Connect with us

Efemerides Rafael Baldayac

Frank Robinson: Primer manager afroamericano en MLB

Un ícono del beisbol del que hay mucho que decir. Su inmenso legado dejó huella en las Grandes Ligas de diversas maneras y no sólo como jugador, también como mánager y ciudadano comprometido con la defensa de los derechos civiles, aunque prefería que se hablara de él por su excelencia como jugador.

EFEMERIDES ESPECIAL 3 DE OCTUBRE DE 1974:

Por Rafael Baldayac

Frank Robinson, de 39 años, se convierte en el primer dirigente afroamericano en la historia del beisbol de Grandes Ligas cuando firma un contrato como jugador-mánager para estar al frente de los Indios de Cleveland para la venidera campaña.

Robinson, un ícono del beisbol, rompería la segunda barrera racial, esta vez, como primer piloto negro en las mayores, aceptando el jueves 3 de octubre de 1974  un contrato de un año estimado en $ 180,000 dólares para conducir al conjunto de la tribu.

Su debut como manager de los Indios de Cleveland en las Grandes Ligas, se produjo aunque de una manera muy inusual.

A la voz del playball Robinson se convirtió en el primer afroamericano en ser dirigente de las mayores, con lo que marcó un antes y un después al estilo de Jackie Robinson.

No fue tanto una orden, sino una sugerencia. El 8 de abril de 1975, el gerente general de los Indios, Phil Seghi, habló con Robinson quien debutaba como jugador/manager de Cleveland.

Seghi, ese martes 8 de abril de 1975 en la mañana y le dijo: “¿Por qué no das un cuadrangular en tu primer turno al bate?”. Robinson miró con incredulidad a su jefe. «¡Tienes que estar bromeando!»

No había bromas unas horas después de eso, cuando el primer manager afroamericano de Grandes Ligas hizo historia en su primer turno.

El entonces manager estaba alineado como bateador designado de la tribu la noche del juego que se llevó a cabo en el Estadio Municipal de Cleveland, frente a los Yanquis de Nueva York.

Por los Yanquis estaba en el montículo Doc Medich, que se midió con Robinson en su primer turno al bate.

Una recta a la altura de las rodillas fue la que conectó el designado de los Indios, que vio como la pelota se iba alejando por el jardín izquierdo para terminar en las gradas.

Los 56,204 fanáticos en el Estadio Municipal de Cleveland se enloquecieron.

«Cualquier jonrón es emocionante», dijo Robinson luego del partido. «Pero tengo que reconocer que éste fue más emociones aun».

Fueron muchas las emociones a la hora de romper la barrera racial, y de hacerlo de manera tan dramática.

Los Indios ya se habían establecido como una organización progresista en 1947, cuando Larry Doby vistió el uniforme del equipo como apenas el segundo jugador afroamericano en Grandes Ligas y el primero en la Liga Americana.

Robinson, quien también llegaría a ser el primer dirigente afroamericano en la Liga Nacional (con los Gigantes en 1981), agregó otro capítulo a ese legado.

Entonces, aquella temporada de 1975 empezó con bombos y platillos. No terminó así, ya que Cleveland terminaría con marca de 79-80 y en el cuarto lugar del Este de la Liga Americana.

Robinson, luego de una temporada con tres juegos por encima de .500 en 1976, fue despedido por los Indios después de un lento comienzo del equipo en 1977.

Robinson, con una placa en el Salón de la Fama como jugador, no sólo dirigiría más adelante a los Gigantes, sino también a los Expos/Nacionales.

Ahora es consultor en la Oficina del Comisionado Rob Manfred y presidente honorario de la Liga Americana. En Cleveland, los fanáticos de cierta edad aún citan el jonrón de Robinson como uno de sus momentos favoritos del deporte local.

De su parte, ese 8 de abril Robinson celebró de una manera bien discreta-con una hamburguesa, una Coca Cola y un pedazo de pastel.

El jugador, exaltado al Salón de la Fama en 1982, se convertiría también en el primer manager afroamericano en la Liga Nacional en 1981 al dirigir a los Gigantes de San Francisco, que le otorgaron el voto de confianza para que estuviera al mando de la escuadra ese año.

Robinson, jugó en su etapa como pelotero con los Rojos de Cincinnati (1956 – 1965), los Orioles de Baltimore (1966 – 1971), Los Angeles Dodgers (1972), los Angeles de California (1973 – 1974) y los Indios de Cleveland (1974 – 1976). La leyenda, fue exaltado al Salón de la Fama en 1982 como jugador.

Por otra parte, dirigiría a los Orioles y los Expos/Nacionales después de Indios y Gigantes, además de formar parte de MLB como ejecutivo.

Frank falleció el jueves 7 de febrero de 2019,  a los 83 años de edad a causa de cáncer de huesos que padeció por muchos años. Robinson murió en su casa en California rodeado de su familia y amigos.

La noticia de sus problemas de salud surgió a fines de la semana pasada cuando Jon Heyman de MLB Network reveló en su   cuenta de Twitter que Robinson estaba ‘enfermo’.

El Baltimore Sun informó el martes que Robinson se encontraba en las últimas etapas de una larga  enfermedad y citó una «fuente con conocimiento directo de la situación».

FOTO: El presidente George W. Bush entrega la “Presidential Medal of Freedom” (Medalla Presidencial de la Libertad) a la leyenda del béisbol Frank Robinson en el East Room el miércoles 9 de noviembre de 2005. Al ganar los premios al Jugador Más Valioso de las Ligas Nacional y Americana, logró la Triple Corona de la Liga Americana en 1966. (Foto de la Casa Blanca por Paul Morse)

La familia de Robinson pidió que, en lugar de flores, se hicieran donaciones en su memoria al Museo Nacional de Derechos Civiles en Memphis o al Museo Nacional de Historia y Cultura Afroamericana en Washington, DC.

Un jardinero All-Star en 12 temporadas, su legado se extendió mucho más allá de la caja del bateador.

Frank Robinson conectó 586 jonrones en su carrera y ganó la Triple Corona mientras lideraba a los Baltimore Orioles a su primer campeonato de la Serie Mundial en 1966.

Robinson también dirigió San Francisco, Baltimore y Montreal. Se convirtió en el primer mentor de los Washington Nationals después de que la franquicia se mudó de Montreal para la temporada 2005.

Más tarde, Robinson pasó varios años trabajando como ejecutivo de MLB.

FOTO: El toletero dominicano Albert Pujols comparte con la leyenda Frank Robinson, quien al igual que Pujos fue el Jugador Más Valioso de la Liga Nacional. Robinson los hizo con en Cincinnati en 1961 y  luego con Baltimore en 1966.

 

Los Rojos, los Orioles y los Indios retiraron el No. 20 de Robinson y lo saludaron con estatuas en sus estadios. También está en el Anillo de Honor de los Nacionales.

«El currículum de Frank Robinson en nuestro juego no tiene paralelo, un pionero en todos los sentidos, cuyo impacto abarcó generaciones», dijo el comisionado de las Grandes Ligas, Rob Manfred.

«Fue uno de los mejores jugadores en la historia de nuestro deporte, pero eso fue solo el comienzo de una carrera de béisbol multifacética».

De Frank Robinson hay mucho que decir. Su legado en el béisbol es inmenso dejó huella en las Grandes Ligas de diversas maneras y no sólo como jugador, también como mánager y ciudadano comprometido con la defensa de los derechos civiles, aunque prefería que se hablara de él por su excelencia como jugador.

Frank Robinson conectó 2.943 hits. Es el próximo en la lista de Miguel Cabrera en su ascenso entre los jugadores más fecundos en imparables.

Dicen que las comparaciones son odiosas, pero esa máxima tiene excepciones, además de que se hace inevitable hacerlo, al repasar números y logros en el béisbol: ambos ganaron la Triple Corona de bateo y el Premio al Jugador más valioso.

Robinson fue invitado 14 veces al Juego de las Estrellas; Miguel ha asistido en 11 ocasiones. Frank Robinson jugó 21 temporadas, Miguel Cabrera suma 19 y aún le restan un par de años de contrato con los Tigres.

Jugaron tanto en la Liga Nacional como la Liga Americana, ganaron el Premio al Jugador del Año y ambos poseen anillos de Serie Mundial. ////

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Trending

Opinión

More in Efemerides Rafael Baldayac