Connect with us

Efemerides Rafael Baldayac

Las Aguilas hace 70 años dio 1ra. blanqueada inaugural béisbol RD 

La tropa cibaeña se fortaleció con la adquisición del antesalista Guillermo Estrella, procedente del Escogido a cambio del veterano Rafael Valdez y luego obtuvieron los servicios del infielder Elías Frías desde el Licey cediendo al joven Amor Díaz a los felinos.

EFEMERIDES ESPECIAL 26 DE ABRIL 1952:

Por Rafael Baldayac

Las Aguilas Cibaeñas en la apertura del campeonato de beisbol profesional de 1952 se impusieron 9 carreras por cero a las Estrellas Orientales para ser el primer equipo en propinar una blanqueada en juego inaugural de la pelota nuestra hace 70 años.

El conjunto cibaeño, en la jornada que abrió el segundo premio rentado de la Época de La Normal, el sábado 26 de abril de 1952, obtuvo esta primera victoria detrás de una magnífica labor monticular del estelar Terry McDuffie.

Esa temporada McDuffie, creador de la frase “la hit no gana juego”, logró ganar 14 partidos en la ronda regular, un record que aún sigue vigente en la pelota dominicana.

Licey, ese mismo sábado 26 de abril,dispuso del Escogido 2-1 con triunfo desde el box para Diomedes “Guayubín” Olivo por los añiles y derrota para el Rubén –El Divino Loco- Gomez por los rojos.

Bajo la rienda del cubano Rodolfo Fernández las Aguilas salieron en busca de su primera corona en ese béisbol romántico preñado de pasión y grandes recuerdos.

En la edición de El Caribe 26 abril 1952, página 11 se lee lo siguiente: “El Campeonato de Béisbol Profesional Pro Elección General Trujillo, se inaugura esta tarde con el enfrentamiento de los equipos Licey y Escogido en Ciudad Trujillo y las Estrellas Orientales y las Águilas Cibaeñas, en Santiago de los Caballeros.

Agrega la nota periodística de ese día: “El embajador y coronel Rafael Leónidas Trujillo Martínez hará el lanzamiento de honor”.

El campeonato resultó todo un éxito, sobre todo en el respaldo de los fanáticos, que de manera militante colmaban las graderías.

La tropa cibaeña se fortaleció con la adquisición del antesalista Guillermo Estrella, procedente del Escogido a cambio del veterano Rafael Valdez y luego obtuvieron los servicios del infielder Elías Frías desde el Licey cediendo al joven Amor Díaz a los felinos.

Ambos cambios de peloteros habían sido presentado y aprobado en una reunión celebrada el martes 4 de febrero de 1952 en la oficina del Director General de Deportes, licenciado Humberto Gomez Olivier, con la presencia de delegados de los cuatro equipos.

Además la directiva aguilucha tuvo que sofocar la rebelión, un día antes del inicio de la campaña, de un grupo de jugadores que se negaban a firmar contrato  exigiendo aumento salarial.

Los cuatro que se declararon en rebeldía fueron el jardinero Miguel –Tiant- Tineo y los lanzadores Tomas Gomez Checo, Octavio Blanco y Luis Martínez.

“Tineo y Gomez Checo pedían que sus salarios fueron elevados a cien pesos (RD$100.00) a la semana y Blanco pedía ser llevado a 60 pesos (RD60.00) semanales, mientras que Martínez no especificó sus aspiraciones”, señala el Maestro Pirí en su libro Reseña del Baseball del Primer Santiago de America.

Al poderoso conjunto de las Águilas lo piloteó el cubano Rodolfo Fernández, teniendo como asistente a Juan Bautista “Pajarito” Perdomo.

Este era el segundo torneo oficial de la pelota profesional que tras una pausa de catorce años se reanudaba marcando un antes y un después en la historia del llamado pasatiempo preferido de los dominicanos.

Los campeonatos de la pelota profesional, pese a no ser organizados en periodo de crisis por las autoridades gubernamentales ni la liga dominicana, se han podido jugar con limitaciones en 1961-62, 1962-63 y 1965-66. Jornada beisbolera que no querido reconocer la actual Lidom.

Esa primera temporada de verano de 1951, tuvo como rectores encargados de su organización a la Dirección General de Deporte (DGD) junto como la Comisión Nacional de Béisbol Profesional (CNB). En los siguientes años se creó una comisión ad-hoc para trabajar con la CNB.

Es para 1955 cuando la Liga Dominicana de Béisbol Profesional se responsabiliza del montaje del evento, con la llegada de la pelota invernal y la etapa de las luces que marca la segunda etapa de este trayecto histórico.

El sistema de juego que impero de 1951 a 1954, fue el de dos vueltas, cada una pactada a 27 desafíos. Los ganadores de la primera y segunda vueltas, clasificaban automáticamente para la serie final para decidir el campeonato nacional.

LAS 14 VICTORIAS DE TERRY MCDUFFIE:

Estas dos victorias consecutivas de los aguiluchos en la mini serie se la acreditó el extraordinario lanzador derecho Terry McDuffie, para llegar a 14 juegos ganados en la campaña regular, un record que sigue vigente en la pelota dominicana.

Tras cerrarse la serie regular las Aguilas terminaron arriba con marca de 33 ganados y 22 perdidos, quedando en segundo puesto, a juego y medio,  los Leones (31-23), tercero Licey (28-26) y en el sótano las Estrellas (15-36), por segundo año corrido.

Guillermo Vento, tercera base y catcher, lideró el equipo en bateo .327 (202-66), líder del circuito en hits (66), CE (34), H2 (13) máximo de la liga y HR (4).

El jardinero Alejandro Crespo conectó para .286 (210-60) y fue líder de la liga en CA (34). Luis Villodas en H3 (5) y el criollo Miguel-Tiant-Tineo en bases robadas del torneo (17).

Cuatro jugadores aguiluchos terminaron con al menos 20 carreras impulsadas, ellos fueron Vento (33), Villodas (28), Crespo (27) y Bicho Pedrozo (20). En total diez lograron cifra doble en este renglón.

Terry McDuffie con sus dos triunfo extras, lideró la liga con  marca de 14-3, 1.80 de efectividad y 13 partidos completos en 17 aperturas dominando la liga en estos renglones.

Mientras que Emilio Cueche fue el lanzador más laborioso tirando 147.2 entradas y ponchando a 101 bateadores, encabezando el circuito en ambos departamentos.

Un año después, el 19 de julio de 1953, se mantuvo en el box por 17 entradas en un partido donde enfrento a 66 bateadores.

McDuffie era el as de una sólida rotación completada por el venezolano Emilio –El Indio- Cueche, el boricua Willie–Gachito-Morales y el zurdo criollo Tomas Gómez Checo.

El serpentinero derecho norteamericano creador de la frase “la hit no gana juego”, fue el héroe indiscutible de esa primera corona aguilucha, apenas en el segundo certamen de nuestra pelota rentada.

JUGARON CON EL MISMO ROSTER

Los campeones jugaron con el mismo roster desde que se inauguró el campeonato, el sábado 26 de abril, día inaugural, hasta su último día de la final, el  jueves 25 de septiembre, cuando conquistó la corona. Acontecimiento único en la historia del beisbol dominicano.

En cambio los equipos rivales despidieron de sus filas a un total de 34 peloteros durante la campaña de 1952. Las Estrellas Orientales dieron de baja a 13 jugadores, Tigres del Licey a 11 y Leones del Escogido a 10.

Las Aguilas tenían en su nómina jugadores refuerzos del calibre del venezolano Guillermo Vento, el boricua Luis Villodas, quienes se alternaban defendiendo la receptoría y la inicial, así como el cubano Fernando «Bicho» Pedrozo, que jugaba en la antesala.

Como jugadores del cuadro figuraban además los criollos Julio Martínez, Guillermo Estrella, Juan «Bragañita» García, Elías Frías, Daniel Rodríguez y Fernando Bueno.

También fueron miembros de los campeones los jardineros Alejandro «El Villanazo» Crespo, Caballero Cepeda, Miguel «Tiant» Tineo y Ramón Eligio «Tetelito» Vargas.

Donde las Águilas comieron con su dama fue en la profundidad de su pitcheo integrado por los importados Emilio Cueche, Terry McDuffie y Willie «Gachito» Morales.

Además el pitcheo aguilucho contaba con el estelar zurdo criollo Tomás Gómez Checo, Miguel «Ford» Aracena, Rafael «Buda» Capellán y Octavio Blanco.

///

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Trending

Opinión

More in Efemerides Rafael Baldayac