Connect with us

Lanzando Para Home

Harry Anton Heitman: Pícher de Brooklyn, Julio 27 de 1918

Contra San Luis en su primer juego, Heitman, apenas había calentado, cuando los «Cardenales» y la verguenza eterna, lo golpearon con una tonelada de bats.

Por Alfonso Araujo Bojórquez 
 
 
Tiene una deshonra que nadie puede reclamar. Harry es el primer miembro del Salón de la Verguenza del Beisbol, y se lo merece.
 
Contra San Luis en su primer juego, Heitman, apenas había calentado, cuando los «Cardenales» y la verguenza eterna, lo golpearon con una tonelada de bats.
 
Se enfrentó a cinco bateadores y logró sacar un solo out. Los otros cuatro bateadores, le conectaron dos sencillos y dos triples antes de que lo sacaran.
 
Heitman salió tambaleándose del montículo con una efectividad de 108.00. Arrojó su guante y se alistó en la Marina, es misma tarde. Nunca volvió a lanzar en las Ligas Mayores.
 
Me puse a investigar este juego y me encontré que el pitcher Heitman, se enfrentó a Cliff Heathcote y le bateo de hit, luego Bob Fisher le bateó triple entre central y derecho y produjo la primera, siguió Gene Paulette con imparable al izquierdo y empujó la segunda, Rogers Hornsby siguió con triple, que produjo la tercera.
 
 
Aquí salió Heitman y lo relevó Burleigh Grimes. El juego terminó 22-7. Nunca volvió a lanzar en Ligas Mayores y murió el 15 de Diciembre de 1951 en Brooklyn, Nueva York…Despues más lanzamientos.

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Advertisement

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Advertisement

Trending

Advertisement

Opinión

Advertisement

More in Lanzando Para Home