Connect with us

Efemerides Rafael Baldayac

Maestro Reuben Fine, rey del ajedrez con ojos vendados

Claramente, él era el material con el que están hechos los campeones del mundo. Había derrotado a todos sus oponentes a la vista. Fine ganó cinco medallas (4 de oro) en tres Olimpiadas de Ajedrez. Conquistó el Abierto de Estados Unidos las 7 veces que participó

EFEMÉRIDES ESPECIAL 04 DE SEPTIEMBRE 1945:

Por Rafael Baldayac

Reuben Fine, uno de los más grandes genios del ajedrez mundial,  autor de numerosos libros sobre el juego ciencia  y la psicología, durante una jornada celebrada el martes 4 de septiembre de 1945, ganó cuatro partidas rápidas simultáneas (10 segundos por movimiento) con los ojos vendados en la ciudad de Nueva York.

Fine,  que era  un jugador imbatible compitiendo con los ojos vendados, pese a que nunca trató de establecer un récord mundial en el número total de partidas jugadas a la vez, siendo el primero en introducir innovaciones en esta modalidad del juego ciencia.

Comenzó a mostrar su excelencia en esta especialidad en 1944 cuando en el Washington Chess Divan, jugó 10 partidas consecutivas con los ojos vendados contra jugadores videntes a 10 segundos por movimiento.

Tuvo que enfrentarse en esa ocasión a los mejores jugadores de Washington, incluido Hans Berliner, quien más tarde se convirtió en el campeón mundial de ajedrez por correspondencia.  Sus oponentes también tuvieron 10 segundos para responder a sus movimientos anunciados.

Más tarde, ese mismo año de 1945, jugó 6 juegos simultáneos contra jugadores videntes a un ritmo de 20 movimientos por hora, por lo que la exhibición fue equivalente a seis juegos de torneo jugados al mismo tiempo.

Fine tenía que estar atento a los seis relojes y obviamente tenía que moverse mucho más rápido de lo habitual, porque su reloj comenzaba en otros juegos mientras contemplaba un movimiento en un juego y sus oponentes harían sus movimientos en otros juegos.

Ganó 3, empató 2 y perdió 1 ante este grupo de jugadores considerados los más fuertes de Washington.

En otra ocasión Fine dio una serie de otras exhibiciones de 10 segundos por movimiento, incluido un partido contra el gran maestro argentino Herman Pilnik en el que tenía los ojos vendados y Pilnik no.

Pilnik ganó el partido 6.5-3.5, pero Fine perdió un juego al malinterpretar el movimiento anunciado de Pilnik, que le costó una torre. Aún así, anotar 3,5 puntos de 10 contra un gran maestro con vista fue sin duda un logro.

Como Bobby Fischer unas décadas más tarde, el Dr. Fine abandonó el ajedrez en el apogeo de sus poderes. Pero al menos Fischer, quien se retiró en 1972 y  luego regresó en un partido de exhibición en Yugoslavia, había demostrado su punto al ganar primero el campeonato mundial.

Cuando  Fine se retiró, después de una tremenda victoria en el torneo AVRO en los Países Bajos en 1938, se convirtió, y sigue siendo, el gran maestro del mundo del ajedrez.

Claramente, él era el material con el que están hechos los campeones del mundo. Había derrotado a todo el mundo a la vista. Incluso había tenido un puntaje positivo contra el poderoso Alexander Alekhine, el campeón en ese momento.

Entonces, ¿por qué abandonar el juego competitivo?

La razón fue de subsistencia, en aquellos días no había dinero en el ajedrez.  Fine tenía una familia que mantener, y viajar por todo el mundo por unos pocos dólares, jugar exhibiciones simultáneas, escribir libros de ajedrez y anotar partidas para revistas era una existencia realmente precaria.

Su vida se complicó  a partir de 1939, cuando llegó la Segunda Guerra Mundial y durante casi una década el ajedrez internacional se detuvo.

Durante esta pausa en la competencia internacional que acompañó a la Segunda Guerra Mundial, Fine centró su atención en la escritura de ajedrez. Editó Modern Chess Openings en 1939 y lanzó el clásico Basic Chess Endings en 1941.

Así que Fine cambió de rumbo, obtuvo un doctorado en psicología de la Universidad del Sur de California en 1941 y estableció una práctica exitosa como analista laico. Movimientos aprendidos a los 8 años.

Aunque participó en varios torneos nacionales y en dos partidos por equipos contra los soviéticos en 1945 y 1946, Fine abandonó en gran medida el ajedrez después de la Segunda Guerra Mundial y se negó a participar, en el Campeonato del Mundo de 1948 al que había sido invitado

VIDA MUY COMPLICADA EN SUS PRIMEROS AÑOS

Reuben C. Fine  (11 de octubre de 1914 – 26 de marzo de 1993) figura  entre los grandes ajedrecistas del mundo desde mediados de la década de 1930 hasta su retirada del ajedrez en 1951. Se le concedió el título de Gran Maestro Internacional de la FIDE en 1950, cuando se introdujeron los títulos.

Fine, psicólogo, profesor universitario y autor de muchos libros tanto sobre ajedrez como sobre psicología fue  uno de los mejores jugadores de la historia de Estados Unidos, nació en la ciudad de Nueva York en el seno de una familia judía rusa empobrecida que vivía en East Bronx.

Aprendió los movimientos de ajedrez de su tío a los 8 años y ascendió rápidamente en las filas del Manhattan Chess Club, convirtiéndose en un maestro del ajedrez relámpago y en uno de los jugadores más temidos en los clubes de ajedrez Marshall y Manhattan en la ciudad de Nueva York.

Fine fue un feroz competidor en cuatro campeonatos de Estados Unidos entre 1936 y 1944, pero nunca salió victorioso. Sin embargo, su récord internacional durante la década de 1930 fue superior al de Samuel Reshevsky, su eterno rival por el título del campeonato estadounidense.

Estos resultados lo establecieron como uno de los jugadores de élite del mundo durante la década de 1930 y principios de la de 1940.

Llamó la atención nacional por primera vez en 1932 a los 18 años, cuando logró un empate contra Alekhine en un torneo internacional en Pasadena, California. Entonces realmente comenzó a trabajar.

Sus ídolos fueron Wilhelm Steinitz y Emanuel Lasker, ambos ex campeones del mundo. Para el Dr. Fine, Lasker era «el genio táctico supremo», mientras que Steinitz era «el maestro de la coherencia». Estudió los estilos de todos los jugadores pasados ​​y contemporáneos.

Refiriéndose a los genios del ajedrez José Raúl Capablanca, Akiba Rubinstein y Aron Nimzovich, el Dr. Fine escribió sobre su propio estilo ecléctico: «De otros maestros trato de aprender también, por supuesto.

Señala que de Capablanca trato de absorber la virtud de la sencillez; de Alekhine, la forma rápida de ganar un juego ganado; de Rubinstein, el arte supremo del juego final; de Nimzovich, cómo ser poco ortodoxo”. Continuó: «Mi principal objetivo siempre fue la precisión, donde sea que me lleve».

Después de graduarse de City College en 1932, decidió ser un jugador de ajedrez profesional. Primero fue miembro del equipo de Estados Unidos que compitió en Europa.

En 1935 hizo su primera aparición en un torneo internacional, en Hastings, Inglaterra. Entró primero, sin perder un juego.

Al año siguiente jugó en un torneo en Nottingham, Inglaterra. Participaron tres ex campeones del mundo y los mejores de la nueva generación. Alekhine y Capablanca, dos inmortales del ajedrez, compartieron el primer lugar.

Fine y Samuel Reshevsky (el otro jugador que dominó el ajedrez estadounidense durante muchos años) compartieron el segundo lugar.

Luego, Fine ganó o empató en primer lugar en Amsterdam y Zandvoort en los Países Bajos, en Margate, Inglaterra, y en Moscú y Leningrado.

En total, quedó primero en 8 de las 13 competiciones internacionales en las que participó, empató en el segundo lugar en la mayoría de las demás y se ubicó entre los seis jugadores más fuertes del mundo. Ganó el US Open siete veces.

Su mayor momento profesional llegó en 1938, en el torneo AVRO (AVRO era una estación de radio holandesa que patrocinaba el evento). El torneo se organizó para determinar quién jugaría contra Alekhine por el campeonato mundial.

Los participantes, además del Dr. Fine, fueron Alekhine, Reshevsky, el jugador checo de origen ruso Salo Flohr, la estrella estonia Paul Keres, y los ex campeones del mundo Max Euwe de Holanda y Capablanca de Cuba.

Este fue considerado el torneo más fuerte jamás organizado. El Dr. Fine y Keres compartieron el primer lugar, aunque Keres fue el único primero en un sistema de desempate.

Una rareza en la carrera de  Fine fue que nunca se convirtió en el campeón de Estados Unidos. Varias veces tuvo el campeonato a su alcance, solo para perder juegos cruciales.

 En estos torneos, Reshevsky siempre parecía tener su número. Por otro lado, el Dr. Fine ganó siete torneos abiertos de Estados Unidos entre 1932 y 1941.

Era el mejor jugador de velocidad en los Estados Unidos y también un hábil jugador con los ojos vendados, uno que juega sin ver un tablero.

En aquellos días, el ajedrez rápido, a menudo llamado «tránsito rápido» o «rápidos», se jugaba a 10 segundos por movimiento. El Dr. Fine ganó casi todos los torneos rápidos en los que participó.

FOTO: Portadas de los libros que aborda uno de los aspectos principales del ajedrez con sistemas para mejorar las habilidades prácticas en el análisis de posiciones y la toma de acciones apropiadas.

Una vez se enfrentó a cuatro jugadores fuertes simultáneamente en una exhibición de rápidos con los ojos vendados. De espaldas a los tableros, y los movimientos transmitidos a él, ganó los cuatro juegos.

DE LA ESCUELA FREUDIANA

Después de recibir un doctorado en psicología, decidió concentrarse en su nueva carrera, sirviendo como profesor invitado y autor de varios libros, entre ellos La psicología del jugador de ajedrez.

Como psicólogo, el Dr. Fine era freudiano. Escribió bastante extensamente sobre la psicología del ajedrez. Para él, el ajedrez era una combinación de elementos homosexuales y hostiles.

Quizás ningún jugador de ajedrez de clase mundial haya logrado tal paralelo niveles de éxito y distinción en dos carreras como Fine, el estadounidense gran maestro que se convirtió en uno de los psicoanalistas más prolíficos y reconocidos.

El Rey en el tablero de ajedrez, escribió, es «indispensable, de suma importancia, insustituible, pero débil y que requiere protección».

FOTO: Reuben Fine y Samuel Reshevsky juegan una partida de ajedrez en la primera incorporación al Salón de la Fama 1986. Colección del Salón de la Fama del Ajedrez Mundial.

La Reina, prosiguió, «por supuesto, es la figura de la mujer… El tablero de ajedrez en su conjunto puede simbolizar la situación familiar».

Fine  continuó discutiendo el simbolismo fálico del ajedrez y concluyó que el juego es una salida para sentimientos hostiles en los que un jugador ve al Rey de su oponente como su propio padre ausente o débil y trata de matarlo con jaque mate.

Entre sus libros psicoanalíticos se encuentran «La historia del psicoanálisis», «El significado del amor en la experiencia humana», «Narcisismo: el yo y la sociedad» y «El hombre olvidado: comprender la psique masculina».

Escribió muchos libros de ajedrez, en prosa clara y viva, algunos de ellos muy anecdóticos. Su gran estudio, «Basic Chess Endings» (1941) todavía se considera un clásico.

También escribió «Las ideas detrás de las aperturas» y «El juego intermedio en el ajedrez» (1952), y revisó brillantemente la séptima edición de «Aperturas modernas de ajedrez».

FOTO: Reuben Fine observa la partida de Jacqueline Piatigorsky contra Irene Vines en el Campeonato de Ajedrez Femenino de Estados Unidos de 1955. Colección del Salón de la Fama del Ajedrez Mundial, obsequio de Jacqueline Piatigorsky.

Anteriormente estuvo casado y divorciado cuatro veces. Además de su hijo, de Stamford, Connecticut, le sobreviven su esposa, Marcia; una hija, Ellyn Fine Halpert de Manhattan, y un hijastro, Harry De Mell de Roslyn Harbour.

Murió el viernes 26 de marzo de 1993 en el Centro Médico St. Luke’s-Roosevelt en Manhattan. Tenía 79 años y vivía en Manhattan. La causa fue una neumonía que se desarrolló después de un derrame cerebral, dijo su hijo, Benjamin. Los servicios se llevaron a cabo en Riverside Chapel, Amsterdam Avenue en 76th Street en Manhattan.///

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Trending

Opinión

More in Efemerides Rafael Baldayac