Connect with us

Efemerides Rafael Baldayac

Historia de la conmemoración Dia Mundial del Olimpismo

El Día Olímpico se introdujo en 1948 para conmemorar el nacimiento de los modernos Juegos Olímpicos el 23 de junio de 1894 en la Sorbona de París. El objetivo era promover la práctica del deporte en todo el mundo independientemente de la edad, género o habilidad atlética. Más de cuatro millones de deportistas de todo el mundo y 150 Comités Olímpicos Nacionales que participan en los festejos cada año.

EFEMERIDES ESPECIAL 23 DE JUNIO 1894:

Por Rafael Baldayac

Cada 23 de junio se celebra en el mundo el “Día Internacional Olímpico”,  una fecha creada para honrar y difundir los ideales del olimpismo en todos los rincones del  planeta.

Se introdujo hace setenta y tres años  para conmemorar el nacimiento de los modernos Juegos Olímpicos el 23 de junio de 1894 en la Sorbona de París.

La primera fiesta, a través del Dia Olímpico,  fue celebrada el miércoles  23 de junio de 1948 en nueve países. El objetivo era promover la práctica del deporte en todo el  mundo  independientemente de la edad, género o habilidad atlética.

Actualmente  más de cuatro millones de deportistas pertenecientes a 150 Comités Olímpicos Nacionales  participaran este año esta celebración limitada a reuniones virtuales debido a la pandemia de Coronavirus.

El poder de los Juegos Olímpicos es su universalidad, pues siguen uniendo al mundo entero en una competencia pacifica, en cumplimiento a los valores de respeto y solidaridad de Pierre de Coubertin , expresa  el alemán Thomas Bach,  presidente del COI.

En la celebración del  aniversario del Comité Olímpico Internacional (COI) Bach habló de la permanencia de visión y sueños de Pierre de Coubertin porque han resistido la prueba del tiempo y los valores del olimpismo  y son tan relevantes ahora como en su inicio.

En un ara de crisis global estamos viendo más aislamiento, más separación, más confrontación y menos cooperación, y la idea revolucionaria  de unir al mundo a través del deporte  es el enfoque definitivo del Movimiento Olímpico.

COI reparte más de 500 millones de dólares al año

Thomas Bach,  presidente del COI, revela que el organismo distribuye 90 por ciento de sus ingresos, unos 500 millones de dólares al año, en el desarrollo de los deportes, y cinco millones de dólares para respaldar a los atletas  y organismos deportivos en el mundo.

Thomas Bach hablo de la necesidad de unión mediante el Movimiento Olímpico, al decir que la universalidad de los Juegos Olímpicos, solo puede suceder cuando cada Comité Olímpico Nacional, cada deporte y atleta comparten el mismo respeto y solidaridad.

Para ellos, en la misión de la Agenda Olímpica 2020 está el fortalecer y realzar la relevancia de los Juegos Olímpicos de la era moderna, justa deportiva que ha marcado momentos  de paz , pero también se ha visto afectada por boicots, siendo los más notorios los de Moscú 1980 y Los Angeles 1984.

Thomas Bach insistió en que De Coubertin está presente con sus valores, porque el COI defiende la universalidad, la paz, el dialogo, la diversidad y el respeto, y está en contra de cualquier forma de discriminación en el mundo deportivo.

Es importante saber que el Comité Olímpico Internacional (COI), es un organismo encargado de promover el olimpismo en el mundo y coordinar las actividades del Movimiento Olímpico.  Precisamente  creado el 23 de junio de 1894 por el barón Pierre de Coubertin en París, reitero, con el fin de revivir los Juegos Olímpicos Antiguos.

En 1892 el barón Pierre de Coubertin propuso por primera vez la idea de recuperar los Juegos Olímpicos de la antigüedad.  Coubertin era pedagogo y como tal estaba convencido de la importancia del deporte para la educación. La idea sería aprobada en 1894 momento en que se puso en marcha una ingente maquinaria cuyo objetivo era celebrar los primeros Juegos Olímpicos de la época contemporánea en Atenas en 1896.

Una de las iniciativas más importantes para lograrlo sería la creación del Comité Olímpico Internacional el 23 de junio de 1894. El COI surgió como la máxima autoridad del Movimiento Olímpico, actuando entonces y ahora como catalizador de la colaboración entre todos los miembros de la familia olímpica.

Así el COI coordina la actuación de los distintos Comités Olímpicos Nacionales, las Federaciones Internacionales de Deportes, los Comités de Organización de los Juegos Olímpicos, los atletas, las naciones y demás miembros asociados.

Juegos Olímpicos Tokio aplazados para  2021

El Comité Olímpico Internacional garantiza la celebración regular de Juegos Olímpicos y la promoción de los valores olímpicos. Además el COI es responsable  de supervisar y administrar todo lo concerniente a los Juegos Olímpicos.

 Es por eso que los próximos Juegos Olímpicos fueron reprogramados para  el año entrante. El Comité Olímpico Internacional ha confirmado que los Juegos que estaban señalados para este año 2020 se llevarán a cabo del 23 de julio al 8 de agosto de 2021. La postergación es consecuencia de la pandemia del coronavirus.

No hay tiempo para otra fecha. Los Juegos Olímpicos Tokio 2020 solo se pueden retrasar un año; de lo contrario, simplemente no se realizarán.

El presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach, dijo a la BBC el 21 de mayo que 2021 es la última oportunidad para la competencia, que oficialmente fue reprogramada el 30 de marzo, debido a la crisis del coronavirus.

Según el reporte de la BBC, el comité organizador local no tiene un plan B en caso de que no se puedan celebrar los juegos el próximo año, por lo que las autoridades olímpicas entienden que lo normal sería saltarse el calendario y prepararse para la siguiente edición, París 2024.

 «No se puede emplear para siempre 3,000 a 5,000 personas en un comité organizador», dijo Bach. «No se puede tener a los atletas en incertidumbre», añadió.

Bach reiteró «el compromiso de que los Juegos se disputen en julio del año próximo», sin embargo admitió que se debe «estar preparado para diferentes escenarios». Y dentro de esos escenarios, está el de una competencia sin público, algo que ve «factible».

El COI había dicho el 30 de marzo que los juegos se celebrarían del 23 de julio al 8 de agosto de 2021. También acordaron nuevas fechas para los Juegos Paralímpicos, que se realizarán del 24 de agosto al 5 de septiembre de 2021.

Aunque el Comité Olímpico Internacional (COI) es una ONG especializada en la organización de los Juegos Olímpicos, su influencia en el sistema internacional ha ido en aumento desde su fundación en 1894.

El Barón de Coubertin, incluyó dos objetivos de claro

Su impulsor, el Barón de Coubertin, incluyó dos objetivos de claro significado político: la promoción de la amistad entre los pueblos del mundo mediante la práctica del deporte, y la intención de garantizar una tregua olímpica para evitar que hubiera guerras durante la celebración de los Juegos.

Con tales propósitos se estableció el COI como un organismo independiente de los gobiernos, pero necesitado de la colaboración de éstos. A pesar de las críticas al COI por no cumplir sus objetivos iniciales, se le ha reconocido su papel político en el escenario internacional.

Después de la Primera Guerra Mundial las actividades del COI, y entre ellas los Juegos, permitieron que los estados las utilizasen para obtener reconocimiento o prestigio en la comunidad internacional.

Durante la guerra fría el COI sirvió para rebajar o, al menos, para dirimir las tensiones entre los dos bloques. En cualquier caso el COI, aun siendo una ONG, ha servido para reforzar el papel de los estados como actores principales del sistema.

Los Comités Olímpicos de America, incluyendo a República Dominicana, están agrupados a través  de la Organización Deportiva Panamericana (ODEPA), creada en 1955 con sede en Ciudad de México. Su lema es América, Espíritu, Deporte, Fraternidad.

COMITÉ OLÍMPICO DOMINICANO

Setenta y cuatro años esta conmemora en este 2020  el Comité Olímpico Dominicano (COLIMDO),  organismo rector que representa al deporte nacional ante el COI,  seleccionando los atletas que defienden la bandera tricolor en  Juegos Olímpicos, Panamericanos  y  Centroamericanos y del Caribe.

Originalmente fue creado como Comité Nacional Olímpico  el 28 de enero de 1946, la proclamación  se hizo en una reunión celebrada  en las oficinas de la Dirección General de Deportes (DGD), como una  Comisión Gestora  provisional, con la finalidad de elegir de forma permanente el Comité Nacional Olímpico (CON) de acuerdo a las normas olímpicas internacionales.

La presidencia  de dicho organismo quedó   en manos del ingeniero  Frank Hatton,  que era para la época el Director General de Deportes (DGD). El 26 de julio de 1962 el Consejo de Estado presidido por el licenciado Rafael F. Bonnelly declaró al COD, organismo autónomo mediante Ley 5976. En 1963 en la asamblea del Comité Olímpico Internacional, celebrada en  Badén, Alemania, reconoció al Comité Olímpico Dominicano, que presidía en esa ocasión el ingeniero Juan Ulises García Saleta.

El sueño de la paz entre naciones

En un mundo cada vez más dividido, los Juegos Olímpicos se erigen como el único acontecimiento que consigue reunir a todos los pueblos en una competición pacífica.

Raro es el día en el que no leemos noticias sobre el auge de los nacionalismos, de la desconfianza o del proteccionismo. En esta era de crisis mundiales constatamos una preocupante deriva hacia el aislamiento y la separación, que redundan en una menor cooperación.

Vivimos en un mundo digital con oportunidades de comunicación jamás imaginadas y, paradójicamente, cada vez nos relacionamos y dialogamos menos con aquellas personas que disienten de nuestra opinión.

En un mundo cada vez más dividido, los Juegos Olímpicos se erigen como el único acontecimiento que consigue reunir a todos los pueblos en una competición pacífica. Ante el 125 aniversario del Comité Olímpico Internacional (COI), se hace patente que los ideales y los valores de los Juegos Olímpicos —resucitados por Pierre de Coubertin en 1894— son hoy, si cabe, aún más relevantes que entonces.

Desde sus inicios, los Juegos Olímpicos han sido más que un mero acontecimiento deportivo internacional. Cuando Coubertin decidió restablecer los Juegos Olímpicos, lo hizo con la esperanza de promover la paz entre naciones, una idea que nadaba a contracorriente del nacionalismo agresivo de su época.

Pese a ello, Coubertin no cejó en su esfuerzo: estaba convencido de que unir a los seres humanos a través del deporte fomentaría el entendimiento y la paz entre naciones. A lo largo de la historia, los Juegos Olímpicos han reflejado esa voluntad de posicionarse como plataforma para la promoción de la paz y el entendimiento.

En los Juegos Olímpicos de invierno de PyeongChang 2018 presenciamos el ejemplo más reciente del sueño pacifista de Coubertin.

 

El desfile conjunto de los equipos de Corea del Sur y del Norte bajo la bandera de la unificación coreana fue un esperanzador símbolo de la capacidad de cohesión del deporte, y fruto de más de un año de negociaciones encabezadas por el COI.

 Si los Juegos Olímpicos siguen logrando acercar a encarnizados competidores y a enemigos, es evidente que el ideal de promoción de la paz a través del deporte posee una convincente fuerza en el mundo contemporáneo.

Naciones Unidas sobre la Tregua Olímpica.

Esta misión olímpica de promoción de la paz también se pone de manifiesto en la resolución de las Esta tradición milenaria, recuperada por el COI y las Naciones Unidas, insta a todos los estados a detener las hostilidades durante los Juegos Olímpicos.

Desde 1994, consciente de la importancia simbólica de la Tregua Olímpica en el mundo actual, la Asamblea General de las Naciones Unidas adopta una resolución de tregua antes de cada edición de los Juegos Olímpicos.

Más recientemente, un número récord de estados miembro de las Naciones Unidas patrocinaron la resolución Creación, mediante el deporte y el ideal olímpico, de un mundo mejor en el que reine la paz en el albor de los Juegos Olímpicos de invierno de PyeongChang 2018.

Barcelona 1992 nos dejó otra muestra de la fuerza de los Juegos Olímpicos en un periodo de cambios históricos a escala mundial.

 La Unión Soviética se había disuelto y sus antiguas repúblicas acudieron a Barcelona como un Equipo Unificado.

Recuerdo también la emoción que sentí al ver entrar al equipo olímpico alemán en el estadio, sólo dos años después de la unificación del país.

Por último, la Sudáfrica postapartheid volvía a los Juegos Olímpicos tras una ausencia de 28 años. Estos hitos enviaron a todo el mundo un mensaje de paz y también de amistad, de unidad en la diversidad.

Momentos oscuros en la historia de JJ.OO

Evidentemente, también hay momentos oscuros en la historia de los Juegos Olímpicos, momentos en los que se abusó del proyecto original para fines políticos, como los Juegos Olímpicos de Berlín 1936 o el boicot de varios países a los Juegos Olímpicos de Moscú 1980 y Los Ángeles 1984.

Tokio/Helsinki 1940 y Londres 1944; siendo las tres por las Guerras Mundiales.

Berlín 1916  y ahora con los Juegos Olímpicos de Tokio aplazados para 2021 por el coronavirus.

Desde el inicio de lo que conocemos con los Juegos Olímpicos modernos, que empezaron a celebrarse en Atenas en el año 1896, solamente se habían suspendido en tres ocasiones.

En 1916 los Juegos estaban adjudicados para la ciudad alemana de Berlín. No obstante, el estallido de la I Guerra Mundial en 1914 propició la suspensión de estos.

 Alemania era uno de los países más involucrados en la guerra y objetivo de los bombardeos de los Aliados. Pese a tener la mayoría de las instalaciones ya construidas, el COI decidió cancelar los JJ OO por primera vez en la historia.

Tokio 1940

Tokio había aplazado los Juegos hace 80 años.

La capital japonesa ya había sufrido el aplazamiento de sus Juegos hace exactamente 80 años. La suspensión también fue causada por un conflicto bélico, en este caso, la II Guerra Mundial. Para esta ocasión, Japón renunció a la organización con más premura, en 1938, un año antes de que estallara de manera oficial la guerra.

El COI, intentando salvar la celebración de los JJ OO, cambió la sede de estos a Helsinki. Sin embargo, la invasión de Finlandia por parte de la Unión Soviética en 1939 provocó que los Juegos de 1940 tuvieran que cancelarse de manera definitiva.

Londres 1944. La II Guerra Mundial, que duró hasta 1945, vivía sus últimos meses cuando tenían que celebrarse la cita olímpica en Londres.

No obstante, eso solo significaba que Europa (y el mundo) pasaba por uno de las peores situaciones que ha atravesado en su historia.

Por eso mismo, el COI, sin mucha discusión al respecto, decidió cancelar también los Juegos que debían celebrarse en Londres.

No obstante, el menosprecio a unos ideales no mengua su valor intrínseco, sino que nos reafirma en la importancia de seguir defendiéndolos en un mundo en el que la paz y el entendimiento están amenazados.

Los Juegos Olímpicos no pueden impedir la guerra y el conflicto, pero al unir a los pueblos en una competición pacífica nos enseñan cómo podría ser el mundo si todos nos guiásemos por los valores olímpicos.

Desde mi punto de vista, esta perennidad de los Juegos Olímpicos se debe a que, desde el primer momento, Coubertin supo entender el vínculo inquebrantable que hay entre el deporte y los valores de paz y amistad.

En un mundo que parece distanciarse en tantos sentidos, son precisamente estos valores los que garantizan la vigencia de los Juegos Olímpicos.

Ha sido inevitable que, a lo largo de la Historia, la situación política haya afectado de alguna manera a los Juegos Olímpicos.

En 1980, y en plena Guerra Fría, el evento deportivo más importante del mundo se celebró en Moscú.

EEUU decidió no asistir y el entonces presidente Jimmy Carter amenazó con retirar el pasaporte a cualquier atleta estadounidense que pretendiera competir. Se sumaron algunos de sus aliados como Alemania Occidental, Canadá, Argentina, Chile o Japón.

Pero, claro, la cosa no iba a quedar así y cuatro años después, los países del Bloque del Este boicotearon los Juegos Olímpicos de Los Ángeles. La URSS puso como excusa la falta de garantías para sus deportistas y a ella se sumaron países como Afganistán, Alemania Oriental, Checoslovaquia, Corea del Norte o Cuba.

Estos países organizaron unas Olimpiadas paralelas a las que llamaron Juegos de la Amistad, que consiguieron reunir a 49 países de todo el mundo, algunos de los cuales también participaban en Los Ángeles.

Tokio 2020: 4ta. Suspensión de unos Juegos Olímpicos

El Comité Olímpico Internacional (COI) anunció el martes 24 de marzo de 2020 que los Juegos Olímpicos Tokio 2020 se suspendían debido a la crisis del coronavirus.

De acuerdo con un comunicado publicado por el COI, «en las circunstancias actuales y en base a la información proporcionada por la OMS (Organización Mundial de la Salud).

 El presidente del COI y el primer ministro de Japón han concluido que los Juegos de la XXXII Olimpiada en Tokio deben reprogramarse para una fecha posterior a 2020, aunque no después del verano de 2021″.

Según los organizadores, la medida se ha tomado para «salvaguardar la salud de los atletas, todos los involucrados en los Juegos Olímpicos y la comunidad internacional».

Es por eso que los próximos Juegos Olímpicos fueron reprogramados para  el año entrante.

El Comité Olímpico Internacional ha confirmado que los Juegos que estaban señalados para este año 2020 se llevarán a cabo del 23 de julio al 8 de agosto de 2021. La postergación es consecuencia de la pandemia del coronavirus.

 Antes, Berlín 1916, Tokio 1940 y Londres 1944

Yoshinori Sakai, con la antorcha de Tokio 64, unos Juegos que se celebraron tras ser cancelados en 1940 Getty Imatges

La crisis sanitaria del coronavirus es en sí un suceso histórico, quizá el primer gran hecho histórico del siglo XXI, y está próxima a dar lugar a otro hito: la cancelación, por cuarta vez en la historia, de unos Juegos Olímpicos de Verano.

Era ya casi una tradición olímpica más que antes de cada edición se hablara de boicots, totales o parciales, o incluso de suspensiones. Sin embargo, aunque durante mucho tiempo sí menudearon las ausencias de mayor o menor importancia, las suspensiones totales, que han existido, han sido mucho más escasas y por motivos que hacían pasar la propia suspensión a un segundo plano:

En realidad igual que el hecho que ha dado lugar al aplazamiento de Tokio 2020. Los tres primeros Juegos suspendidos fueron por las Guerras Mundiales. Los cuartos, los de Tokio 2020, lo serán por una pandemia mundial.

1916, 1940 y 1944: Juegos suspendidos por guerras mundiales

Los Juegos Olímpicos previstos para Berlín en 1916 se suspendieron a causa de la I Guerra Mundial, declarada en 1914. Aquella suspensión dejó una consecuencia perdurable.

Hasta entonces la sede del Comité Olímpico Internacional era itinerante y se instalaba en el país que iba a albergar el evento.

Dado que el barón de Coubertin pasó a ocupar un puesto en el ejército francés y el COI tendría que albergarse en la capital enemiga, este tomó la decisión que la sede pasara a ser fija y se ubicase en la neutral Suiza. Desde entonces, la capital olímpica es Lausana.

El Estadio Olímpico -Estadio Alemán- se había inaugurado en 1913. En los años 30 fue demolido y sobre sus terrenos se construyó el Olympiastadion, sede de los Juegos Olímpicos de 1936 y aún existente.

Desde el inicio de lo que conocemos con los Juegos Olímpicos modernos, que empezaron a celebrarse en Atenas en el año 1896, solamente se habían suspendido en otras tres ocasiones.

Curiosamente, la segunda suspensión implicó a Japón: 

Se suspendieron también los Juegos Olímpicos previstos para 1940 en Tokio (verano) y Sapporo (invierno), a causa de la situación bélica en Europa y Asia -Francia y el Reino Unido estaban en guerra con la Alemania nazi y la Italia fascista.

 Mientras Japón había invadido China- Aunque en principio Japón había intentado mantener la sede, aduciendo con evidente cinismo que realmente no estaba en guerra con China ya que no había habido declaración, en 1938 renunció a la organización.

El Messerschmitt Me261 iba a llevar la antorcha olímpica hasta Japón

Así, no se llevó a cabo el traslado de la Llama Olímpica por vía aérea a Japón por medio del prototipo Messerschmitt Me 261, que hubiera escenificado la alianza germano-nipona.

El COI, presidido por el conde Baillet-Latour, trató de salvar la celebración trasladándola a Helsinki. Sin embargo, en el invierno de 1939 la Unión Soviética invadió Finlandia suspendiéndose definitivamente la cita.

Los Juegos Olímpicos de 1944 estaban previstos para Londres, pero la situación internacional los seguía haciendo imposibles. La II Guerra Mundial acabó en 1945.

Después no hubo más suspensiones totales aunque sí dos parciales.  El 5 de septiembre de 1972, durante los Juegos Olímpicos de Múnich, las competiciones se suspendieron durante 36 horas durante el ataque terrorista de Septiembre Negro contra el equipo de Israel y la posterior ceremonia fúnebre en el estadio.

Sin embargo el presidente del COI, el controvertido Avery Brundage, decidió que los Juegos no fueron suspendidos pese a que múltiples voces así lo reclamaban. Los Juegos Olímpicos también se suspendieron durante 24 horas el 28 de julio de 1996, durante los Juegos Olímpicos de Atlanta, a causa de la explosión de una bomba en el Parque Olímpico del Centenario, que causó dos muertos y 111 heridos.

1904 y 1908: dos traslados

Los Juegos Olímpicos de San Luis 1908 cambiaron de sede: su celebración estaba prevista para Chicago, pero el presidente de Estados Unidos, Theodore Roosevelt, ordenó, literalmente, el cambio de sede hacia San Luis, sede de otra Exposición: El COI y Coubertin tuvieron, una vez más, que doblegarse, igual que en París 1900.

También los Juegos Olímpicos de Londres 1908 se disputaron en una sede de emergencia. Su sede original iba a ser Roma, pero Italia renunció a la organización tras la violenta erupción del Vesubio en 1907.

Los ingleses aprovecharon esta vez la ocasión para dar al mundo una lección de cómo su Imperio sabía hacer las cosas -en lo que le interesaba- y resultaros unos Juegos de gran calidad, a diferencia de los de 1900 y 1904.

1960, 1968, 1976, 1988 y 2008: protestas y boicots

En cuanto a los boicots, los más significativos fueron los consecutivos a Montreal 1976, Moscú 1980 y Los Angeles 1984.

En el primer caso, una gran cantidad de países africanos se negaron a participar reclamando la exclusión de Nueva Zelanda, que había violado el boicot internacional a la Sudáfrica del apartheid.

En 1980 y 1984 el boicot fue consecuencia de la Guerra Fría: en 1980 Estados Unidos y sus aliados declinaron participar en protesta por la invasión soviética de Afganistán y en 1984 la URSS hizo lo mismo, en represalia.

En las fechas previstas para Londres 1944, la II Guerra Mundial estaba en su apogeo

En 1988 Corea del Norte trató de promover un boicot a los Juegos de Seúl, en Corea del Sur.

Sin embargo, el atentado al vuelo 858 de Korean Airlines desactivó los apoyos que pudieran haber recabado. Sólo Cuba, Etiopía y Albania secundaron al régimen norcoreano.

Incidentes políticos hubo también antes de Roma 1960, cuando Taiwán protestó por no poder participar con el nombre de República de China -el conflicto se arrastraría hasta 1976- México 1968.

En México 68 hubo grandes protestas de los atletas negros estadounidenses contra la discriminación racial en su país, o antes de Pekín 2008: se habló de promover un boicot a causa de la situación del Tíbet que, en realidad, nunca tuvo posibilidades de ser secundado.

La histórica suspensión de los Juegos de Tokio por el coronavirus solo es comparables a las Guerras Mundiales.

La suspensión de los Juegos Olímpicos de Tokio marca un hito en la historia del deporte. Por cuarta vez en la historia, el mundo «se ausentará» de su cita olímpica, esta vez, a causa de la amenaza del coronavirus, la pandemia que ha obligado la cancelación de todos los eventos deportivos al rededor del planeta.

Rio 2016: La crisis del virus Zika

Antes de los Juegos Olímpicos de Río 2016 la crisis del virus Zika también hizo mencionar la palabra ‘suspensión’ y ‘aplazamiento’: un grupo de científicos lo pidió oficialmente a la Organización Mundial de la Salud y el COI.

Deportistas relevantes expresaron sus temores (Pau Gasol, Mireia Belmonte, Serena Williams, Hope Solo, Simona Halep, Tomas Berdych…), pero al final el impacto fue irrelevante.

Sí se tomaron significativas medidas de prevención e información. Países como Corea de Sur diseñaron incluso uniformes -de paseo y ceremonia- específicos.

De diferente cariz fue el hecho de que en 1956 las pruebas de hípica no pudieran celebrarse en Melbourne junto al resto del programa olímpico: la causa fueron las estrictas normas australianas de cuarentena veterinaria. Ahora, Tokio 2020 tomará el relevo en esta triste lista de los aplazamientos…

“Y también el que lucha como atleta, no es coronado si no lucha legítimamente”  (2 Timoteo 2:5)

////

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Trending

Opinión

More in Efemerides Rafael Baldayac