Connect with us

Efemerides Rafael Baldayac

Eddie Klep, que rompió barrera racial Liga Negra murió hace 75 años

La presencia de Eddie Klepp provocó algunos enfrentamientos con las leyes segregacionistas en Birmingham, la ciudad más poblada del estado de Alabama en la región Sur de los Estados Unidos y en medio de la II Guerra Mundial.

EFEMERIDES ESPECIAL 13 DE ABRIL 1946:

Por Rafael Baldayac

Una leyenda al revés: dos hombres rompieron la barrera del color del béisbol. Jackie Robinson, ya todos los saben, y  Eddie Klep, protagonista de la otra historia que muy poco conocen

Quien fue Eddie Klep? Fue un lanzador zurdo firmado por los Cleveland Buckeyes, convirtiéndose en el primer jugador blanco en la historia de las ligas negras hace hoy 75 años.

Una discriminación racial de doble vía, a Klepp por ser blanco le prohibieron en esta sede jugar con su equipo en un partido de pretemporada celebrado el sábado 13 de abril de 1946 contra los Black Barons, en Birmingham, Alabama.

La presencia de Klepp provocó algunos enfrentamientos con las leyes segregacionistas en Birmingham, la ciudad más poblada del estado de Alabama en la región Sur de los Estados Unidos.

Klepp, de 27 años, aunque mostró cierto talento, no fue lo suficientemente bueno y solo apareció en tres juegos siendo dejado libre en junio por los campeones  defensores de la liga negra.

El serpentinero zurdo que se convirtió en el primer estadounidense blanco en jugar béisbol en las ligas negras, trabajo apenas durante siete entradas en su debut el 29 de mayo de 1946, en una victoria de los Cleveland Buckeyes 8-6 sobre los Chicago American Giants en Grand Rapids, Michigan.

Edward Joseph Klep (12 de octubre de 1918 – 21 de noviembre de 1981) que nació en Erie, Pensilvania, luego de su despido, en  septiembre de 1946, fue declarado culpable de robo y nunca regresó al béisbol.

Una de las anécdotas señala que cuando Klepp entró por primera vez en al clubhouse, los peloteros que jugaban a la cartas dejaron de jugar. Todos se detuvieron en medio de lo que estaban  haciendo.

Un ambiente tenso, como cuando el sheriff entra al salón, y alarma a todos los vaqueros. Dijo: «Mi nombre es Eddie», mientras miraba alrededor de los casilleros.

A los pocos minutos agentes de la policía de Birmingham lo sacaron del terreno de juego antes de un partido en hora de la noche y lo hicieron sentarse en las tribunas en la sección marcada «Para Blancos».

Los alguaciles mantuvieron sus ojos en él desde que salió al campo con su uniforme de los Cleveland Buckeyes, lo expulsaron, prohibiéndole actuar en el partido.

Cinco días después, el 18 de abril,  Jackie Robinson, quien rompió la barrera racial en las Grandes Ligas,  debutaba como segunda base de los Reales de Montreal tras ser firmado por los Dodgers de Brooklyn y dos antes, 20 de abril, de la  primera transmisión del beisbol de las mayores, un partido Cardenales contra los Cubs en Wrigley Field, de Chicago.

Así que mientras Jackie jugaba para Brooklyn y vestía el azul de los Dodgers, Eddie cruzaba la línea de color en la liga negra hace hoy 75 años, tres cuarto de siglo.

Curiosamente rompió la barrera de color casi al mismo tiempo que lo hizo Jackie.

Eddie Klep era un jugador de ligas industriales, el mismo que se encuentra en todos los campos de arena en Estados Unidos. Cuando los Buckeyes aparecieron en Alabama para medirse a los Black Barons, el chico blanco fue visto como un “bicho raro”.

Los policías de Birmingham fueron los primeros en perseguirlo. «Matones azules», así los llamó el secretario de prensa del equipo, Jimmie N. Jones, en una publicación en el periódico.

Ellos le ordenaron a Klep que saliera del campo durante las prácticas de calentamientos previa al partido.

Justificaron el impedimento diciendo que una ordenanza municipal prohibía «la participación de atletas blancos y de color».

Luego echaron a Klep del dugout y lo enviaron de regreso al hotel para quitarse el uniforme a su regreso al play lo hicieron sentarse en las gradas, en los asientos reservados para los blancos.

Sin duda, Klep era noticia.

The Cleveland Call and Post lo expresaron de esta manera: «Con el lanzador zurdo Eddie Klep, nativo de Erie, Pensilvania, único jugador blanco en el béisbol organizado de los negros, los Buckeyes han declarado que serán el equipo a vencer en el campeonato de 1946.

Quizás creas eso. Quizás eres un chivo expiatorio. Para mi yo personal, simplemente no cuadraba. Los Buckeyes ya eran pésimos con grandes lanzadores, tipos que podían oler a DiMaggio. ¿Por qué gastar tanto esfuerzo en un paquete blanco?

Willie Grace,  jardinero central que había compartido habitación con Klep, comentó que este lanzador blanco, «no podría haber lanzado en ninguna liga, ya que no tenía velocidad en su recta y su curva es muy pobre».

Entonces, ¿cuál fue la historia? Resulta que los Buckeyes eran propiedad de un extravagante hombre negro llamado Ernie Wright,  el cual conocía muy bien la  publicidad y quizás quería dar un efecto promocional a la presencia de un jugador blanco.

«Ernie tuvo la previsión de elegir a un pelotero blanco», me dijo Sammy Haynes, «sabiendo que a veces se le negaría la oportunidad de jugar y que atraería a una multitud más grande si tenían algo de emoción».

VIDA FAMILIAR DE KLEPP

Comenzó a destacarse como lanzador  desde que tenía 15 años y luego jugó pelota semiprofesional durante cuatro años antes de unirse a los Bucs.

Ofreció un tryout con un club profesional en Pennsylvania en 1946, pero decidió buscar un puesto con los Bucs en su lugar.

Con la joven Ethel Fhelman, una pequeña rubia fresa de 17 años, tuvo su único hijo en 1940. Ahora es una anciana, de 74 años, pero una vez debió haber sido atractiva.

Unos años después del turno de Klep con los Buckeyes, estaba jugando béisbol en la prisión estatal de Rockview en el centro de Pensilvania.

Klepp estuvo en la prisión del condado de Erie, la historia está escrita con tinta negra cuidadosamente en una pila de expedientes verdes de la prisión.

Edward Klep está en todos estos libros. Hay un cargo de hurto en el 37. Hurto de nuevo en 1939 y ’40. Fue encarcelado durante cinco semanas en 1941 en espera de juicio por incendio provocado. Luego, conducta desordenada.

Ahora se está poniendo interesante. En febrero de 1946, un mes antes de unirse a los Buckeyes, Eddie Klep trabajó diez días en el condado de Erie por hurto. Seis semanas después de que los Buckeyes lo liberaran, regresó para esperar el juicio por robo, hurto y recepción de bienes robados.

El hombre que integró las ligas de béisbol negras estaba orgulloso de lo que había hecho. Cuando se le preguntó cuál era su ocupación, Eddie le informó al sargento de recepción que era un jugador de béisbol profesional.

Eddie Klep iba camino a las Grandes Ligas, pero ni los Indios de Cleveland ni los Yankees de Nueva York, quisieron contratarlo luego de su mala conducta.

Richard M. Leathers, supervisor de registros de la Institución Correccional Estatal de Rockview, la pluma estatal, manipula el registro de un tal Edward Joseph «Lefty» Klep.

«¿Quién es este tipo, un jugador de béisbol?» Leathers quiere saber. «Algo así», digo.

El cantautor Chuck Brodsky recordó el tiempo de Klep en las ligas negras con una canción titulada “The Ballad Of Eddie Klepp”.

Klep murió en 1981, en una residencia estatal en Los Ángeles, de condiciones relacionadas con el alcoholismo a largo plazo. Se vendió una película basada en la historia de Eddie Klep a la productora de Adam Sandler.

 

Edward Josep Klep (Eddie)

Nacimiento: 12 de octubre de 1918 Erie, Pennsylvania

Fallecimiento: 21 de noviembre de 1981 (63 años) Los Ángeles, California
Debut en la Liga Negra
29 de Mayo de 1946, con los  Cleveland Buckeyes

///

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Advertisement

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Advertisement

Trending

Advertisement

Opinión

Advertisement

More in Efemerides Rafael Baldayac