Connect with us

Efemerides Rafael Baldayac

Mordisco a árbitro deshonroso incidente en historia de la LIDOM

Héctor Roa, tras agredir al árbitro con la mordida originó la protesta de enardecidos fanáticos que lanzando múltiples objetos al terreno de juego por más de media hora, situación incontrolable que ocasionó la expulsión del jugador y la derrota por forfeit de las Estrellas Orientales ante los Leones del Escogido.

EFEMERIDES ESPECIAL 22 DE NOVIEMBRE 1995:

Por Rafael Baldayac

 

 

Uno de los hechos más bochornosos en la historia del beisbol dominicano se produjo hace cerca de tres décadas con el jugador Héctor Roa, antesalista de las Estrellas Orientales.

Con una actitud violenta Roa protestó una jugada, de manera tan airada, que agredió físicamente al árbitro Miguel Zayas pegándole un mordisco en la oreja izquierda, y  originando un desorden mayúsculo que termino con un forfeit a favor de los Leones del Escogido en San Pedro de Macorís.

Es cuatro días despues del vergonzoso incidente, el miércoles 22 de noviembre de 1995,  que el presidente de la liga, el doctor Leonardo Matos Berrido anuncia la suspensión por el resto de la temporada de Héctor Roa tras conocer el informe de la agresión por parte de los árbitros.

Este triste acontecimiento dentro de un terreno de juego queda registrado, quizás como el más despreciable incidente la historia de la Lidom.

La Estrellas Orientales tenían marca de 11-9, y tras la ausencia  de Roa hubo un descalabro del equipo al perder 20 de los últimos 28 partidos restantes en el calendario regular.

Sin embargo lograron clasificar precariamente para la postemporada, en quinto lugar, con marca de 19-29, quedando eliminados los sotaneros Toros del Este (17-31).

Ese año la serie final la protagonizan Aguilas y Estrellas con los cibaeños alzándose con la corona en cinco partidos bajo la riendas de Terry Francona.

Curiosamente, el mismo dia la Lidom dio a conocer la sentencia de suspensión del norteamericano Joe Hall, jugador refuerzo de las Aguilas, por agredir al árbitro Jeffries Patterson, que se vio involucrado en este incidente en un juego en el Estadio Cibao, al que además acosó en el parqueo del estadio luego de finalizado el encuentro.


Todos los fanáticos del beisbol están acostumbrados a ver pelotazos, embestidas de un corredor contra un defensor y darse puñetazos duros e insultos provocados por la tensión que genera el simple hecho de competir.

Pero morder es un gesto que desconcierta a todos, ya que se trata de un acto de sangrienta agresión física, violento e inexplicable fuera de un deporte de combate.

Los incidentes más conocidos dentro del beisbol con mordiscos de orejas, emulando a Mike Tyson, no están ajenos a los peloteros dominicanos. Veamos los casos en los que se han visto involucrados jugadores de los nuestros.

Una mordida de oreja a un árbitro por el antesalista oriental Héctor Roa, unido a la protesta de enardecidos fanáticos lanzando múltiples objetos al terreno de juego por más de media hora, ha sido uno de los episodios más bochornoso en la historia del beisbol profesional dominicano.

Este vergonzoso incidente, de hace casi tres décadas, lo provocó  Roa con la violenta agresión donde le arrancó un pedazo de oreja a Zaya, ocasionó la derrota por forfeit de las Estrellas Orientales ante los Leones del Escogido.

El incidente se produjo el 18 de noviembre de 1995 en el estadio Tetelo Vargas de San Pedro de Macorís, cuando los rojos ganaban ampliamente 8×0 al inicio del tercer episodio.

La decisión fue tomada luego que el árbitro Belman Mejía expulsara del juego a Héctor Roa por protestar agriamente la decisión del juez Miguel Zayas que en una jugada decretó safe en la tercera base al corredor escarlata Ángelo Encarnación, quien se movió allí por sencillo de Jesús Tavarez.

Roa enfurecido protesto de manera tan airada que agredió físicamente al árbitro Zayas pegándole una mordida en la oreja izquierda, mientras los fanáticos orientales lanzaban botellas y otros objetos al terreno de juego que provocó la paralización del partido por más de 35 minutos.

Tras una larga espera tratando de calmar a los revoltosos, se reunieron los ejecutivos de ambos equipos, Manuel–Tete-Antún, de las Estrellas y Daniel Aquino, de los Leones, el árbitro principal decidió cantar forfeit a favor de los rojos.

Roa, de otro lado, fue un jugador de liga menor, infielder de la organización Bravos de Atlanta, jugó en todos los circuitos minoritarios  entre 1990 y 2003, pero nunca en liga grande.

También jugó en las ligas de verano de México y Taiwán.

En otra ocasión el ex jugador petromacorisano volvió a mostrar su endiablado temperamento cuando trató de agredir al periodista DiMaggio Abreu, de Última Hora, por lo que fue sometido a la justicia.

Otro de los incidentes que protagonizó Roa se produjeron intentar una agresión física contra  Rafael Baldayac, en el Estadio Cibao, tras el periodista reseñar las acusaciones desde Taiwán por participar en  “juegos arreglados” en este beisbol asiático.

CONDENADO TRAS MATAR A SU MUJER

Su comportamiento violento no se detuvo y el 30 de noviembre de 2014, la Policía Nacional informó apresamiento del expelotero Héctor Teodoro Roa bajo acusaciones de homicidio contra su expareja Yeiri Mejía, de 24 años.

Fue acusado por la muerte esta mujer cuyo cadáver fue encontrado en un cañaveral del Batey Monte Largo, de la carretera Mella, con un disparo en la cabeza. Mejía, quien residía el sector Villa Magdalena, fue raptada en las afueras del Car Wash “Adonis”,

Según la Policía, Roa, de 45 años, confesó el crimen y admitió también que junto a otro hombre raptó a Mejía cuando esta salía de un centro de diversión.

La Policía aseguró que el ex beisbolista presentaba una herida de bala en su mano izquierda, que alegadamente sufrió durante un forcejeo con Yeiri Mejía y que habría pagado algo más de 100 dólares a un tal ‘Pochito’ para que supuestamente le ayudara a secuestrar a su expareja.

El 29 de junio de 2016 el ex pelotero profesional le fue ratificada la condena por el tribunal Colegiado del Departamento Judicial a la pena máxima de 30 años, luego de secuestrar y matar a tiros a su ex concubina, y dejar su cuerpo en un cañaveral hacía dos años atrás.

La audiencia, donde los magistrados conocieron el juicio fondo y las conclusiones finales de las partes acusatoria y defensora, se extendió por ocho horas en una sala abarrotada de personas, que esperaron todo el día el desenlace.

El Ministerio Público, representado por la fiscal Carmen Mohamed, pidió la pena máxima al imputado, lo que fue acogido por el tribunal. Familiares de la víctima mostraron satisfacción por decisión de los jueces ante un crimen que ha sido condenado por toda la sociedad de San Pedro de Macorís.

MIGUEL OLIVO HACE 7 AÑOS:


Casi dos décadas después, el martes 19 de mayo de 2014, otro dominicano se ve envueltos en un incidente donde muerde la oreja de un compañero de equipo en medio de un partido de beisbol.

Se trata del caso del receptor dominicano Miguel Olivo, jugador de los Isótopos de Albuquerque, equipo sucursal Triple A de los Dodgers de Los Angeles en beisbol de Estados Unidos tuvo un altercado con su compañero de equipo, el cubano Alex Guerrero, al que le arrancó parte de la oreja izquierda con una mordida.

El pleito entre ambos jugadores inició durante el juego de ese martes en contra de los abejorros de Salt Lake Bees, durante un cambio de lanzador.

Según se muestra en un video, ambos jugadores están en la loma de pitcheo y comienzan a discutir. Guerrero, que juega de segunda base, le dice algo a Olivo, quien intenta golpearlo ahí mismo, sin embargo es detenido por sus compañeros de equipo.

Ya en el dogout –como se ve e unas fotografías– vuelven a enfrentarse y es ahí cuando Olivo muerde al cubano Guerrero en la oreja.

Reportes del mismo equipo indicaron que Guerrero perdió un pedazo de la oreja y requirió de cirugía. No se especificó más al respecto.

Este pleito entre el receptor dominicano Olivo, y el paracorto cubano fue confirmado por el gerente general de los Dodgers de Los Ángeles, Ned Colletti, días después desde Nueva

York. El incidente entre ambos compañeros de equipo se produjo en la octava entrada del partido en que Salt Lake, sucursal de los Angelinos de Anaheim, derrotó 7-4 a Alburquerque (Dodgers).

El pleito se inició cuando, en un cambio de lanzadores, Olivo arremete contra Guerrero, situación que llevó a los demás integrantes del equipo a intervenir. Más tarde el altercado entre ambos continuó en el dugout entre el receptor dominicano y el paracorto cubano.

Se recuerda que el veterano receptor dominicano tiene antecedentes de mal temperamento en el terreno, ya que en una ocasión arremetió contra su compatriota José Reyes, fallando cuando intentó propinarle un puñetazo durante una pelea colectiva entre los Mets y Marlins de Miami en la recta final de la temporada de 2007.

MORDISCOS FUERA DEL BEISBOL:

Lejos del beisbol sabe usted cuales han sido los mordiscos más famosos dentro del mundo del deporte desde Mike Tyson hasta Luís Suarez.

Y es que el mordisco de Luis Suarez a Giorgio Chiellini en el Mundial de Fútbol Brasil 2014 rescató el recuerdo de otras famosas dentelladas en el deporte:

Comenzamos con uno de los mayores escándalos de la historia del boxeo, Tyson mordió en la oreja a Evander Holyfield e inmediatamente escupió encima del ring el trozo que le arrancó.

Holyfield perdió parte de la oreja, ganó el combate por descalificación de su rival y Tyson se quedó sin licencia. Era junio de 1997 y ambos estadounidenses luchaban por el título mundial de los pesos pesados.

Esta dentellada sigue siendo la más famosa de la historia del deporte ocurrida durante el tercer round del combate en Las Vegas, donde Tyson arrancó con los dientes un pedazo de oreja a su rival Holyfield. Lo que supuso el fin del combate y la carrera de Tyson.

El delantero del Liverpool es hasta la fecha el deportista que más veces ha utilizado los dientes para atacar a otros jugadores. El mordisco sobre el hombro del defensa italiano Chiellini, fue el tercero de Suárez a lo largo de su carrera.

Aunque el delantero uruguayo sea el más asiduo en este tipo de agresiones. El mundo del fútbol recoge más mordiscos célebres.

El ex portero del Bayern de Munich, Oliver Kahn, dedicó un mordisco en abril de 1999 al jugador del Borussia de Dormunt, Heiko Herrlich.

Tras el encuentro, el portero alemán se excusó diciendo que «el entrenador nos dijo que teníamos que morder y no soltar a nuestra presa».

En el año 2006 durante un partido de la Premier League, un conocido de nuestra liga, Javier Mascherano-que por entonces militaba en el West Ham londinense- sufrió una agresión de este tipo por parte del delantero del Tottenham, Jermaine Defoe.

El goleador inglés respondió a una dura entrada del argentino con un fugaz mordisco en el hombro.

Un caso más reciente es el del delantero del Corinthians-Emerson, que durante la final de la Copa Libertadores del año 2012 -en la que marcó dos goles- hincó sus dientes en la mano del defensa de Boca Juniors, Matías Caruzzo.

Pero esta obsesión por «catar» a los rivales no se limita al mundo del fútbol.

Hay que hacer mención a uno de los mordiscos más célebres de un deporte tan violento como es el hockey sobre hielo de la NHL norteamericana.

En los encuentros de esta liga los aficionados han sido testigos de auténticos linchamientos entre los patinadores, que hacen que el hockey de paso a la lucha libre en determinados tramos de un partido.

Una de las mordeduras más célebres registradas en este deporte es la del jugador de los Canucks de Vancouver, Alex Burrows, que durante la final de la Stanley Cup en el 2011, aprovechó una intervención pacificadora del árbitro para morder un dedo del jugador contrario, Patrice Bergeron, de los Bruins de Boston.

La historia del deporte reúne por desgracia una amplia lista de agresiones violentas.

Esperemos que los jugadores más viscerales resuelvan sus problemas abriendo la boca para hablar, y no para morder. ///

 

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Trending

Opinión

More in Efemerides Rafael Baldayac