Connect with us

Efemerides Rafael Baldayac

Las peleas más taquilleras y lucrativas en la historia del boxeo

EFEMERIDES ESPECIALES 24 DE AGOSTO 2020: Hace más de un siglo  70 mil personas pagaron su taquilla para ver el combate por el título mundial pesados entre Tommy Burns y Bill Squires en Sidney, Australia;  pero  las peleas Mayweather-Pacquiao-Tyson son las de más ganancias en la historia de este deporte

baldayac-pondra-a-circular-obra-historica-de-las-aguilas-3

Por Rafael Baldayac

EFEMERIDES ESPECIALES 24 DE AGOSTO 1908:

 

 

La fanaticada se aleja cada dia más del boxeo de hoy, carente de  figuras impactantes, carismáticas y con  personalidad, desplazado poco a poco por la tendencia de las Artes Marciales Mixtas, la cual es dinámica, intensa y casi literalmente sin restricciones, capturando el interés de los aficionados más jóvenes.

Hace más de un siglo  70 mil personas pagaron su taquilla para ver el combate por el título mundial de los pesados entre Tommy Burns y Bill Squires celebrada en el Estadio de Sidney, Australia,  pero los encuentros Mayweather-Pacquiao-Tyson son los que encabezan la lista de las peleas con más ganancias en la historia de este deporte.

Floyd Mayweather es el peleador que más ganancias ha reportado en la historia del deporte del boxeo. El invicto estadounidense con marca de 50-0, ahora retirado, es el único peleador con dos o más combates en la lista de los cinco que más generaron ganancias, y el mexicano Saúl Álvarez, con quien protagonizó ya una de ellas, espera seguirle los pasos.

Saúl Álvarez contra  Gennady Golovkin, inscribieron su nombre por segunda ocasión en este ranking de peleas multimillonarias, cuando generaron alrededor de 100 millones de dólares, 27 de ellos por la venta de entradas; sin embargo, el número final fue declinado por los organizadores.

De acuerdo con datos proporcionados por cadenas como HBO y Showtime, que hace años daban a conocer las cifras oficiales de sus pagos por evento, Floyd Mayweather es el peleador que más pagos por evento ha vendido en su historia, rebasando los 10 millones de casas vendidas, y con cuatro de esos eventos entre los que más dinero generó.

Pelea Burns-Squires, 24 de Agosto 1908, ante 70 mil fanáticos

La primera gran pelea taquillera en la historia del boxeo se produjo un dia como hoy cuando más de 70 mil aficionados asistieron al Estadio de Sidney, Australia para ver el combate por el título mundial de los pesados entre Tommy Burns y Bill Squires, el 24 de agosto de 1908, dando origen a la expresión “The mystery of the Punch Lost” , el misterio de perder el punch, ante la derrota de su ídolo.

Peleas 2

Tommy Burns, boxeador nativo de Canadá,  derrotó en este combate al australiano Bill Squires en trece asaltos de la pelea  por el título de boxeo de peso pesado. Squires, que fue campeón de Australia de los pesados durante los años 1906, 1907 y 1908, no alcanzó quizá la clase de los grandes australianos, pero fue una figura enormemente popular.

El Sydney Stadium en ocasión de la legendaria pelea entre Burns y Jack Johnson el 16 de diciembre de 1908.

Squires había perdido sus últimas tres confrontaciones por la vía del nocaut ante norteamericanos. Sin embargo, a pesar de esas aplastantes derrotas, 70 mil aficionados acudieron al estadio de Sydney, para verlo pelear con Tommy Burns, el 24 de agosto de 1908.

Esta muchedumbre,  de sesenta mil espectadores, se dio cita a la reyerta aun sabiendo que él había sido ya noqueado dos veces por Burns y que probablemente lo sería una tercera. Pero también conocían a Bill Squires y sabían que valía la pena gastarse unos pesos por verlo, aun en la derrota.

Y no se equivocaban, ya que él no alcanzó quizá la clase de los grandes australianos Frank Slavin, Jimmy Hall y Lee Darcy, pero fue una figura enormemente popular.

Siendo campeón de Australia peleó tres veces en Estados Unidos y sus performances en esas ocasiones no fueron en realidad muy honrosas, ya que el hombre quedó tendido sobre la lona una vez frente a Tommy Burns, en el primer round, otra frente a Jack «Twin» Sullivan en el 9° y una tercera ante Jimmy Flyn en el sexto.

Los dos adversarios aparecían extraordinariamente distintos sobre el ring, aun cuando ambos acusaban el mismo peso de 83 kilos (182.9 libras). Burns medía tan sólo 1 metro 67 (5 pies 6 pulgadas) y tenía una suavidad de líneas casi femenina que contrastaba agudamente con el 1.77 (5.8 de estatura) de Squires y su fuerte y abultada musculatura.

El desarrollo muscular de Burns era suave y elástico por naturaleza, pues él se hallaba invariablemente en lo mejor de su forma, teniendo además fama de ser un activo y diestro representante de otra media docena de viriles deportes.

Desde el comienzo de la contienda Squires fue el agresor y en los primeros segundos de la primera vuelta el corajudo australiano logró atravesar la guardia de Burns y llegó a la cara con recios y bien calculados golpes que hicieron sangrar los labios y la nariz de su fuerte rival, lo cual hizo enardecer de entusiasmo a los «hinchas» del australiano.

Round tras round la pelea conservó ese cariz. Bill se mostró formidable, magnífico, forzando el ritmo de la lucha, conduciendo la pelea en el rincón de Burns y descargando un terrible castigo. De la reciedumbre del que Burns recibió en los primeros rounds hablan elocuentemente estas líneas de un cronista de aquella época, que hizo el comentario de la pelea:

El hombre «ha perdido su punch»,  es una expresión australiana

Burns tiene, aparentemente, una cabeza  de quebracho que es inconmovible, de la boca para arriba, por el esfuerzo humano. Algunos de los golpes que Squires aplicó al canadiense en las inmediaciones de la frente, de las orejas y los ojos, eran suficientes para conmover a un gorila adulto en plena salud».

Peleas 3

 Y eso no fue todo. En adición al recio castigo que descargó sobre su rival, Squires acumuló por pericia, velocidad y tácticas agresivas tal cantidad de puntos a su favor que a la altura del 109 round se le había hecho ya el canadiense imposible el triunfo por otro medio que no fuera el knock-oút.

Ahora bien; Tommy Burns ha sido calificado por alguien como «uncí de los peores campeones que hayan ostentado el título mundial», pero esto sin duda no ha sido dicho por quién lo haya visto pelear frente a Squires esa tarde de 1908. Ahí demostró Burns que poseía «cabeza», resistencia y una destreza superlativa en el «infighting».

Dándose cuenta que significaba su derrota inevitable el cambiar golpes con Squires a distancia, Burns arremetió, absorbiendo todos los golpes que el australiano pudo aplicarle en el ínterin y, entrado que hubo de lleno en el cuerpo a cuerpo.

Entonces empezó a castigar reciamente a Squires en las costillas, en los bíceps y en los hombros, con ocasionales punches al mentón en busca de una oportunidad afortunada. Era en el curso del desarrollo de este estilo de pelea donde la potencia de esos aparentemente suaves músculos de los brazos de Burns quedaba demostrada.

El puño del canadiense con un vuelo de tan sólo unas pocas pulgadas, azotaba y conmovía al australiano de los pies a la cabeza. Squires, no obstante, conservaba todavía su agresivo estilo y seguía aún acumulando puntos, pero ante el impacto de esos terribles punches cortos, empezó por fin a aflojar, a perder velocidad, precisión y poder de pegada.

En el 13° round, sus piernas ya casi no respondían y antes de finalizar ese round, el valiente australiano, peleando hasta el fin con extraordinario coraje, caía sobre la lona y quedaba fuera de combate.

Fué sin duda una pelea llena de interés y de emoción, pero la parte verdaderamente interesante vino después, al saberse que en esa pelea Bill Squires había «perdido» su maravilloso punch de k. o., ese mismo punch que lo había puesto por las nubes ante el ejército de sus admiradores. Y lo peor fue que nunca jamás lo reconquistó. A raíz de ese suceso fue que una nueva expresión entró a enriquecer la versión australiana del lenguaje inglés: perdió su punch.

Ha pasado  más de un siglo desde aquella emocionante contienda, pero aún hoy ustedes oirán a la gente en Australia utilizar la expresión y esto no sólo al hablar de boxeo, sino también con respecto a los negocios, al arte, a cualquier clase de sport y aun hasta de religión.

 Decir que un hombre «ha perdido su punch» es querer significar en una forma que todo el mundo allí entiende que el hombre, definitivamente, no es ya más lo que era.

Y no es en verdad una mera fantasía de la imaginación de la fanaticada pugilística esta leyenda del punch perdido. Era el de Bill un verdadero punch, el que se desvaneció para siempre en esa pelea con Burns.

Antes de ese día, Bill se habla acreditado 24 k. o. sobre un total de 61 rounds, lo que quiere decir que él mandó a dormir a 24 hombres en el espacio de tiempo que necesitaron Jim Corbett y Peter Jackson para desarrollar su famosa pelea de 61 rounds, y después de ese día, Squires no provocó ningún k. o. más. Había irremisiblemente perdido su punch.

PELEAS MAS TAQUILLERAS DEL BOXEO:

Estos son los encuentros que pasaron la historia no sólo por su intensidad de nocauts, derechazos y choques de guantes, también por el dinero que generaron:

1.- MAYWEATHER VS PACQUIAO. 600 Millones de dólares / 2 de mayo de 2015). La pelea más lucrativa de la historia del deporte tras generar más de 400 millones en PPV. La considerada Pelea del Siglo tuvo lugar en el MGM Grand Hotel de Las Vegas el 2 de mayo de 2015, en el que se recibieron 16,500 espectadores.

De acuerdo con Reuters, las ganancias en taquilla superaron las del Super Bowl XLIX entre los Seahawks de Seattle y los Broncos de Denver que reunió 119 mil de espectadores.

Peleas 4

Floyd ganó por decisión dividida, pero lo más destacado según el sitio Mediotiempo.com, fue la marca de ventas: 130 millones de dólares, 24 más que el pleito entre Lennox Lewis y Mike Tyson en 2002.

El espectáculo defraudó al mundo entero en intensidad y agresividad, pero las riadas de dinero del combate del siglo lo dejarán pasmado, con el 60% para Mayweather (también Showtime y Mayweather Promotions) y el 40% para Pacquiao (Top Rank y HBO).

El evento más exclusivo de la historia del deporte

 El evento más exclusivo de la historia del deporte ha pulverizado cualquier registro anterior de cualquier disciplina en un solo evento al generar unas cifras superiores a los 520 millones de dólares. Se estima que a las arcas de Money fueron a parar casi 180 millones.

Es cierto que la pelea estuvo lejos de ser lo espectacular que muchos creían que podía ser, pero en la taquilla, pago por evento y derechos internacionales fue todo un éxito el encontronazo entre Floyd Mayweather y Manny Pacquiao de mayo de 2015, el cual se dice que generó hasta 600 millones de dólares.

Peleas 5

La pelea en sí vendió, según Showtime y HBO, 4.6 millones de compras de PPV ‘nacional’ (EEUU, Canadá y Puerto Rico), con lo que se han ingresado más de 450 millones de dólares al ser el precio del pago por visión normal a 90 dólares y el HD a 100.

Más un millón de casas en Gran Bretaña, 77 millones de dólares en taquilla, circuito cerrado, cines y los derechos internacionales, para ascender al menos a la cifra final, siendo hasta ahora la pelea más vendida y vista de la historia, aunque también una de las más decepcionantes con un claro triunfo por puntos de ‘Money’ Mayweather.

El récord anterior alcanzó a 2.48 millones de hogares, logrado en mayo de 2007 entre el propio ‘Money’ Mayweather y ‘Golden Boy’ Óscar de la Hoya, donde el californiano ingresó 57 millones de dólares pese a su derrota por decisión dividida frente a los 25 que se embolsó el fenómeno de Grand Rapids.

Porque otra de las marcas impuestas por el combate del 2 de mayo de 2015 tiene pinta que jamás se superará, la de la exclusividad.

Con poco más de 16.000 entradas se recaudaron 72.2  millones de dólares, dejando atrás por 51 millones el récord de los 20 del Mayweather vs Canelo en el mismo escenario del MGM. Es decir, multiplíquese casi por cuatro.

2.- FLOYD MAYWEATHER VS. CONOR MCGREGOR, 475 millones de dólares / 26 de Agosto 2017. El duelo entre Floyd Mayweather y Conor MGregor de 26 de agosto de 2017 generó alrededor de 500 millones de dólares, gracias a la venta de 4.3 millones de casas en el pago por evento para unos 420 millones de dólares, más 55 millones por la venta de entradas, 850 mil casas en Gran Bretaña en pago por evento y derechos internacionales.

Peleas 6

Este combate sólo quedó detrás del duelo entre Floyd y Manny a pesar de que no se veía cómo el artemarcialista pudiera evitar que el invicto peleador llegara a la marca de 50-0 como profesional dentro del ensogado. Tras esta pelea, se anunció que Mayweather, que ganó por nocaut en 10 rounds, había llegado a mil millones de dólares en ganancias en su carrera.

Tras su éxito en la promoción de artes marciales mixtas Ultimate Fighting s (UFC), Conor McGregor manifestó en 2016 estar interesado en un combate de boxeo contra Floyd Mayweather Jr, para entonces retirado de la actividad deportiva.​

Conocido como “el combate del dinero” tuvo lugar en el T-Mobile Arena de Las Vegas (Nevada, Estados Unidos) y enfrentó al invicto y once veces campeón del mundo Floyd Mayweather, Jr. contra el excampeón multidivisional y entonces campeón de Peso Ligero de UFC Conor McGregor. Mayweather Jr. ganó el combate por nocaut técnico en el round 10, retirándose invicto de la actividad boxística y superando el récord perfecto que compartía (49-0) con el miembro del Salón de la Fama Rocky Marciano.

3.- FLOYD MAYWEATHER JR. VS SAÚL ‘CANELO’ ÁLVAREZ, 150 millones de dólares / 13 septiembre 2013. The One, así se le llamó a esta pelea que se realizó el 13 de septiembre de 2013 en el MGM Grand de Las Vegas, Nevada.  El combate se convirtió en el más visto en la historia de la televisión mexicana, pues según un informe de Golde Boy Promotions, ocho de cada 10 hogares presenciaron la velada donde «Money» se impuso al mexicano por decisión mayoritaria.

De acuerdo con Mediotiempo.com, la función tuvo 22.1 millones de espectadores en total, con lo que acaparó 41.1 puntos del rating, es decir, el 77% de participación en todo el país. Floyd Mayweather Jr. ganó el título superwelter del Consejo Mundial de Boxeo y dejó su récord en 43-0.

Ese 13 de septiembre de 2013 se enfrentaron Floyd Mayweather y Canelo Álvarez en Las Vegas, generando cerca de 150 millones de dólares, gracias en gran parte a la venta de 2.2 millones de casas dentro del sistema de pago por evento, siendo hasta ese momento la pelea de mayor éxito económico en la historia.

Esta pelea generó en taquilla, de acuerdo con la Comisión Atlética de Nevada, poco más de 20 millones de dólares, quedando también hasta ese momento como la pelea de mayor recaudación por boletos en Las Vegas, considerada la nueva meca del boxeo, sitio que previamente ocupaba Nueva York. La pelea la ganó Mayweather por puntos.

  1. ÓSCAR DE LA HOYA vs FLOYD MAYWEATHER JR. , 136 millones de dólares / 5 de mayo de 2007). Uno de los combates más esperados en la historia, y que marcó en verdad una nueva pauta para hacer negocios dentro del boxeo, pues se vendió hasta lo menos pensando, lo cual generó ganancias por 136 millones de dólares.

Pelea 7

En esa pelea, que resultó entretenida y ganó Floyd por puntos, De la Hoya fue quien más dinero se embolsó tras la venta de 2.4 millones de casas en el pago por evento y la recaudación de 18 millones de dólares en taquilla, más la venta de derechos internacionales.

El evento del que salió vencedor por decisión dividida Floyd Mayweather Jr. se llevó a cabo el 5 de mayo de 2007 en el MGM Grand de Las Vegas. En 2013 Richard Schaefer, director ejecutivo de Golden Boy Promotion, dijo a Mediotiempo.com que este encuentro dejó 2.5 millones de dólares en ganancias por el concepto de pago por evento, que se sumaron a los 19 millones de dólares de la taquilla.

La pelea tuvo lugar en Las Vegas, Nevada bajo la promoción de Golden Boy Promotions. Que fue disputada en las 154 libras, con De La Hoya en defensa de su campeonato de peso medio del CMB. Las entradas se agotaron tres horas después de que salieron a la venta el sábado, 27 de enero de 2007.

Con el lleno total, la pelea generó más de $ 19 millones en la puerta vivo, superando el récord anterior de $ 16, 860,300 establecido por del 28 de junio de 1997, revancha por el campeonato de peso pesado entre Evander Holyfield y Mike Tyson en el Thomas & Mack Center.

La pelea fue televisada por HBO pay-per-view, con el costo para ver la pelea en $ 55 en los EE.UU. Mayweather ganó por decisión dividida en 12 asaltos reñida, capturando el título del Consejo Mundial de Boxeo (CMB). Jueces Jerry Roth (115-113) y Chuck Giampa (116-112) anotó la lucha para Mayweather, mientras que el juez Tom Kaczmarek tuvo De la Hoya ganar, 115-113.

  1. LENNOX LEWIS Vs MIKE TYSON, 112 millones de dólares / 8 de Junio de 2002. Este combate de boxeo que disputado entre estas dos leyendas del ring, Lewis y Tyson,  el 8 de junio de 2002, tuvo como escenario el Pyramid Arena de Memphis, Tennessee (Estados Unidos). La contienda fue ganada por Lewis en el octavo round. La pelea se realizó en el Pyramid debido a que Las Vegas se negó a recibir al polémico Tyson tras un incidente con el púgil Evander Holyfield en 1997.

Antes del evento, Lewis fue galardonado con el título de peso pesado de la revista Ring, que había estado vacante desde finales de la década de 1980 y que fue propiedad de Tyson. La pelea fue por los títulos de campeón de peso pesado de Lewis. Lewis derrotó a Tyson por nocaut en el octavo asalto. De acuerdo con datos del diario The Gainesville Sun, las ventas por pago por evento alcanzaron los 12 millones de dólares  (mdd), mientras que la ganancia total con la taquilla incluida fue de 112 mdd.

Este esperado encontronazo de los legendarios pesos pesados Lennox Lewis y Mike Tyson vendió 1.95 millones de casas para superar los 105 millones de dólares en recaudación final.

Los boletos para la pelea estuvieron cotizándose hasta en 2,400 dólares y mucho más en la reventa, al final la expectativa por ver la pelea los llevó a llegar a cerca de 112 millones de dólares. Lennox se llevó el triunfo por nocaut en ocho episodios para quedarse con los títulos del CMB y FIB.

Peleas 8

SAÚL CANELO ÁLVAREZ VS GENNADY GOLOVKIN II,  100 millones de dólares / 15 de septiembre de 2017  generó millones de dólares para ambos boxeadores en esta segunda pelea. El mexicano se llevó la victoria por decisión de los jueces y es el nuevo campeón mundial.

 Una pelea de boxeo por la unificación de los títulos mundiales de la AMB (Súper), CMB, IBO, The Ring vacante y el lineal vacante en peso mediano. Tuvo lugar en el T-Mobile Arena en Las Vegas (Nevada) el 15 de septiembre de 2018 y fue televisada por HBO PPV en Estados Unidos, 3 TV Azteca y Televisa en México, Space en Latinoamérica, y Opensport en España.

Gennady Golovkin y Saúl Canelo Álvarez ofrecieron el sábado una gran exhibición de boxeo y cumplió con las expectativas de la gente. El mexicano ganó la pelea y los títulos mundiales de peso mediano, pero también varios millones de dólares a su cuenta bancaria.  Mauricio Sulaimán, presidente del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), reveló en una entrevista a ESPN  los montos que recibieron los boxeadores solo por subir al ring en el T-Mobile Arena de Las Vegas.

La bolsa establecida inicialmente estuvo fijada en los 50 millones de dólares entre las sumas que se repartirán entre el mexicano y el kazajo. Para sorpresa de muchos, Canelo Álvarez fue quien se llevó la mayor cantidad: recibirá 30 millones.

Gennady Golovkin se llevó 10 millones. Las polémicas y las suspicacias se devoraron una pelea épica. La decisión de los jurados (118-110 para Álvarez, 115-113 para Golovkin y 114-114) fue abucheada por los 20.000 espectadores –mayoría de mexicanos- que colmaron las tribunas y rápidamente despertó la desconfianza de los que minimizan el acto deportivo en un negocio con una posible revancha.

  1. EVANDER HOLYFIELD VS MIKE TYSON, 100 millones de dólares / 28 de junio de 1997. Los boxeadores se enfrentaron el 28 de junio de 1997 en el MGM Grand. La pelea pasó a la historia debido a que Tyson mordió y arrancó un trozo de oreja a Holyfield.

Se paró el combate para atender la herida Evander, pero al reanudarlo y ver la insistencia de Tyson por atacar del mismo lado en el que lastimó a su contrincante, el combate se dio por terminado.

Según información de The New York Times, Tyson obtuvo 30 mdd y la revocación de su permiso para boxear en Las Vegas por el incidente, por él tuvo que pagar 3 mdd. Holyfield ganó 33 millones de dólares por el combate, de acuerdo con datos de ESPN suministrados por  BoxRec.

Otras grandes peleas millonarias.

TYSON FURY VS  DEONTAY WILDER (22 de febrero 2020). La pelea por el campeonato de pesos pesados entre Tyson Fury y Deontay Wilder celebrada en el MGM Grand Garden Arena  rompió el récord de una puerta de boxeo de peso pesado en Las Vegas, Nevada, según el presidente de Top Rank, Todd duBoef.

Peleas 9

Antes de ese  sábado 22 de febrero 2020, la revancha Lewis-Holyfield fue la séptima taquilla más alta en la historia del boxeo de Nevada, independientemente de la clase de peso. Y es la única pelea en el top 10 de esa categoría que no tuvo lugar en los últimos 20 años. La taquilla ya había pasado la marca de $ 16, 860,300 dólares establecida en la revancha entre Lennox Lewis y Evander Holyfield, en 1999, en el Thomas & Mack Center.

Wilder (42-0-1, 40 KO’s) y Fury (29-0-1, 20 KO’s) se enfrentaron a un controvertido empate por decisión dividida en diciembre de 2018 en el Staples Center de Los Ángeles. Además de la controversia por la puntuación, la primera reunión fue un clásico instantáneo. La ganancia para la primera reunión fue de $ 3, 515,122, dólares según la Comisión Atlética del Estado de California.

Israel Adesanya vs Robert Whittaker el 6 de noviembre de 2019.  En esta pelea Adesanya noqueó al campeón titular del peso medio Robert Whittaker de forma rotunda en el segundo asalto para dejar un récord impoluto en MMA de 18-0. La promotora de MMA se celebró en el Marvel Stadium de Melbourne un cartel boxístico  ante 57,000 personas, rompiendo el récord de asistencia moderna a un evento.

 La pelea principal enfrentó al local Robert Whittaker con Israel Adesanya por la unificación del título del peso medio. Whittaker con su sólido boxeo buscó el intercambio desde el principio sin guardar mucha precaución, entrando en la distancia del rival de forma peligrosa, al exponerse a un golpe de encuentro que podía ser su fin.

Esta fue la mega pelea. Mayweather gana la ‘Pelea del siglo’ por decisión unánime.

Posiblemente se trataba de la pelea más importante de la historia, una oportunidad de ensueño para ver a dos de los mejores boxeadores del mundo cara a cara. Fue el encuentro Ali-Frazier de la era moderna, en la que la cobertura mediática opacó incluso a esa famosa pelea.

Es poco común que el boxeo, el más volátil de los deportes, tenga la oportunidad de unificar los cinturones. Sin embargo, quien se alzó como vencedor en la tan esperada pelea entre la leyenda filipina Manny Pacquiao y Floyd «Money» Mayweather, invicto en 48 peleas profesionales, es el indiscutible campeón del mundo, y se lleva más que solo una parte de lo que según informes es una bolsa de 300 millones de dólares.

Y aunque la pelea en sí pudo no haber tenido la emoción que prometía su propaganda, o el nocaut que los fanáticos de Manny esperaban que estuviera a la vuelta de la esquina, fue una exhibición magistral realizada por Mayweather y entrará a los anales como uno de los eventos boxísticos más importantes de los años recientes.

Se vendieron en 60 segundos

Las entradas para el evento se agotaron en un minuto, y la pelea generó un poco más de 400 millones de dólares. Pero ahora las luces del MGM Grand en Las Vegas se han apagado.

Entonces, ¿ha recibido el deporte un estímulo o acaso podrán los historiadores del futuro considerar la pelea entre Pacquiao y Mayweather como el valor máximo alcanzado en el deporte?

«La pelea debió haber ocurrido hace cinco años, cuando estos dos boxeadores estaban en su mejor momento, cuando esto se pudo haber desarrollado en una rivalidad ininterrumpida, cuando pudo haber sido un tipo de franquicia que podría haber generado interés en el deporte», dice Bob Dorfman, quien es director ejecutivo creativo de la agencia de publicidad Baker Street y el autor de «Sports Marketer’s Scouting Report».

«Cuatro reyes» Leonard-Hearns-Durán-Hagler

Nos separa un mundo de la era de los «Cuatro reyes» de Sugar Ray Leonard, Thomas Hearns, Roberto Durán y Marvelous Marvin Hagler, los más destacados de los ochenta, o del clima boxístico de los noventa, cuando el boxeo produjo una serie de pesos pesados conocidos… algunos villanos, algunos héroes.

Pelea 10

Y cuando ellos decidan colgar sus guantes —Pacquiao tiene 36 años y Mayweather, 38 años, con una pelea más programada para septiembre— existen preocupaciones en relación a de dónde vendrán las futuras superestrellas, los próximos hombres con la personalidad, técnica y habilidad de un Manny o un Mayweather.

Es cierto, el locuaz Keith Thurman Jr. o el contundente peso pesado Anthony Joshua podrían iluminar el rostro de un aficionado al boxeo, pero sin duda no cuentan con el reconocimiento generalizado que el dúo del sábado tiene, y sus combates destacados probablemente no generarán un frenesí entre los aficionados ocasionales.

/////

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Advertisement

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Advertisement

Trending

Advertisement

Opinión

Advertisement

More in Efemerides Rafael Baldayac