Connect with us

Olímpicos

Idalys Ortiz y la reverencia de Cuba sobre tatamis olímpicos

Muchos astros del deporte se embriagan de éxito rápidamente luego de varios títulos, un drama que está lejos de acoplarse a la carismática atleta de la isla, quien es capaz de adaptarse a los tiempos y dejar atrás el néctar de las victorias pasadas en pos de nuevas mieles y deleitar su paladar.

Tokio, (Prensa Latina).- Tres medallas olímpicas, una estabilidad sobre el tatami digna de extraclases y afrontar Tokio 2020 después de padecer la Covid-19 son hoy pinceladas de la historia de vida de la judoca cubana Idalys Ortiz.

Muchos astros del deporte se embriagan de éxito rápidamente luego de varios títulos, un drama que está lejos de acoplarse a la carismática atleta de la isla, quien es capaz de adaptarse a los tiempos y dejar atrás el néctar de las victorias pasadas en pos de nuevas mieles y deleitar su paladar.

Tengo claro mi objetivo: ganar una nueva presea, aunque la tarea no se antoja fácil porque existen competidoras de muchísima calidad, manifestó a Prensa Latina la líder del ranking del orbe en la división de más de 78 kilogramos.

La confianza de Ortiz no es casual, pocos deportistas pueden exhibir la escalera de premios olímpicos: bronce en Beijing 2008, oro en Londres 2012 y plata en Río de Janeiro 2016, reconocimientos que la enaltecen como una figura importante dentro de la disciplina creada por el maestro japonés Jigoro Kano.

Y a pesar de los años -ya suma 32 calendarios-, la antillana es una de las candidatas al título de su categoría, aunque le sobren rivales con pedigrí y el quinto lugar en el mundial de Budapest 2021, en el reciente mes de junio, disminuya el optimismo en algunos de sus seguidores.

Tengo salud y eso es lo más importante. Ahora mi principal oponente se llama Idalys Ortiz. Cuando pierdo, yo soy la culpable, por eso voy a dar lo mejor de mí y la intención es ganar, afirmó.

Sobre lo sucedido en la cita ecuménica, explicó que «ese resultado no me preocupó. Tácticamente fue uno de mis mejores eventos, con tan solo tres semanas de entrenamientos».

Allí, Ortiz quedó libre en la primera ronda y luego sumó tres éxitos en línea ante la polaca Paula Kulaga,  la rusa Anzhela Gasparian y la francesa Julia Tolofua para ganar el grupo A.

Sin embargo, la japonesa Sarah Asahina detuvo su accionar en la fase semifinal y la brasileña María Suelen Altheman hizo suyo el metal bronceado, en dos combates que se extendieron más allá del tiempo reglamentario.

Quedar fuera del podio no debería traducirse en incertidumbre, agregó pletórica de seguridad en una conversación que dejó como detalle agridulce su hoja de ruta tras las olimpiadas.

No tengo definido qué haré. Tal vez posea una idea más clara en agosto, pero debo pensar bien las cosas y ver qué sucede con la pandemia, pues necesito descansar antes de establecer este periodo de mi carrera, manifestó.

Empero, la fornida atleta deviene estandarte de la delegación de Cuba presente ya en la Villa Olímpica de Tokio 2020, lid multidisciplinaria que tendrá su inauguración oficial el venidero 23 de julio.

El judo acontecerá del 24 al 31 del presente mes, con un total de 386 atletas -193 hombres y similar cifra de mujeres- que pugnarán por las medallas en el afamado recinto Nippon Budakan, sede de este deporte en los Juegos de 1964.
msm/jdg

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Trending

Opinión

More in Olímpicos