Connect with us

Efemerides Rafael Baldayac

Grand Slam dentro del parque el batazo más difícil del béisbol

Cinco dominicanos lo han hecho en la pelota de Grandes Ligas, siendo el primero el infielder Roberto Peña, luego le siguieron Cesar Cedeño, Franklyn Taveras, Junior Felix y el último el jardinero Luis Polonia hace más de 30 años. Manny Mota pegó tres, pero ninguno con bases llenas.

EFEMERIDES ESPECIAL  2 DE SEPTIEMBRE 1971:

EFEMERIDES ESPECIAL  2 DE SEPTIEMBRE 1971:

Por Rafael Baldayac

 

Los jonrones dentro del parque ocurrieron con mucha más frecuencia en los primeros días del béisbol debido a la mayor longitud de campo en el pasado en comparación con los campos más cortos que se ven en el béisbol de hoy en día.

 

Un cuadrangular dentro del parque (en algunos países se le llama jonrón de piernas o jonrón de campo) y (en el vocablo inglés se le conoce como inside the park home run) se da cuando la pelota se mantiene dentro del terreno de juego y el bateador logra correr las bases y anotar sin ser eliminado.

 

Este tipo de batazos son muy raros, ya que el bateador tendría que correr muy rápido o conectar con fuerza  la pelota de manera que sea difícil para la defensa realizar una jugada, sin que el jardinero cometa un error.

 

Es difícil encontrar estadísticas detalladas de los cuadrangulares dentro del campo, los cuales  según baseball-almanac.com,  se pega solo uno de cada 158 (0.63%) de los jonrones que se conectan en el beisbol de Grandes Ligas.

Todavía más complicado son los registros de estos raros batazos de cuatro esquinas producidos con las bases llenas.

 

Ha habido 224 en el interior del parque Grand Slam en las Grandes Ligas de la historia, 26 de los últimos 50 años, y sólo ocho desde 1990 (a partir del 01 de agosto 2011). Honus Wagner tiene la mayor en la historia de Grandes Ligas con cinco.

 

Sin embargo podemos encontrar que estas hazañas las han logrado realizar un nutrido grupo de  peloteros dominicanos.

 

De manera que un cuadrangular dentro del parque, conocido popularmente como “jonrón de piernas”, es sin duda el batazo más difícil en el beisbol, resultando todavía más  irrealizable cuando se tiene las bases llenas.

 

Cinco dominicanos lo han hecho en la pelota de Grandes Ligas, siendo el primero el torpedero Roberto Peña, luego le siguieron Cesar Cedeño, Franklyn Taveras, Junior Felix y el último el jardinero Luis Polonia hace más de 30 años.

 

Hace 50 años, el jueves 2 de septiembre de  1971, el jardinero dominicano César Cedeño, en la victoria de los Astros de Houston 9-3 sobre los Dodgers de Los Angeles, disparó jonrón dentro del campo con las bases llenas convirtiéndose en el segundo pelotero criollo en registrar la difícil hazaña.

César Cedeño pegó  un fly de 200 pies en el quinto inning,  que se convirtió en un grand slam dentro del campo, cuando el segunda base Jim Lefebvre y right fielder Bill Buckner de los Dodgers chocaron. Esa fue la diferencia para que los Astros de Houston vencen a los Dodgers de los Angeles 9-3 en este partido de hace medio siglo.

 

El Super Baby, patrullero central de los Astros, limpio las bases con un jonrón dentro del cuadro en esa quinta entrada contra el abridor de los Esquivadores Claude Osteen (12-10) que fue el perdedor. La victoria se la acredita Don Wilson tirando juego completo.

 

Ese episodio lo inicia el catcher Larry Howard negociando transferencia, el torpedero Marty Martínez pega sencillo al parado derecho, y se mueve Howard a la antesala, puesto out al salir para la goma  con rodado al box del picher Wilson, quien alcanza la inicial. 

 

Jesus Alou entrega el segundo out con elevado corto al bosque izquierdo, pero Joe Morgan recibe base por bolas y prepara el escenario para el jonrón de Cedeño que limpia las bases.

Ese fue noveno cuadrangular de Cedeño en la campaña, su primera completa en las Grandes Ligas,  donde bateó .264, con 10 jonrones y 81 remolcadas en 161 partidos. 

 

PRIMERO CON GRAN SLAM DENTRO DEL CAMPO

 

Roberto Peña, jugando en  intermedia de los Cerveceros de Milwaukee, el sábado 30 de mayo de 1970, fue el primer dominicano en conectar un cuadrangular dentro del parque con las bases llenas, logrando Cedeño ser el segundo en logarlo hace hoy 50 años.

 

Peña contribuyo a la victoria 9×7 de los Cerveceros  sobre los Tigres de Detroit en el County Stadium, despachando el difícil estacazo después de dos outs en el mismo primer episodio contra los envíos del derecho Les Cain, abridor de los felinos.

 

El grand slam dentro del parque de Peña en 1970 fue el mayor logro en  la liga mayores del jugador de cuadro y registrando en ese entonces el segundo dentro del parque en la historia de los Cerveceros y el único en el County Stadium.

 

El abridor de los Tigres, Les Cain, llenó las bases pero abanicó a Danny Walton y al primera base Jerry McNertney. En esa situación Roberto Peña se acercó al plato y alineó la pelota 382 pies al jardín central derecho.

 

Los jardineros de los Tigres Al Kaline y Jim Northrup chocaron mientras ambos intentaban hacer la atrapada de rutina. La pelota rebotó en el guante de Northrup y rodó hacia la pared mientras Peña se abría paso alrededor de las bases para poner a los Cerveceros arriba, 5-2.

 

Pero Kaline estaba boca abajo sobre la hierba. El entrenador del bullpen de los Cerveceros, Jackie Moore, un amigo y ex compañero de equipo de Kaline, fue el primero en llegar a Kaline y le dijo a uno de los diarios: «Lo oí jadear por aire y se estaba ahogando y se estaba poniendo azul.

 

«Me di cuenta de que se había tragado la lengua y trató de abrir la mandíbula. Pero lo mejor que pude hacer fue meter dos dedos entre los dientes».

Mientras tanto, el jardinero izquierdo de Detroit Willie Horton llegó y forzó a Kaline a abrir la boca y el entrenador de los Cerveceros Curt Rayer, según Moore, «sacó la lengua de Al de su garganta».

 

Kaline estaba consciente cuando lo sacaron del campo y lo llevaron al Hospital Luterano, donde se consideró que estaba bien, pero pasó la noche allí.

 

LOS OTROS CRIOLLOS  CON ESTA PROEZA

 

Mientras que Franklyn Taveras, campocortista de los Piratas de Pittsburgh, precisamente consigue su primer jonrón, de solo dos que conectó en su carrera en las mayores,  en esta circunstancia el  viernes 5 de agosto de 1977.

 

Taveras  disparó su batazo de cuatro esquinas a los profundo del jardín derecho contra el lanzador Doug Capilla de los Rojos de Cincinnati y con sus veloces piernas le dio la vuelta al cuadro  detrás de sus tres compañeros para ayudar los bucaneros a ganar 10×6 en el primero de un doble partido visitando el Riverfront Stadium ante 50,085 fanáticos.

 

Los jardineros Junior Felix y Luis Polonia fueron los últimos jugadores criollos en concretizar esta hazaña en el beisbol de las Grandes Ligas.

 

Junior Felix, de los Azulejos de Toronto, lo hizo el viernes 2 de junio de 1989, en un triunfo 7×2 sobre los Medias Rojas de Boston ante 33,584 aficionados en el Fenway Park. El batazo a la profundo del jardín central, vino contra el relevista Bob Stanley en el noveno inning.

 

Mientras que Luis Polonia jugando para los Angelinos de California alcanzo esta proeza el martes 14 de agosto de 1990 en una victoria de su equipo 9×5 ante los Yankis de Nueva York en el Anaheim Stadium.

 

El guardabosque santiagués pegó la bola en lo más profundo del center field para limpiar las almohadillas en el segundo inning con dos outs contra los envíos del abridor neoyorquino Tim Leary. El manco Jim Abbott (8-10) se alzó con el triunfo desde el montículo.

Con esta lista tan exclusiva que demostrado que una de las jugadas más emocionantes del béisbol es el jonrón dentro del parque. 

 

Un batazo muy raro verlo en el juego de hoy debido principalmente a las dimensiones más pequeñas del campo. Puede implicar un intento de zambullirse en un elevado que se queda corto, una colisión entre fildeadores, una pelota que rebota en la cerca y da un rebote salvaje, un fildeador  cayéndose detrás de la cerca.

MIEMBROS DEL LLAMADO CLUB INSIDE-THE-PARK GRAND SLAM

 

Un rebote extraño en una valla de jardín podría llevar a ese jonrón; más común, sin embargo, es una situación en la que dos jardineros intentan fildear la misma bola elevada y terminan chocando o permitiendo que la bola caiga y ruede más allá de ellos, dando tiempo al bateador para rodear las bases. 

 

Un jonrón dentro del parque también es posible si un fildeador pierde una pelota y se desplaza hacia una parte del campo sin la supervisión de ningún jugador. 

 

Debido a que los estadios de béisbol son típicamente más pequeños hoy de lo que han sido históricamente, la ocurrencia de jonrones dentro del parque ha disminuido significativamente.

 

RÉCORD DE JONRONES DE GRAND SLAM DENTRO DEL PARQUE

Un jonrón de Grand Slam dentro del parque es aún más raro; Honus Wagner tiene el récord de carrera de jonrones de grand slam dentro del parque con cinco.

 

Los 20 mejores líderes de todos los tiempos jugaron antes de 1970. Según Baseball Almanac, Jesse Burkett (55) tiene el récord de todos los tiempos seguido de Sam Crawford (51), Tommy Leach (48), Ty Cobb (46) y Honus Wagner (46). Hemos limitado la investigación a las temporadas 1950-2015 utilizando los archivos de eventos de Retrosheet. 

 

Ty Cobb tiene el récord de carrera dentro del parque de la Liga Americana con 46 jonrones, y lideró la liga en jonrones en 1909; los nueve fueron dentro del parque. 

 

Como dato curioso, Ty Cobb fue líder de la categoría de cuadrangulares en 1910 sin sacarla del campo en ninguna oportunidad. Es decir él fue el primer y único jugador en la era moderna en liderar la liga en jonrones sin realmente conectar una pelota fuera del parque. 

 

Mientras que Tommy Leach lidera la Liga Nacional con 48; Jesse Burkett lidera el major con 55 para una carrera. 51 muchachos lo han hecho dos veces en un juego (hasta el 2000); el último en hacerlo dos veces en un juego fue Greg Gagne en 1986.

 

Existen datos muy curiosos en este sentido. El tipo más gordo en hacerlo fue el Price Fielder de 270 libras en 2007; Fielder registró un inusual  jonrón dentro del parque con un elevado  que pegó en el techo del Metrodome.

 

El viernes, 12 de julio de 1897, se produjo  uno de los record más difícil en el beisbol de Grandes Ligas con 4 jonrones dentro del parque en un mismo partido el protagonista: Tom McCreery, del Louisville.

 

El último jugador de la Liga Americana en conectar dos veces con jonrones dentro del parque durante el mismo juego fue Greg Gagne de los Mellizos de Minnesota el 4 de octubre de 1986. 

 

Mientras que el último jugador de la Liga Nacional fue Hank Thompson de los New York Giants el 16 de agosto de 1950. Si bien es menos común hoy en día, los jonrones dentro del parque todavía ocurren. 

 

MANNY MOTA CRIOLLO CON HRs DENTRO DE PARQUE

 

En la pelota de Grandes Ligas el dominicano con más jonrones dentro campo es Manny Mota, con un total de tres de este tipo de batazos de cuatro esquinas, aunque no aparecen la fecha de cada uno ellos. Luego le sigue Edwin Encarnación con dos.

Mientras que entre todos los latinos el puertorriqueño  Roberto Clemente es lo máximo con ocho jonrones dentro del parque, incluyendo un grand slam (25 julio 1956), luego aparecen Ruben Sierra, Bobby Abreu y David de Jesus con cuatro cada uno.

 

El grupo de catorce con al menos tres los conforman además de Mota, los latinos Luis Aparicio, Bert Campaneris, Jose Cardenal, Leo Cárdenas, Ben Oglive, Tony Oliva, Jorge Orta, Angel Pagan y Jim Rivera.

 

ULTIMOS DOMINICANOS CON JONRONES DENTRO DEL CAMPO:

 

EL 2 DE JUNIO 1995, ALEX ARIAS. Con Marlins de Florida el primer dominicano en pegar un jonrón dentro del estadio fue el infielder Alex Arias el 2 de junio de 1995 contra el zurdo Jaime Navarro de los Cubs de Chicago en el primer episodio con el juego sin anotación.

 

Hanley Ramírez siendo estelar torpedero de los Marlins lo hizo el 27 de septiembre de 2006 contra el lanzador Todd Coffey de Cincinnati para poner el partido arriba 6-2 en un batazo por jardín derecho.

 

EL 26 DE MAYO DE 1997, SAMMY SOSA de los Cachorros de Chicago alcanzó anotarse un jonrón dentro del parque correr las cuatro bases  en la parte superior de la sexta entrada en un partido contra los Piratas de Pittsburgh. 

 

En la parte inferior de la misma sexta entrada, de Tony Womack del Piratas de Pittsburgh también de anotó jonrón de piernas marcando el hecho inusual de los dos equipos ejecutarlo en el mismo inning.

 

El héroe improbable: Sosa, por supuesto, conectó más de 600 jonrones en su carrera. Y durante la primera mitad de sus 18 años en las Grandes Ligas, también fue una amenaza en las bases, con un promedio de 23 robos entre 1990 y 1998. 

 

Pero entonces la carrera terminó abruptamente.  En 2001, cuando Sosa, de 32 años, superó los 60 jonrones por tercera vez en cuatro años, también robó cero bases en 160 juegos.

El desastre defensivo: Homer No. 63 en 2001 no fue más que un elevado perezoso al derecho. Pero en una tarde brillante y tempestuosa en Wrigley Field, Rob Mackowiak de Pittsburgh, a pesar de llevar gafas de sol, nunca lo vio. 

 

Aterrizó muy detrás de él, y un apresurado Sosa estaba casi en la tercera base cuando Mackowiak lo recuperó en la esquina del jardín derecho. La reacción: «Me sentí tan tonto como parecía», dijo Mackowiak.

 

EL 7 DE SEPTIEMBRE DE 2006, JOSÉ REYES. A pesar de toda la fanfarria sobre su velocidad y el hecho de que tiene los récords de franquicia de bases robadas y triples, es algo sorprendente para que solo conectó un jonrón dentro del parque como Mets. 

Este notable logro ocurrió durante su mejor temporada general en Queens, una en la que bateó 17 triples, anotó 122 carreras y lideró las Grandes Ligas con 64 bases robadas.

 

En esa memorable noche de septiembre, los Mets se enfrentaban a los Dodgers, sus futuros enemigos de la Serie Divisional. En el montículo, Tom Glavine se enfrentó a Brad Penny. 

 

En la parte baja de la sexta entrada, luego de un exitoso toque de sacrificio de Glavine que movió a José Valentín a la segunda base, Reyes se acercó al plato. Realizó un lanzamiento 2-1 de Penny al jardín central derecho, donde rebotó en la cerca, eludió al jardinero central Matt Kemp y se fue a tierra de nadie.

 

Reyes nunca rompió el paso cuando rodeó las bases y se deslizó triunfalmente en casa, impulsando tres carreras (incluido él mismo) y sacando a Penny del juego con su inside-the-parker. Los Mets ganaron 7-0 y solidificaron su dominio sobre la división Este de la Liga Nacional, que terminaron ganando por 12 juegos.

EL 31 DE AGOSTO DE 2007, EDWIN ENCARNACIÓN, antesalista de los Rojos de Cincinnati recorrió las bases para completar el único inside-the-parker en Busch Stadium III contra Anthony Reyes y los St. Louis Cardinals.

Encarnación tenía 24 años y en esa campaña despachó 16 jonrones con 76 vueltas remolcadas, ocho bases robadas en 139 partidos como tercera base de los rojos.

 

Si otro estacazo de esta especie lo pegó en Anaheim, el 18 de septiembre 2018 Edwin Encarnación de los  Indios de Cleveland durante la cuarta entrada de un juego contra los Angelinos de Los Ángeles de Anaheim en el Angel Stadium de Anaheim.

 

Este jonrón dentro del parque alcanzado por Reyes también fue el último alcanzado por un Mets en el Shea Stadium.

 

Los Mets en realidad conectaron dos jonrones dentro del parque en 2006; el otro fue alcanzado por Kaz Matsui el 20 de abril contra los Padres de San Diego en Petco Park.

 

Home Runs dentro del parque de Ballpark (1950-2015) Adrian Beltré suministró el único cuadrangular dentro del terreno en la historia de Safeco Field el 23 de julio de 2006, frente a Mike Timlin y los Boston Red Sox. 

 

EL 6 DE ABRIL DE 2009, EMILIO BONIFACIO de los Florida Marlins se convirtió en el primer jugador en 41 años en conectar un jonrón dentro del parque en el Día Inaugural, que también fue el primer jonrón de la carrera de Bonifacio en las Grandes Ligas. 

 

Bonifacio, con la casaca de los Marlins lo logró este batazo en el juego de apertura de la campaña el 6 de abril de 2009 contra su compatriota Julián Tavarez en el cuarto episodio para colocar la pizarra 6-2.

 

Pegó cuatro hits, tres  bases robadas y un jonrón dentro del parque. Esto, de un tipo que nunca en 2008 había conseguido más de dos hits o una base robada en un juego. Bonifacio, tuvo cero jonrones en su carrera (ante de este juego) y  un slugging de .337 para los Nats el año 2008. 

 

EL 18 DE JULIO DE 2010, JHONNY PERALTA de los Indios de Cleveland conectó un jonrón de tres carreras dentro del parque cuando el jardinero de los Tigres de Detroit Ryan Raburn se estrelló contra la cerca del bullpen mientras intentaba atrapar la pelota. Peralta era uno de los corredores más lentos en ese entonces en la lista de los Indios y sería canjeado a los Tigres diez días después. 

 

Tardó 16.74 segundos en redondear las bases, que fue, en ese momento de la temporada 2010, el jonrón más lento dentro del parque y más lento que cinco jonrones regulares. 

 

Es uno de los 16 jugadores de todos los tiempos en acumular al menos 7,000 apariciones en el plato de la MLB y no robar más de 17 bases (y fue atrapado 27 veces, por si acaso). Desde 2009-11, Peralta jugó 445 partidos y se robó una base. Y apenas estaba al 100% para este juego en particular, habiéndose perdido los tres concursos anteriores de Cleveland con fiebre.

 

El desastre defensivo: Ryan Raburn, de Detroit, se recuperó con el profundo avance de Peralta e hizo un intento valiente pero inútil. Peor aún, el panel de la pared contra el que se estrelló fue en realidad la puerta del bullpen, que se abrió bajo el peso de Raburn y lo envió dando tumbos mientras la pelota se alejaba.

 

La reacción: “Fue muy duro, especialmente desde que estuve enfermo”, dijo Peralta. «Me sorprendió.»

EL 2 DE JUNIO DE 2016 EDUARDO NUÑEZ campocorto de los Mellizos de Minnesota, conectó un histórico jonrón dentro del parque contra los Rays de Tampa Bay el 2 de junio de 2016.

 

Este  de Eduardo Núñez contra Matt Moore de Tampa fue el jonrones 51 dentro del parque en la historia de los Mellizos de Minnesota.

 

A diferencia de los 50 anteriores, Núñez fue el primero en abrir un juego para los Mellizos con este batazo. Carlos Gomez había pegado un jonrón dentro el parque con Tampa anteriormente.

 

EL 2 DE ABRIL DE 2018 EDWIN ENCARNACIÓN (Indios) – En Angels. El héroe improbable: uno de los mejores toleteros de la década de 2010. Si bien anteriormente pegó un inside-the-parker en 2007, tenía 24 años en ese momento. 

 

Para el 2018, tenía 35 años, no había robado más de tres bases en ninguno de los cuatro años anteriores y estaba clasificado en el percentil 12 de los jugadores de Grandes Ligas en velocidad de sprint.

 

El desastre defensivo: Encarnación esquió uno recto por la línea del jardín izquierdo, lo que obligó a Justin Upton a correr 128 pies en persecución. Upton olfateó la atrapada, y cuando la pelota rebotó en la línea amarilla pintada en la pared y regresó al campo de juego, al jardinero izquierdo le tomó bastante tiempo ir tras ella. «No tenía ni idea de que la pelota era justa», dijo Upton. «No pude oír nada».

 

La reacción: «Fue divertido», dijo Encarnación, cuyos compañeros le dieron agua y lo abanicaron con toallas en el banquillo después de que tardó casi 19 segundos en dar la vuelta a las bases. «Todo el mundo se reía de ello. Todo el mundo lo disfrutaba».

 

Edwin Encarnación conectó un jonrón dentro del parque contra los Angelinos, y fue un momento asombroso para el equipo y los fanáticos que miraban desde casa.

EL 31 DE AGOSTO DE 2021 AMED ROSARIO. Se convirtió martes en el último dominicano en pegar cuadrangular dentro del parque, pero al mismo tiempo en el primer pelotero del que se tenga registro en batear de 5-5 con cinco impulsadas, un jonrón de campo y otro por encima de la cerca,

 

Rosario logra la hazaña  en el partido donde los Indios de Cleveland ganaron  7-2 a los Reales de Kansas City. El dominicano sumó cinco remolcadas por primera ocasión en su carrera, e igualó su mejor marca en hits.

Al menos desde 1920, cuando las impulsadas se volvieron una estadística oficial, nadie había conectado de 5-5 con cinco producidas y los dos tipos de cuadrangulares en el mismo encuentro, según la firma STATS.

 

“Siempre quiero más y planeo lograr más”, comentó Rosario. Zach Plesac (9-4) lanzó pelota de dos hits a lo largo de siete innings sin aceptar anotación. Recetó siete ponches y no entregó un solo boleto.

Rosario lució su velocidad para conseguir el cuadrangular dentro del parque en el primer inning, cuando su batazo envió la pelota apenas fuera del alcance del jardinero derecho Edward Olivares.

 

El guardabosque venezolano cayó mientras la pelota se escapaba. Rosario tuvo así la oportunidad de conseguir el primer jonrón de campo de Cleveland desde el 24 de agosto de 2018, cuando Jason Kipnis consiguió uno precisamente en Kansas City.

 

EN CONCLUSION

 

Las jugadas individuales más emocionantes del béisbol son el grand slam, un cuadrangular con bases llenas impulsadas, y el jonrón dentro del parque.

 

 Los jonrones de Grand Slam de largas distancias hacia las gradas seguramente entusiasman a los fanáticos, pero piensen en esto: ¿alguna vez han visto un batazo convertido en jonrón  de cuatro carreras sin volar la valla de los jardines?

Ha habido 224 jonrones de grand-slam dentro del parque que se remontan a 1881 en las Grandes Ligas. Asciende a alrededor de 1,61 de esos batazos por temporada. En comparación, ha habido 304 juegos sin hits lanzados en juegos de la MLB desde 1876. Incluso los juegos sin hits son más comunes.

 

Lo que también se llama «jonrones en el parque» son poco comunes por sí solos; dependiendo de la época, podrían representar alrededor de la mitad del 1 por ciento de todos los jonrones conectados. Pero golpear uno mientras las bases están llenas es aún más raro.

 

Los grand slams no ocurren todos los días. Considere que los líderes de su carrera en Grand Slams, Alex Rodríguez con 25 y Lou Gehrig con 23, solo lograron un poco más de 1 por temporada. (Gehrig jugó 17 temporadas, Rodríguez 22).///

 

 

 

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Trending

Opinión

More in Efemerides Rafael Baldayac