad por el Madison Square Park.

El césped del cuadro (del óvalo de carreras) se despellejó hasta la tierra, creando un diamante improvisado.

Esto resultó horrible para los próximos encuentros, ya que el terreno estaba lleno de baches y desniveles, particularmente preocupante durante una época en la que un bateador se consideraba out si la pelota era atrapada en un rebote.

Sin embargo, el primer desafío estaba programado para el martes 13 de julio por la tarde, pero la lluvia, daño el terreno de juego y se  pospuso el inicio de la jornada para la  siguiente semana.

De manera que el martes 20 de julio de 1858, las dos novenas finalmente se enfrentaron por primera serie que comenzó a las 2:30 de la tarde.

La cobertura de los periódicos previos a la serie de verano fue intensa. El New York Clipper informó diligentemente que el grupo de Nueva York estaría formado por los mejores jugadores de los clubes Knickerbocker, Gotham, Eagle, Empire, Harlem y Union.

 Sus contrapartes en Brooklyn serían los mejores de Atlantics, Excelsior’s, Putnam’s y Eckfords. El partido se disputaría el 20 de julio 1858 en el famoso Fashion Race Course cerca de Flushing, en Queens, Nueva York.

La fiebre del béisbol nunca había sido tan desenfrenada como durante la primavera y el verano previos a la serie.

Debido a las multitudes esperadas, el New York Tribune publicó que los barcos de vapor estarían listos para dejar el Fulton Market deslizándose varias veces en la mañana y en la tarde de los días de los grandes juegos donde los carruajes tirados por caballos llevarían a las multitudes de hombres, mujeres y niños para presenciar los partidos.

El «Great Base Ball Match» estuvo a la altura de su facturación en cada ocasión. Hubo tres juegos separados repartidos durante seis semanas.

Decenas de miles de hombres y mujeres asistieron a la serie. Cada juego fue un éxito espectacular y representó el pináculo del interés del béisbol hasta ese momento y durante muchos años por venir.

El primer juego el 20 de julio de 1858 fue un dandy, Nueva York «superó» a Brooklyn 22 a 18. El partido de vuelta se jugó tres semanas después, el 17 de agosto, nuevamente en el Fashion Race Course.

Este también fue un éxito rotundo. Es una tarjeta de puntuación del segundo juego, el «juego intermedio» fundamental de la serie que ahora ofrecemos al público. Es sin duda el primer cuadro de mando del juego All Star que existe y, por supuesto, supera con creces a cualquier otro por su importancia histórica.

Los mejores clubes de la ciudad desfilaron hasta Long Island en carruajes decorados adornados con la bandera de su equipo y otros adornos. Se estima que unas 7,800 personas pagaron el precio de entrada de 10 centavos, muchos mirando el juego desde sus carruajes.

Es decir que por solo diez centavos los espectadores podían ver a los equipos All-New York y All-Brooklyn jugar  en el Fashion Race Course de Long Island.

Los Departamentos de Bomberos de Brooklyn y Nueva York dividieron las ganancias de la recaudación  por concepto de taquilla por un monto de $71.09. El All-New York venció al All-Brooklyn en este primer juego y, en última instancia, en la mejor serie de dos de tres, dos juegos a uno.

Se estima como muy buenas las recaudaciones ya que después de pagar el alquiler de las instalaciones, parte del dinero por concepto de taquilla fue destinado al “Fondo para Viudas y Huérfanos” del Departamento de Bomberos de Nueva York y Brooklyn quienes recibieron la suma de $35.55 cada uno.

LINE UP DE LOS ALL STAR OF BROOKLYN: 

  1. Matty O’Brien, Atlantics, lanzador
  2. Joe Leggett, Excelsiors, receptor
  3. John Price, Atlantics, primera base
  4. John Holder, Excelsiors, segunda base
  5. MP Masten, Putnams, tercera base
  6. Frank Pigeon, Eckfords, campocorto
  7. Peter O’Brien, Atlantics, jardín izquierdo
  8. John Grum, Eckfords, jardín central
  9. AE Burr, Putnams, jardín derecho

*

ALL STAR OF NUEVA YORK: 

 

  1. Tom Van Cott, Gothams, lanzador
  2. Charles De Bost, Knickerbockers, receptor
  3. Louis Wadsworth, Gothams, primera base
  4. SR Pinckney, Unions of Morrisania, segunda base
  5. AJ Bixby, Eagles, tercera base
  6. ME Gelston, Eagles, campocorto
  7. Monson Hoyt, Empire, jardín izquierdo
  8. Edward Benson, Empire, jardín central
  9. Harry Wright, Knickerbockers, jardín derecho

BROOKLYN GANO  EL SEGUNDO JUEGO DE LA SERIE

Los All Stars of Brooklyn derrotó 29-8 a New York, empatando la serie a un partido por bando y empujando la misma un tercer y decisivo desafío.

 

Aproximadamente una 5,000 personas asistieron al segundo choque celebrado el 17 de agosto de 1858. Brooklyn  integró para ese segundo desafío a las nuevas estrellas  Richard Oliver (Excelsiors), Dickey Pearce (Atlantics), Henry Manolt (Eckfords)

Mientras que Nueva York sumó a su novena a los jugadores  T. Marsh (Harlem), S. Turner, (Gothams), James Whyte Davis (Knickerbockers)

NEW YORK GANO EL TERCERO Y LA SERIE

El tercer encuentro de estrellas entre New York y Brooklyn fue celebrado el 10 de septiembre. Brooklyn colocó en el terreno a una nueva estrellas: Folkers Rapelee Borsum, (Atlantics)

En tanto que Nueva York integró a RH Torne, (Imperio), M. Booker, (Gothams),  Simon Burns, (Mutuales) y  K. McCosker, (Gothams)

Los neoyorquinos reclamaron el derecho de fanfarronear con una victoria por 29-18 sobre Brooklyn para alzarse con la serie al mejor de tres partidos.

La serie fue reconocida, casi una década después por el historiador Charles A. Peverelly, como los primeros partidos de estrellas en la historia del beisbol.

No es significativo para los estándares actuales, pero fue monumental hace 163 años. Según la Historia Concisa de las Grandes Ligas de Béisbol de Koppett, esta fue la primera gran multitud en ver un juego de béisbol, «no menos de 1,500» espectadores que pagaron para ver beisbol en terreno  de un hipódromo construido para carreras de caballos.

Los mejores jugadores de la ciudad de Nueva York se enfrentaron a lo mejor que Brooklyn tenía para ofrecer. En ese entonces eran dos ciudades separadas. Nueva York ganó 22-18  ese histórico primer juego de estrellas.

 La razón principal por la que se cobró la admisión fue para sufragar el costo de convertir un campo en un diamante de béisbol; no había demasiados en ese entonces.

FOTO: Primer trofeo disputado en los Juegos de Estrellas de 1858 en New York vs Brooklyn. Esta reliquia fue vendida recientemente por casi $ 500,000 dólares a un coleccionista de antigüedades.

Con esta actividad pecuniaria los promotores vieron signos de dólar en el beisbol. Los recibos de la puerta sumaron más de $ 70.00 dólares, una gran cantidad de cambio antes de la Guerra Civil.

El criterio de los jerarcas de entonces reafirmó que el evento demostró que si juntas equipos con buenos peloteros, los fanáticos pagarían dinero para ver  los juegos y los clubes tendrían más recursos para comprar  y pagar a los mejores jugadores.  ///

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Trending

Opinión

More in Efemerides Rafael Baldayac