Connect with us

Efemerides Rafael Baldayac

Eddie Gaedel, el pelotero más pequeño en historia MLB

Gaedel de 26 años de edad, entró a los libros de los récords de MLB un dia como hoy hace 70 años. El famoso enano de 3 pies y 7 pulgadas fue activado para el segundo encuentro de una doble cartelera frente a los Detroit Tigers, y ahí tuvo su primera y única aparición en el plato, en la parte baja del primer inning.

EFEMERIDES ESPECIAL 19 DE AGOSTO 1951:

Por Rafael Baldayac

Con el debut hace dos días del infielder dominicano Otto Ariel López con los Blue Jays de Toronto, se  eleva a 20,104 la cantidad de peloteros, que según la página Baseball Reference, han jugado a lo largo de la historia del beisbol de las Grandes Ligas.

En este largo listado de bigleaguers se pueden encontrar todo tipo curiosidades, estadísticas y particularidades… y una de las más inéditas es la que tiene que ver con el pelotero de menor estatura que ha jugado en las mayores.

Se trata del famoso enano Eddie Gaedel,   quien apareció solamente por un día, de hecho, solo por un turno al bate, mismo que tomó el domingo 19 de agosto de 1951 con los St. Louis Browns, momento en el que hizo historia.

Con 26 años de edad, Eddie entró a los libros de los récords de MLB cuando fue activado para el segundo encuentro de una doble cartelera frente a los Detroit Tigers, y ahí tuvo su primera y única aparición en el plato, en la parte baja del primer inning.

FOTO: El enanito Eddie Gaedel, de tres pies y 7 pulgadas, en su única aparición como bigleaguer en el Sportsman Part III en San Luis. Ese domingo 19 de agosto de 1951 el béisbol vivió un momento histórico con el jugador más pequeño parado en la caja de bateo de un estadio de MLB. Gaedel recibió una transferencia en su único turno al bate en las mayores.

Gaedel fue el primer bateador que mandaron al plato y el pitcher rival fue Bob Cain. Al ver al pequeño pelotero, el umpire de home Ed Hurley, llamó al manager de los Browns para pedirle una copia del contrato de Gaedel y un roster actualizado del equipo para demostrar que fue dado de alta.

Una vez que quedó confirmado que podía jugar, llegó el momento de batear. Como era de esperarse, la inusual estatura del Eddie provocó que su zona de strike se redujera al mínimo, por lo que en solo cuatro pitcheos negoció base por bolas. Después de llegar a la primera base, fue sustituido por un corredor emergente.

El pelotero más pequeño en jugar en MLB traía en su jersey el número ‘1/8’, mismo que actualmente se encuentra en el Museo y Salón de la Fama de los St. Louis Cardinals.

En la actualidad, José Altuve es conocido como el pelotero en activo en MLB de la menor estatura con 5 pies y 7 pulgadas (1.68 metros), pero el venezolano está lejos del pelotero ligamayorista ‘más chaparro’ de la historia, título que ostentó Eddie Gaedel con su 3 pies y 6 pulgadas (1.09 metros).

GAEDEL, ÚNICO ENANO EN GRANDES LIGAS

De manera que ese domingo 19 de agosto de 1951, en el Sportsman Part III en San Luis, el béisbol vivió un episodio histórico con el jugador más pequeño que se ha parado en la caja de bateo de un parque de la Major League Baseball.

La doble cartelera dominical favoreció los Tigres de Detroit que le ganaron ambos choques a los Carmelitas, el primero 5-2 y el segundo 6-2.

El excéntrico dueño de los Carmelitas, Bill Veeck contrató por 100 dólares como jugador en la campaña de 1951 a este enano de 3.pies y 6 pulgadas y 65 libras de peso, llamado Eddie Gaedel, como un truco publicitario.

Veeck planeó todo para que Gaedel se uniera al conjunto en una doble cartelera entre Carmelitas y Tigres donde se celebraban los 50 años de la fundación de la Liga Americana.

Al concluir el primer juego, el enano salió de un bizcocho de cumpleaños de unos 7 pies de altura. Con su número 1/8 un octavo en la espalda, el enano entró al partido en la parte baja del primer episodio como emergente por el abridor de la alineación de los Carmelitas, Frank Saucier.

El árbitro y los jugadores de Detroit estaban atónitos, sencillamente no podían creer lo que veían. Mayor fue su sorpresa cuando se le mostró al auxiliar principal un contrato valido y este indicó al lanzador Bob Cain, de los Tigres, quien no podía parar de reír, que debía lanzarle al diminuto.

Veeck, de su lado había amenazado a Gaedel, indicándole que no podía hacer swing a ningún lanzamiento, de lo contrario su vida corría peligro ya que había dispuesto colocar un francotirador en las gradas para que disparara en caso de que no obedeciera al propietario.

UN CASO INSOLITO EN LAS GRANDES LIGAS

Cuando Edward Carl «Eddie» Gaedel, -el enano que nació en Chicago, Illinois el 8 de Junio de 1925-.fue contratado por el dueño de los «Cafés», Bill Veeck, le dijo que no hiciera ningún swing a ninguna de los lanzamientos del zurdo Bob Caín.

FOTO: Eddie Gaedel camina al cajón de los bateadores, pero el árbitro principal Eddie Hurley sorprendido por el anuncio de este emergente, detuvo el juego. El dirigente Taylor sabía lo que venía, y le mostró la copia del roster oficial.

Veeck lo amenazó diciéndole  que había contratado una póliza de seguro de un  millón de dólares y que estaría en el techo del estadio, una persona con un rifle preparado para matar a Gaedel, si no hacía caso.

El pitcher Caín, riéndose de lo absurdo, tuvo que lanzarle a Gaedel. Su cátcher le dijo que lanzara bajo.

Los dos primeros lanzamientos estuvieron en la zona de strike y los otros cuatro fueron lentos y altos. Gaedel empezó a trotar rumbo a la primera base y se detuvo dos veces, para inclinarse ante la multitud y fue reemplazado por el corredor emergente, Jim Delsing.

Los 18,369 aficionados le dieron a Gaedel una ovación de pie. Ese juego lo ganaron los «Tigres» por 6-2.

El presidente de la Liga Americana, Will Harridge, dijo que Bill Veeck se estaba burlando del juego y anuló el contrato de Gaedel al día siguiente.

En respuesta Bill Veeck amenazó con solicitar una decisión oficial, sobre si el short stop de los «Yankees», Phil Rizzuto, que fue el Jugador Más Valioso de la Liga Americana, que medía 1.68 metros, era un jugador de pelota, corto o un enano alto.

La carrera en las Grandes Ligas duró una sola aparición para Gaedel, pero Veeck continuó usándolo en promociones a lo largo de los años.

¿QUIÉN FUE EL GENIO DE ESTA MAGISTRAL IDEA?

El excéntrico dueño de los Carmelitas, Bill Veeck contrató por 100 dólares como jugador en la campaña de 1951 a este enano de 3.pies y 6 pulgadas y 65 libras de peso, llamado Eddie Gaedel, como un truco publicitario.

FOTO: Bill Veeck, el  excéntrico dueño de los Carmelitas de San Luis, contrató por 100 dólares al enano Gaedel de 3.pies y 6 pulgadas y 65 libras de peso, como un parte de un truco publicitario para atraer a los fanáticos.

Todas las versiones sobre el insólito hecho señalan como ideólogo a Bill Veeck, dueño de los Browns de San Luis, conocidos como los Carmelitas, quien contrató a Gaedel, un enanito que trabajaba en un circo por la suma de US$100 dólares.

Confirma otras fuentes que al comenzar el segundo juego y al cierre del primer episodio, el mánager de San Luis, Zach Taylor, pidió tiempo para anunciar un bateador emergente por Frank Saucer, y fue Eddie Gaedel con el número (1/8) en la espalda ante el asombro de los 18,369 aficionados. Nadie lo quería creer, y se produjo un silencio.

Gaedel se adelantó al cajón de los bateadores, pero el árbitro principal Eddie Hurley detuvo el juego. El dirigente Taylor sabía lo que venía, y le mostró la copia del roster oficial.

El árbitro dejó agotar el turno a Gaedel que tenía la instrucción de agacharse y no hacer swing, ya que el blanco de la zona de strike era apenas de pulgada y media de alto.

El lanzador Bob Cain, de Detroit, utilizó su recta y el primer pitcheo pasó cerca y fue bola. Después de dos pitcheos fuera de la zona, el receptor Bob Swift se acostó para bajar el blanco, pero recibió pasaporte gratis, y partió hacia la inicial haciéndole reverencias al público como payaso de circo que era.

FOTO: Gaedel tras recibir base por bola empezó a trotar rumbo a la primera base y se detuvo dos veces, para inclinarse ante la multitud y fue reemplazado por el corredor emergente, Jim Delsing.

Lo reemplazó el titular Jim Delsing en la inicial, pero ahí encontró punto final la carrera de Eddie Gaedel en las Grandes Ligas.

El presidente de la Liga Americana, Bam Johnson no se hizo esperar, y le ordenó a Bill Veek que no permitiría que se repitiera esa payasada. Al final todo quedó en risas, y hoy Gaedel figura como el jugador más pequeño que ocupó un turno no oficial en las Grandes Ligas.

El 18 de Junio de 1961 el desempleado Gaedel, murió de un ataque al corazón en Chicago, cuando acababa de cumplir 36 años.

El único que asistió a su funeral fue el pitcher Bob Caín, que fue su antagonista en su única vez al bate en Ligas Mayores. Fue enterrado en el Cementerio Católico…

LOS JUGADORES DE MENOR ESTATURA EN LA HISTORIA DE MLB

Los lanzadores de Grandes Ligas son algunos de los atletas profesionales más altos del planeta. Estos gigantes altísimos miden habitualmente más de 6’4”, con algunos de los mejores que lo han hecho, como Randy Johnson, raspando el cielo a casi dos metros de altura, según este ranking del periodista Evan Porter.

Sus complexiones larguiruchas, sus alas anchas y sus zancadas gigantes funcionan como una catapulta medieval, lanzando la pelota de béisbol a velocidades de vértigo.

Pero no son solo los lanzadores los que usan su tamaño para lanzar la pelota o sacarla del parque: la mayoría de los jugadores de béisbol profesionales en estos días miden más de seis pies de altura.

Pero, ¿quiénes son los jugadores de MLB más cortos de la historia? Y con tanto a favor de los jugadores más altos, ¿hay espacio para los pequeños en el béisbol? Aquí están…

  1. EDDIE GAEDEL

ALTURA: 3’7 « ¡Apuesto a que no pensó que el jugador más bajo que jamás haya jugado en un juego de Grandes Ligas registraría menos de cuatro pies de altura! La leyenda de Eddie Gaedel es un cuento fantástico, con el jugador de 3’7”contratado para un solo jugador profesional al bate como parte de un truco publicitario en 1951.

 ¿El número que llevaba en la espalda? «⅛». Aún así, logró dar un paseo en su única aparición en el plato, y aunque su tiempo en la MLB fue solo un truco, su familia sigue orgullosa del lugar de Gaedel en la historia del béisbol.

  1. STUBBY MAGNER

ALTURA: 5’3 «: Otro pionero serio en la posición, Magner se situó muy por encima de los gustos de Gaedel, pero solo medía 5’3”.  (La mayoría de los mejores jugadores, incluso en ese momento, medían al menos 5’11”, incluido el legendario Ty Cobb, que medía 6’1”).

Su carrera en el béisbol no duró mucho, solo apareció en 13 juegos durante la temporada de 1911, pero el impacto de su presencia se sintió durante décadas después.

  1. POMPEYO “YO-YO” DAVALILLO

ALTURA: 5’3 «: Oficialmente llamado Pompeyo, fueron sus compañeros de equipo quienes le dieron a Davalillo su memorable apodo de YoYo.

En lo que respecta a los anales de la historia del béisbol, Davalillo está en una reñida carrera por el segundo jugador más corto de la historia (nadie puede estar a la altura de Eddie Gaedel), pero es casi tan conocido por ser el cuarto jugador venezolano en la MLB. En 19 juegos en su carrera, YoYo acumuló un respetable promedio de bateo de .293 y 2 carreras impulsadas.

  1. «WEE WILLIE» KEELER

ALTURA: 5’4 «: El primer miembro del Salón de la Fama en nuestra lista, y medía solo 5’4”, ¡uno de los miembros del Salón de la Fama más bajos en cualquier deporte profesional! Su impacto en el juego fue monumental, incluso si su tamaño no lo era. Conocido por su excepcional disciplina en el plato y una magnífica habilidad para hacer contacto con casi todos los lanzamientos, Keeler aún posee el porcentaje de ponches más bajo de la historia.

También fue un bunter excepcional, y no solo fue pionero en el arte del toque, también inspiró algunos cambios en las reglas para evitar que los bateadores cometieran faltas en demasiados lanzamientos con toque. Muchos de sus récords siguen en pie a pesar de que Keeler se retiró después de la temporada de 1910.

  1. FREDDIE PATEK

ALTURA: 5’5 «: Freddie Patek, conocido como uno de los jugadores de MLB más peleones de todos los tiempos, no tenía mucho tamaño ni poder, pero lo compensó con mucho corazón y amor por el juego. Patek fue el jugador más bajo de la liga durante la mayor parte de su carrera, pero lo aprovechó con bastante frecuencia.

Un excepcional ladrón de bases y defensor, «The Cricket», como se le conocía, era un activo increíble en todos los equipos en los que jugaba. Finalmente lo colgó después de 14 temporadas de Grandes Ligas, logrando tres candidaturas al Juego de Estrellas y siendo nombrado miembro del Salón de la Fama de los Reales de Kansas City.

  1. CONEJO MARANVILLE

ALTURA: 5’5 «: Aunque jugó mucho antes de las imponentes maravillas atléticas del siglo XXI, se consideró que Maranville era muy pequeño cuando llegó a la liga en 1913. Su talento, sin embargo, era innegable. Un excelente defensor y notorio payaso de clase, Maranville se labró una asombrosa carrera de 23 años en las Grandes Ligas, una marca que no sería superada hasta que Pete Rose llegó unos 50 años después.

Uno de los torpederos más cortos que jamás haya jugado el juego, Rabbit acumuló más de 2,600 hits en su carrera, 28 jonrones, una temporada de subcampeón de MVP e incluso una victoria de la Serie Mundial en su temporada de segundo año.

  1. BOBBY SHANTZ

ALTURA: 5’6 «: Los lanzadores suelen ser los tipos más altos en el diamante, por lo que sorprendió a todo el mundo del béisbol cuando Bobby Shantz entró en escena en 1949 y comenzó a iluminar a los bateadores de izquierda y derecha. 5’6 ″ es notablemente corto para un lanzador de MLB, y hace que Shantz sea uno de los lanzadores más cortos de todos los tiempos.

Pero lo que es aún más sorprendente que el hecho de que Shantz tuvo la oportunidad de lanzar considerando su altura fue el hecho de que siguió haciéndolo, año tras año. De hecho, el pequeño Shantz lanzó bien durante más de una década, compilando un récord de 119-99 para ir con más de 1,000 ponches. No está nada mal.

  1. LEWIS ROBERT «HACK» WILSON

ALTURA: 5’6 «: Muchos atletas profesionales más bajos tienen éxito al hacer zigging cuando sus contrapartes más altos hacen zag. Son rápidos, rudos y ágiles para compensar lo que les pueda faltar en fuerza bruta. No Hack Wilson. Aunque medía solo 5’6”y pesaba alrededor de 190 libras, fue un increíble bateador de poder durante sus 12 años de carrera.

Durante la temporada de 1930, el jardinero achaparrado enchufó 56 jonrones, un récord que se mantuvo durante casi 70 años, y casi 200 carreras impulsadas. Es una de las mejores temporadas de bateo de la historia y no fue igualada hasta el duelo de jonrones Sosa-McGwire impulsado por PED que se produjo casi décadas después.

  1. PHIL RIZZUTO

ALTURA: 5’6 «: Rizzuto, con solo 5’6”, se gana un lugar como uno de los mejores jugadores cortos de la MLB de todos los tiempos, pero lo encontrarás fácilmente en la mayoría de las listas de los mejores torpederos de todos los tiempos, independientemente de su altura.

Un mago defensivo, Rizzuto fue un ancla para un equipo de los Yankees que ganó siete Campeonatos Mundiales durante sus 13 años con el equipo. Rizzuto, un bateador ligeramente por encima del promedio con un don para meterse en la base, realmente brilló en la defensa: sus 1217 dobles jugadas en su carrera se convirtieron en el top 20 de todos los tiempos en su posición.

  1. JOE SEWELL

ALTURA: 5’6 «: Después de un trágico e improbable comienzo de su carrera en la MLB (Sewell fue llamado a las mayores luego de que otro campocorto de los Indios de Cleveland fuera asesinado por un lanzamiento durante un juego), Sewell aprovechó al máximo su oportunidad.

Aunque no era necesariamente conocido por su juego defensivo, el pequeño Sewell era un maestro en el plato. Posee la segunda tasa de ponches más baja de su carrera en la historia de la MLB, solo detrás de Willie Keener (otro tipo bajito en nuestra lista), junto con el récord de una temporada por su excelente disciplina en el plato en 1932, cuando solo se ponchó tres veces en todo el año.

  1. BILLY HAMILTON «DESLIZANTE»

ALTURA: 5’6 «: Un bateador de clase mundial y un ladrón de bases excepcional, Sliding Billy realmente podía hacerlo todo. De acuerdo, tal vez no tuvo una tonelada de poder, con solo 40 jonrones en 14 temporadas de Grandes Ligas, pero Hamilton fue por lo demás una potencia ofensiva a lo largo de su carrera.

Hasta el día de hoy, posee el récord de más carreras anotadas en una sola temporada con 198 en 1894, el mismo año en que bateó por encima de .400. También sigue tercero en bases robadas con 914, un lugar al que se ha aferrado el miembro del Salón de la Fama durante más de 100 años alucinantes.

  1. JOSÉ ALTUVE

ALTURA: 5’6 «: Una entrada más moderna a la lista, Altuve llegó a las Grandes Ligas en 2011 como segunda base de los Astros de Houston. Con solo 5’6”entre los gigantes del juego de hoy, Altuve no ha dejado que su altura lo detenga.

Desde su año de novato, ha compilado un currículum excepcional que incluye seis candidaturas al Juego de Estrellas, un campeonato de la Serie Mundial, un Guante de Oro, tres temporadas de campeón de bateo de la Liga Americana y dos temporadas como el principal ladrón de bases de la Liga Americana.

Altuve aún es joven y seguro que seguirá llenando ese currículum durante los próximos años, con un lugar en Cooperstown probablemente esperándolo cuando decida colgarlo.

  1. JOE MORGAN

ALTURA: 5’7 «: ¿Sabías que uno de los mejores segunda base de todos los tiempos medía solo 5’7”? Téngase en cuenta que mucha gente (incluida la gente de Cooperstown) piensa que Joe Morgan es uno de los mejores jugadores de Grandes Ligas de todos los tiempos, punto.

 A diferencia de algunos de los chicos de esta lista, Morgan no era un jugador especializado. No se labró un papel en la liga simplemente robando bases o jugando una gran defensa.

Realmente hizo todo al más alto nivel, desde golpear, golpear con poder, hasta bloquear el medio del campo en defensa.

Cuando todo estaba dicho y hecho por «Little Joe», había sumado 10 candidaturas al Juego de Estrellas, ganó dos Series Mundiales y fue nombrado ganador del Guante de Oro cinco veces.

  1. MOOKIE BETTS

ALTURA: 5’9 «: Aunque es un poco más alto que algunos de los otros héroes de esta lista, Betts merece una mención por mostrar un dominio absoluto a lo largo de su joven carrera a pesar de medir solo 5’9”. Irrumpió en la escena de las Grandes Ligas en 2016, jugando en el jardín derecho para los Medias Rojas de Boston, y literalmente ha tomado la liga por asalto. No hay otra forma de participar: Mookie Betts es un fenómeno poco común.

Considere estos reconocimientos profesionales para el profesional de 6 años. Ha sido nombrado para cuatro Equipos All-Star, ganó una Serie Mundial, fue nombrado Jugador Más Valioso de la Liga Americana, recibió el Guante de Oro cuatro veces, ganó el Jugador Defensivo del Año y fue el campeón de bateo de la Liga Americana en 2018.

Por último, pero no menos importante, se ha abierto camino en el exclusivo club 30-30 (para jugadores con 30 jonrones y 30 bases robadas en una sola temporada).///

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Trending

Opinión

More in Efemerides Rafael Baldayac