fbpx
Connect with us

A Tiro de Hit

Los «Casi No-Hitters» de Dave Stieb

Momento doloroso que nos hizo recordar el affair de Armando Galarraga y el juego perfecto que perdió Mike Mussina en el Fenway Park de Boston en 2001, cuando Carl Everett conectó un doble luego del out 26.

Alex Cobb. Fuente Externa

Por Kevin Cabral

@kevcabral

El martes en la noche, en un partido entre Cincinnati y San Francisco, Spencer Steer conectó un doble por el right field con dos outs en la novena entrada que rompió a última hora un no-hitter que lanzaba Alex Cobb, de los Gigantes.

Momento doloroso que nos hizo recordar el affair de Armando Galarraga y el juego perfecto que perdió Mike Mussina en el Fenway Park de Boston en 2001, cuando Carl Everett conectó un doble luego del out 26.

Pero también nos vino a la mente Dave Stieb, uno de los más destacados lanzadores de los Azulejos de Toronto. En más de una ocasión, el derecho que ganó 176 partidos en MLB sufrió en carne propia aquel adagio que reza “estar cerca no es llegar”.

El 24 de septiembre de 1988, lanzando en el Municipal Stadium de Cleveland, Stieb estaba a un out de su primer no-hiter y tenía al bateador Julio Franco en dos strikes. El dominicano conectó lo que parecía un rodado rutinario al intermedista Manny Lee. Pero la pelota golpeó el borde de la grama interior, se levantó y pasó por encima de la cabeza de Lee, rumbo a territorio entre los jardines central y derecho. Fin del intento.

Stieb volvió a las andanzas en su siguiente presentación, el 30 de septiembre del 88. Tenía a los Orioles sin hits luego de 8.2 episodios antes de que el destino le jugara una mala pasada nuevamente. En esta ocasión, Jim Traber conectó un “blooper” al right field, escapándose otra oportunidad de “no-no”.

Y las cosas se pondrían peores antes de mejorar. El 4 de agosto de 1989, en un recién inaugurado Sky Dome, Stieb retiró a los primeros 26 bateadores de los Yankees que enfrentó. Con dos outs y las bases limpias en el noveno, Roberto Kelly conectó doble al prado izquierdo, sacándole el aire a casi 50,000 fanáticos que presenciaban el partido.

Parecía que Stieb nunca iba a poder juntarse con un partido sin hits. Pero su oportunidad llegó, específicamente el 2 de septiembre de 1990 y de nuevo en el Municipal Stadium. Luego de ocho episodios sin hits, sacó los dos primeros outs del noveno, perdió por bolas a Alex Cole, pero pudo dominar a Jerry Browne con una línea a las manos del jardinero derecho Junior Félix. Después de verse muy cerca en reiteradas ocasiones, Dave Stieb finalmente pudo lograr su No-Hitter, hasta la fecha el único lanzado por un pitcher de los Azulejos.

Click to comment

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Trending

Opinión

More in A Tiro de Hit