Connect with us

Efemerides Rafael Baldayac

Jorge Pasquel, magnate mexicano, a “papeletazo$” desafió a MLB

Esta emblemática figura del beisbol azteca murió en un accidente aéreo hace 66 años, dejando un gran legado. Poco después de su muerte la Liga Mexicana de Beisbol (LMB) se convirtió en parte de la pelota organizada estadounidense. Pasquel fue incluido en el Salón de la Fama del Béisbol Profesional Mexicano en 1971.

Por Rafael Baldayac

EFEMERIDES ESPECIAL 07 DE MARZO 1955:

Jorge Pasquel Casanueva era un multimillonario mexicano, que siguiendo la tradición de Pancho Villa invadió a los Estados Unidos en la década de los cuarenta, no con fines políticos, sino con el propósito de extenuar al béisbol de las Grandes Ligas.

Pasquel atacó a “papeletazos” limpios al béisbol norteamericano, seduciendo con tentadoras ofertas a una gran cantidad de peloteros titulares de los equipos mayoritarios y poniendo en aprietos a muchos ejecutivos de esas organizaciones. 

Los jugosos salarios ofrecidos por el acaudalado presidente de la liga mexicana de béisbol atrajo también a numerosos peloteros de la Liga Negra Norteamericana, haciendo más fuerte el circuito en las temporadas de 1940 y 1941. 

El magnate azteca murió el lunes 7 de marzo de 1955 cuando su avión privado se estrelló a 225 millas al noroeste de Ciudad México. 

Dejó Pasquel un gran legado al béisbol mexicano y latinoamericano como el único que se atrevió a desafiar a la poderosa nación norteamericana y asaltando las grandes ligas a base de mucho dinero.

PASQUEL GENERÓ LA ÉPOCA DE ORO DEL BEISBOL MEXICANO

Esa fue la época de oro del beisbol mexicano, cubriendo entre 1940 hasta 1951. Para eso, tenemos  que rescatar la historia de Jorge Pasquel (“El Dueño del Beisbol”),  el próspero empresario mexicano que intentó igualar la pelota de México con la de Estados Unidos.

Cuando llegó al mundo ya era muy rico. Pasquel (23 de abril  de 1907 – 7 de marzo de 1955), nació en Veracruz, la ciudad con el puerto marítimo comercial más importante de México. 

Contando con mayor población  del estado de Veracruz de Ignacio de la Llave seguida de la capital Xalapa-Enríquez. Está ubicada a 90 km de distancia de la capital del estado Xalapa y a 400 km de distancia de Ciudad de México.

Su padre, Don Francisco Pasquel Landero, hizo mucho dinero a finales del Siglo XIX con una fábrica de cigarrillos. Terminando esa centuria, abandonó ese negocio para ingresar con éxito en el mundo aduanero con su hermano Joaquín.

El hermano mayor de Jorge se llamaba Bernardo y juntos abordaron el negocio del beisbol. Jorge se casó con Ernestina, hija del presidente de México por aquel entonces, 

Plutarco Elías Calles. 

Así conoció a quien sería su gran amigo y posterior presidente de la república (en 1946), Miguel Alemán, y su negocio aduanero consiguió la bendición oficial del Gobierno Federal.

Su matrimonio no duró mucho y llegó a ser un playboy, relacionándose con mujeres bellas y famosas, incluyendo a María Félix.

En 1940, compró al club de beisbol “Los Azules de Veracruz”, con el que ganó tres campeonatos, siendo su manager, incluso, por dos temporadas). Compró también el parque de beisbol “Delta”, para no tener que preocuparse de ningún tipo de arriendo.

Pasquel pensaba que solamente importando a los mejores jugadores era posible elevar el nivel del beisbol en el país (fue una especie de George Steinbrenner azteca), ya que así animaría  a los jugadores mexicanos a mejorar y se lograría que el espectáculo se convirtiera en  un verdadero negocio.

COMPRÓ A LOS MEJORES PELOTEROS DE LAS LIGAS NEGRAS 

Pasquel, desde ese mismo año 1940, comienza a comprar peloteros de las Ligas Negras, que en Estados Unidos no recibían ni 1.000 dólares anuales como salario y él les pagaba entre 2.000 y 3.000 dólares, libres de impuestos, con automóvil y residencia.

Jorge llevó a México a los mejores de esas ligas, entre ellos a Monte Irvin (un excepcional jardinero), Joshua Gibson (uno de los más grandes jonroneros en la historia del beisbol), Ray Talúa Dandridge (quien tenía las piernas muy arqueadas, sufría de Genu Varum).

Sin embargo Dandridge era tan excelso a la defensiva en la tercera base que según la leyenda: “Puede pasar un elefante por esas piernas cambadas, pero nunca un rolling”). Igualmente contrató a los cubanos Martín Dihigo, Lázaro Salazar y Ramón Bragaña.

Hay una anécdota de esa época inicial. Los Azules perdían 2-1 con el Puebla y en el noveno inning, con hombre en primera, vino a batear el tercer bate, Monte Irvin. Pasquel le gritó desde la tribuna: “¡Monte! ¡Monte! ¡Tienes mil dólares si sacas la bola! ¡Pero si no, me debes una cena!”.

Jorge Pasquel: el empresario mexicano que ayudó a terminar la segregación  racial en Grandes Ligas | El FildeoIrving contó esta anécdota en los días en que fue asesor del Comisionado Bowie Kuhn y dijo: “Yo no podía hacer otra cosa que aceptar el reto. Le asentí con la cabeza”.

 La línea conectada pasó por encima de la barda del leftfield y cayó en el Cementerio Francés (detrás del parque Delta). A los tres días, Pasquel lo invitó a cenar y, cuando le entregó el cheque, le dijo: “Creo debo descontarte 200 dólares de aquí, para reparar la tumba que destrozó tu batazo”.

En 1943 habló con otros jugadores de Ligas Negras, como Quincy Trouppe (un gran receptor) y con Theolic Smith (un excelente bateador). Ellos rehusaron, ya que habían sido llamados por el gobierno de Estados Unidos para ser empleados en una fábrica de armamentos, en plena Segunda Guerra Mundial. 

Pocos días después, ambos recibieron notificaciones consulares del gobierno de México, informándoles que sí podían jugar. Que Pasquel se comprometía, a cambio, a mandar a 80 mil mexicanos a trabajar en la fábrica.

La economía estadounidense había decaído por la guerra y les pagaban poco a los peloteros que no eran llamados a servir a la patria. Entonces, Pasquel aprovechó la oportunidad y comenzó a fichar jugadores de Grandes Ligas, como, Max Lanier (gran pitcher) y Lou Klein, de San Luis. 

También a Mickey Owen y a Héctor Rodríguez Olmo, de los Dodgers, a George Hausmann, de los Gigantes, Vernon Stephens y Ray Hayworth, de los Cafés de San Luis, y a Sal Maglie (que posteriormente ganaría 23 juegos en una temporada en las Mayores,

A Maglie le pagó 39.000 dólares por 3 temporadas, más un bono de 5.000 dólares y todos los gastos suyos y de su esposa. Maglie ganaba 6.000 dólares en las Mayores.

EL COMISIONADO DE LAS GRANDES LIGAS,  HAPPY CHANDLER

https://sanluispotosi.quadratin.com.mx/www/wp-content/uploads/2020/03/tragedia-3.jpegEl Comisionado de las Grandes Ligas,  Happy Chandler, preocupado, amenazó a los que se iban con suspenderlos de las Grandes Ligas por cinco años. Pero nunca cumplió.

Después de la guerra, este pintoresco millonario mexicano envió a Joe DiMaggio y a Ted Williams, nada menos, cheques en blanco para que los firmaran y jugaran para él en México. Pero rechazaron. Y casi contrató a Phil Rizzuto.

Muchos comentan que  si viviera ahora lo que ganan actualmente los peloteros de Ligas Mayores, se volvería a morir, sobre todo al recordar que con su chequera retó a las famosas organizaciones del mejor beisbol.

Pasquel contrató a famosos jugadores que eran titulares en las Ligas Mayores, sencillamente pagándoles más de lo que ganaban.

 Una gran cantidad de jugadores aprovecharon las tentadoras ofertas de Pasquel. Por eso se recuerda que convenció a Max Lanier, Lou Klein, Sal Maglie, Fred Martin y  Mickey Owen,

También atrajo con sus buenos salarios a Vernon Sthephenson, Danny Gardella, George Hausman, Roland Gladu, entre muchos otros. La LMB vivía su mejor momento con un beisbol de espectáculo, sin duda alguna que era así.


Además llegaron varios jugadores latinos que estaban llenos de facultades, entre ellos Luis Rodríguez Olmo, Napoleón Reyes, Adolfo Luque, Roberto Estállela, Sandalio Consuegra, René Monteagudo y por supuesto los jugadores negros seguían teniendo su lugar en el beisbol mexicano. 

Las leyendas sobre la muerte de Pedro Infante en su centenarioNadie dudaba que la LMB estuviera viviendo el momento más importante de su historia. Y los magnates de Ligas Mayores estaban que se jalaban los cabellos, buscando la manera de frenar a ese magnate mexicano que los estaba retando.


Los dueños de equipos de las mayores idearon muchas cosas, entre ellas investigaron cuantas ligas de calidad había el país azteca y alguien les informó que había una liga en el norte que se llamó Liga Nacional donde participaban Ciudad Juárez, Torreón, Saltillo, entre otros.

De inmediato se pusieron en contacto y les ofrecieron que esa liga se afiliara al beisbol organizado, tratando de quitarle mérito a la LMB. Así sucedió por eso esta liga fue la primera en nuestro país que perteneció al beisbol organizado. 

Era buena liga, se jugaba muy buen beisbol, pero no tardó nada. La Liga se había creado en 1945 y desapareció en 1946 porque las nóminas estaban muy altas y hubo disgustos entre ellos.


 Las Ligas Mayores también buscaron otra manera de poner en su lugar a Jorge Pasquel, por medio del comisionado Happy Chadler notificaron a los jugadores que ya estaban en México, que se reportaran antes de empezar la temporada o de lo contrario serian suspendidos de por vida. 

Esta amenaza provocó que los jugadores iniciaran el retorno, como Vernon Stephenson que tuvo una salida peliculesca porque Pasquel lo tenía vigilado. En una carreta llena de paja salió escondido para llegar a la frontera y ya sentirse seguro.

41 ideas de Chutes | militar, aguila mexicana, imagenes de paramedicos
Esta historia de 1946 tuvo sus momentos difíciles, después de esa temporada la liga empezó a tener problemas, algunos directivos se revelaron y redujeron salarios que empeoró más la situación. 

Se salieron algunos equipos, entre ellos los Alijadores de Tampico y Tuneros de San Luis que luego regresaron pero aquella temporada de 1948 finalizó con cuatro equipos jugando en la capital, en el parque Delta. 

Eso provocó que la temporada terminara antes de cumplir con todo el rol de juegos y estando Monterrey en el primer lugar se le declaró campeón.


LA HISTORIA DEL CIRCUITO MEXICANO

La LMB ya se valoraba en buen nivel después de las temporadas de 1937, 38 y 39 pero el toque mágico se produjo entre 1940 y 1941, la llegada del equipo México y luego la presencia de Jorge Pasquel, que como magnate le dio el impulso que se requería y el beisbol fue el deporte que más se identificó con los aficionados.


Los Azules de Veracruz ganaron el campeonato y era de esperarse cuando se formó el equipo de 1941. Dirigidos por Lázaro Salazar, que jugaba la primera base con mucha elegancia y bateaba aparte de lanzar con mucha efectividad.

 Al través del tiempo los colegas de antes y muchos aficionados lo han considerado el mejor equipo de todos los tiempos aquel que formó Pasquel en 1941. 

La temporada tuvo que suspenderse porque solamente el equipo México, que luego fueron bautizados como Diablos Rojos, y los Alijadores de Tampico presentaban pelea.
Jorge Pasquel empezó a verse como el hombre fuerte de la LMB. 

Tomó la decisión de terminar la temporada cuando su equipo llevaba 67 victorias por 35 derrotas. Ese gran club que tenía de primer bat al jardinero central Agustín Bejerano, Luis «Molinero» Montes de Oca en la tercera base.

 Completaban la alineación «Diablo» Wells (SS), Joshua Gibson (C), «Mamerto» Dandridge (2B), el manager Lázaro Salazar (1B), «Brinquitos» Brown (RF que también era un gran pitcher) y «Burbuja» Vázquez en el jardín izquierdo.


En uno de los juegos contra el México, Gibson dio un cuadrangular con tanto poder que jamás volvió a verse uno igual en el parque Delta. Juego que ganaron los Azules 6-3 con pitcheo de Ramón Bragaña que años más tarde logró 30 victorias en una temporada para escribir la hazaña jamás igualada en la historia del circuito. 

El juego lo perdió Theolic Smith que era la estrella del pitcheo del México.


Joshua Gibson fue una leyenda del beisbol pero nunca pudo jugar en las Ligas Mayores en donde se le consideraba el «Babe» Ruth de color. 

Para muchos el bateador con más poder que ha existido, por eso en México fue una leyenda de poco tiempo y los hombres que por aquellos años manejaban muchas cosas decidieron elegirlo para el Salón de la Fama del beisbol profesional mexicano. 

Y ahí está junto a otros grandes como Monti Irvin y Roy Campanella. También de poco tiempo en la LMB pero ellos sí lograron jugar en Ligas Mayores cuando Jackie Robinson rompió la barrera de color en 1947. Lo hizo jugando para los Dodgers de Brooklyn.


Puede decirse con razón que al iniciarse la década de los años 40s el beisbol cobró una gran importancia, fue una década en donde el beisbol de Ligas Mayores se cimbró con la presencia de Jorge Pasquel. 

Su chequera se hizo famosa contratando jugadores que estaban activos en el mejor beisbol, eso sucedió cuando el magnate veracruzano ya había tomado el poder del circuito. Eso será tema en otra columna por lo sucedido en 1946.

HAY UNA ANÉCDOTA INTERESANTE CON BABE RUTH 

Ruth fue invitado en 1946 por la Liga Mexicana a pasar unos días en México como Huésped de Honor (cuando ya Ruth tenía 11 años retirados, dos años antes de su muerte).

 Una tarde en que coincidieron en las tribunas Ruth y Pasquel, en un juego de los Azules, el magnate le pidió a Ruth, antes de iniciarse el juego: “Quisiera verte sacar unas pelotas en éste, mi parque Delta, amigo Babe. Sé que no has perdido tu poder, puedes batear”.

Ruth sonrió y juntos bajaron al terreno. El manager de los Azules, Ernesto Carmona, llamó a Ramón Bragaña, uno de los mejores pitchers cubanos de la historia. Ruth se quitó el saco y le preguntaron cuál bate quería. 

pan am 103Contestó: “¡El más pesado! ¡El más pesado!”. Pero Bragaña le empezó a tirar sus mejores lanzamientos. Pasquel se enojó con Bragaña y le hizo señas a Carmona, que entró y le dijo a Bragaña: “Tu misión es ponerle la pelota para que la saque. 

Tiene 11 años que no toca una pelota”. La respuesta del antillano fue: “Nunca le he puesto la pelota a nadie. El que se para ahí tiene que ingeniárselas para conectarme. Estuvieron a punto de liarse a golpes. 

Entonces, llamaron a Alberto Romo, quien había sido el mejor pitcher mexicano, pero ya entonces tenía 34 años, estaba en el último año de su carrera y era coach. De siete lanzamientos, Ruth conectó seis. 

Tres fueron para la calle, uno fue un fly que aún no ha caído y dos salieron en línea. La gente aplaudió enloquecida.

Pasquel abrazó a Ruth y le dijo: “Te felicito en nombre de toda la afición de México, muchas gracias”. Los periodistas interpelaron a Ruth acerca de los lanzamientos de Bragaña: “¡No los ví!”, respondió. 

Igualmente hablaron con Bragaña, que dijo: “Me ponen a un niño de siete años con un bate y le lanzo igual que a Ruth”. Durante semanas, la gente habló de la hazaña de Ruth y mostró su descontento con Bragaña.

PASQUEL MURIO  UNA DECADA DESPUES DEL RETIRO

A finales de los años 40, hubo pérdidas para Pasquel, causadas en gran parte por los altos honorarios a sus jugadores. Los peloteros de la época coinciden en que la falta de buenos estadios fue la causa principal de la caída de aquel beisbol.

Pasquel, estuvo en los diamantes hasta 1951, cuando, con él como manager, su equipo ganó el campeonato. Aun cuando sus Azules, ganó el campeonato se retiró del beisbol decepcionado ese mismo año por la pedrada que le arrojó un aficionado en San Luis Potosí. 

También vendió el parque Delta al Departamento Central que luego lo cedió al Instituto del Seguro Social. Para entonces ya era un cascaron el legendario parque Delta.

Por esta razón, sin tener donde jugar, también vendieron a los Diablos Rojos de México. 

http://www.leones.mx/wp-content/uploads/2017/02/LMB-MiLB-620x400.pngLa capital no tenía beisbol y se atribuye al doctor Eduardo Quijano Pitman, presidente en turno de la LMB, pugnar por traer un equipo de la provincia para jugar en la capital. 

Pero la verdad fue que Pasquel, molesto por la pedrada que le tiraron en San Luis, durante la serie de campeonato de sus Azules contra los Tuneros, se vengó de esa sede quitándoles el equipo para convertirlos en Diablos Rojos de México. 

Se había deshecho de sus Azules de Veracruz que realmente eran Azules de México. Eran los últimos días de Pasquel y su gran poder en el beisbol de verano.

Jorge Pasquel murió como vivió, violentamente y adelantado a su tiempo. El 7 de mayo de 1955 falleció trágicamente en un accidente de aviación. Un gran hombre se había ido. Es historia por siempre.

El lunes 7 de marzo de 1955 el municipio de Ciudad Valles se convirtió en noticia nacional, al ser escenario de la mayor tragedia de aviación en la Huasteca Potosina.

 Al menos siete personas murieron calcinadas tras el impacto de una aeronave en la cumbre de la Sierra de Tanchipa; entre ellas este conocido empresario y político dueño y creador del rancho San Ricardo, hoy ejido Laguna del Mante.

///

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Advertisement

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Advertisement

Trending

Advertisement

Opinión

Advertisement

More in Efemerides Rafael Baldayac