Connect with us

Efemerides Rafael Baldayac

Boricuas jugaron en 1951 como nativos en el béisbol profesional RD 

El puertorriqueño Luis Villodas, catcher e inicialista boricua- que aparece en foto de portada- militó para el equipo de las Aguilas Cibaeñas, resultó el primer campeón de bateo de la liga dominicana con promedio de. 349. En esa primera campaña de la pelota profesional criolla muchos de los peloteros de la vecina isla jugaron como de nativos.

EFEMERIDES ESPECIAL 05 DE MAYO 1951:

Por Rafael Baldayac

Con el resurgir del beisbol profesional dominicano, puesto en marcha el sábado 5 de mayo de 1951, un grupo de jugadores puertorriqueños jugaron para cada uno de los equipos en calidad nativo en este primer campeonato oficial de la pelota nuestra.

La participación de los peloteros boricuas se había aprobado en una reunión celebrada dos semanas antes del inicio del certamen rentado que volvía tras una pausa de catorce años,  marcando un antes y un después en la historia del pasatiempo preferido de los dominicanos.

Es así como los conjuntos Licey, Escogido, Águilas y Estrellas jugarían con 4 refuerzos extranjeros y autorizándole poder agregar un máximo de dos peloteros oriundo de Puerto Rico que lo harían como nativo.

Los jugadores de la vecina isla que vieron acción en 1951 con el equipo de las Aguilas Cibaeñas, en condición de nativos, fueron el catcher e inicialista Luis Villodas, que resultó el primer campeón de bateo de la liga con promedio de. 349 y el jardinero Pedro Alomar.

El torpedero Efigenio-Coco-Ferrer, quien jugó tres años en la grandes ligas negra, fue contratado por las Estrellas Orientales para unirlo al jardinero panameño Gerard Thorne.

Licey tenía en sus filas a los a los estelares lanzadores puertorriqueños José Luis Velásquez y Rubén Gomez, así como al recio bateador Luis Rodríguez Olmo. Mientras que el Escogido tuvo en acción a los borinqueños Domingo Sevilla y Luis –Tite-Arroyo.

Se acordó asimismo que el salario mínimo de un jugador sería de RD$15 pesos semanales, dejando a discreción de los clubes sobre el máximo a pagar.

También se aprobó jugar dos partidos, uno a las 9:30 de la mañana y el otro a las 3:00 de la tarde, y el precio de entrada para estos encuentros eran de 0.60 centavos palcos, 0.40 gradas y 0.20 cheles sol.

SISTEMA DE DOS VUELTAS Y 108 PARTIDOS

El sistema de juego que impero de 1951 a 1954, fue el de dos vueltas, cada una pactada a 27 desafíos. Los ganadores de la primera y segunda vueltas, clasificaban automáticamente para la serie final para decidir el campeonato nacional.

Es decir en el torneo se jugaban 108 juegos divididos en dos series y los campeones de ambas series se enfrentaban en una gran final.

En el caso de que un conjunto ganara las dos vueltas, entonces le correspondía al conjunto del segundo mejor récord pasar a la final, las Águilas Cibaeñas ocuparon la segunda posición y las Estrellas Orientales el sótano.

Cada equipo debía jugar un total de 54 partidos. Al concluir la serie regular, el récord de Licey fue de 31 ganados, 22 perdidos; Águilas, 27-27 a 4 juegos y medio; Escogido, 25-29, a 6.5 y Estrellas, 24-29, a 7.0.

PRIMEROS PARTIDOS DEL TORNEO 1951

Aquel primer campeonato profesional se jugó desde el sábado 5 de mayo hasta el domingo 24 de septiembre. Los partidos fueron celebrados en Santo Domingo, en el Estadio de La Normal; en Santiago de los Caballeros, en el ovalo del viejo Hipódromo y en San Pedro de Macorís, en el antiguo parque Oriental.

La justa denominada “Pro Elección General Trujillo” comenzó cuando Ramfis Trujillo entregó la bola al árbitro Lorenzo Martí y dejó inaugurado el encuentro.

Un total de 11 mil personas en el Estadio de la Escuela Normal Presidente Trujillo presenciaron al boricua Domingo-McDuffie-Sevilla lanzar juego completo en la victoria 5-1, del Escogido frente al Licey,  en el choque inaugural bajo el coro ¡Viva Trujillo! en el estadio de La Normal.

Pepe Lucas le conectó en el noveno episodio al relevista Tomas Lora el primer jonrón del campeonato y primero en la historia del circuito. Sevilla fue el lanzador ganador y el también puertorriqueño José Luís Velásquez cargo con el revés.

Mientras que en San Pedro de Macorís las Estrellas Orientales superaron a las Águilas Cibaeñas 5×1. El derecho cubano Andrés Lombillo fue el lanzador ganador y el zurdo criollo Tomas Gómez Checo el derrotado.

El domingo 6 de mayo en horas de la mañana las Aguilas se alzaron con su primer triunfo del campeonato con marcador de 2-1 con victoria para René –El Látigo-Gutiérrez y derrota para Miguel Payano.

En la tarde de nuevo los cibaeños volvieron a ganar las Estrellas Orientales 1-0 sobre las Aguilas Cibaeñas, con magistral labor monticular del norteamericano Son Howell, sufriendo el revés el cubano Israel Hernández.

AGUILAS ELIMINADAS PESE SEGUNDO MEJOR RECORD

Narra el historiador Tony Piña Campora que el Escogido había clasificado en la primera vuelta de ese torneo venciendo a sus eternos rivales, los Tigres del Licey, en un play off adicional para decidir esa etapa.

 Ambos equipos capitalinos habían finalizado empatados con en la ronda inicial con 17-13, mientras las Aguilas Cibaeñas se quedaban con 15-15.

Sin embargo en la segunda vuelta del campeonato el Licey paseó la distancia quedando en la posición cimera con ventaja  de dos juegos sobre las Aguilas, pese a que los cibaeños tuvieron mejor record general al quedar segundo con 27-27.

La serie final fue entre Licey y Escogido, logrando los Tigres llevarse la corona, cuatro victorias por una.

El Escogido estuvo desafortunado toda esa segunda etapa  y terminaron en la última posición con record de 8-16, pero habían logrado el derecho de disputarse  el trofeo de campeón en la serie final contra Licey.

LOS 4 EQUIPOS USARON 9 MANAGERS

Un total de nueve pilotos tomaron las riendas de los clubes tradicionales: Tigres del Licey (4), Águilas Cibaeñas (2), Estrellas Orientales (2), Leones del Escogido (1).

Los managers utilizados por Licey fueron Félix Delgado, Alonzo Perry, Enrique Lantigua y Manuel Henríquez.

Mientras que las riendas de las Aguilas estuvieron en manos de Rafael  Valdez y la leyenda  cubana Martin Dihigo Pinzón; las Estrellas tuvo al frente del equipo a Manuel García  y Bienvenido – Bell – Arias y el Escogido todo el camino a José St. Clair (Pepe Lucas)

Henríquez, el cuarto mánager de los Tigres en la primera estación de verano, le tocó el privilegio de ser el primer mánager campeón. En la serie final los azules derrotaron 4-1, en cinco juegos, a los Leones del Escogido.

TAQUILLA DE PALCO A 60 CENTAVOS

Los precios de entrada para presenciar estos encuentros d en el campeonato de  beisbol profesional eran de RD$0.60 para los palcos; RD$0.40 en las gradas y RD$0.20  en sol, es decir parados en los laterales.

El pasaje en guagua era de 5 y 6 cheles en la capital en ese entonces y en Santiago de cuatro centavos.

Todos los juegos de este primer campeonato  veraniego fueron diurnos. En la justa profesional se jugaban dos partidos, uno a las 9:30  de la mañana y el otro a las 3:00 tarde hasta que el astro rey estuviera dando su luz.

El calendario se confeccionaba escogiendo los días sábado, un juego, y domingo doble choque, para completar tres cada semana, según narra el libro Béisbol Dominicano, de Fernando A. Vicioso y Mario Álvarez Dugan.

LOS RECTORES DEL BEISBOL RD

Esa primera temporada de verano de 1951, tuvo como rectores encargados de su organización a la Dirección General de Deporte (DGD) junto como la Comisión Nacional de Béisbol Profesional (CNB). En los siguientes años se creó una comisión ad-hoc para trabajar con la CNB.

El escenario del estadio de La Normal Presidente Trujillo sirvió para recibir a las Águilas del Cibao, Estrellas de Oriente, Leones del Escogido y Tigres del Licey. Ese sábado bajo el coro de ¡Viva Trujillo! comenzó el campeonato pactado a dos vueltas.

Se jugaban dos partidos, uno a las 9:30 de la mañana y el otro a las 3:00 de la tarde, y el precio de entrada para estos encuentros eran de 0.60 centavos palcos, 0.40 gradas y 0.20 cheles sol.

Es para 1955 cuando la Liga Dominicana de Béisbol Profesional se responsabiliza del montaje del evento, con la llegada de la pelota invernal y la etapa de las luces que marca la segunda etapa de este trayecto histórico.

Además el béisbol que se jugó en dominicana hasta 1954, es denominado como la pelota romántica, pues no existía mucha organización, pero en 1955 es cuando se afilia a las organizaciones norteamericanas y comienza, naturalmente la época de mayor auge y consecución ordenada.

Del 1938 hasta 1950, no hubo ningún campeonato profesional en el país. En 1951 se reanuda el primer pasatiempo de los dominicanos efectuado con el torneo que llevó el nombre de “Era de Trujillo”.

Es decir que de 1951 a 1954, se originaron los llamados campeonatos de verano. Todos los juegos celebrados fueron diurnos, sábado y domingo de cada semana, incluyendo los domingos en la mañana.

Licey fue el primer equipo campeón. El héroe en el triunfo de los capitalinos recayó en la figura del refuerzo norteamericano Alonzo Perry, quien batearía para 400 puntos en la serie regular y 400 en la final, con un célebre jonrón que le disparó al derecho Enrique Reynoso, del Escogido con bases llenas.

También es de rigor señalar las actuaciones de los pitchers azules Guayubín Olivo (10-5) y el boricua José Luis Velázquez (9-4).

PRECURSORES DEL TORNEO

Lograr el reinicio del béisbol profesional dominicano fue el resultado de los esfuerzos de un grupo de deportistas que se encontraban en Managua, Nicaragua, acompañando el equipo criollo en la Serie Mundial de Béisbol Amateur de 1950, donde la representación tricolor se alzó con la corona, pese a que le fue quitada en la oficina.

El dirigente Enrique – Mariscal – Lantigua, aprovechando el fervor del triunfo de la escuadra quisqueyana el junto a otros deportistas, a su retorno al país formaron la Federación Nacional de Peloteros Profesionales, a la cual dieron su respaldo firmas comerciales, especialmente la del industrial Julián Barceló, así como las autoridades nacionales.

Como preámbulo del campeonato de 1951, reseñan los autores de la obra, la federación formó dos equipos, uno rojo y otro azul, haciendo alusión a la rivalidad de Escogido y Licey.  Estos dos clubes protagonizaron una serie denominada Pre-Campeonato que fue ganada por los escarlatas.

En la región del Cibao y en el Este, también se fue despertando el entusiasmo por el béisbol profesional, y cuando se llama al campeonato nacional, las Águilas Cibaeñas y las Estrellas Orientales, respondieron para completar los cuatro tradicionales conjuntos de la pelota nuestra.

Las principales autoridades deportivas del país propiciaron el campeonato encabezada por el licenciado F. Humberto Gomez Oliver, Director General de Deportes.

El doctor Rodolfo Bonetti Burgos, presidia  la Comisión Nacional de Beisbol, actuando como secretario José N. Chabebe y como miembros José A. Sabino, Indalecio Rodríguez y el doctor Pedro Julio Santana.

Los presidentes de los clubes eran el licenciado Jorge Gobaira (Aguilas), Ingeniero José Fernández (Licey), Francisco Martínez Alba (Escogido) y el  licenciado Federico Nina hijo (Estrellas).

LOS LÍDERES DEL CAMPEONATO 1951

El primer líder de bateo correspondió al puertorriqueño Luis Villodas (Águilas) con promedio de .346, (156-54), el líder de jonrones Pedro «Perucho» Formental, cubano que militó con las Águilas y mandó la bola sobre la verja 13 veces.

Mientras que el dominicano José Luis Saint Claire («Pepe Luca»), de los Leones del Escogido, se llevó el liderato de remolcadas con 38.

El máximo ganador de la justa fue Diómedes «Guayubín» Olivo, «La Montaña Noroestana», con 10 ganados y 5 perdidos, fue líder de efectividad con 1.90 y de ponches con 65 para ceñirse la triple corona del pitcheo.

Es recordado en fecha del domingo 23 de septiembre de 1951 cuando conectó uno de los jonrones memorables del béisbol dominicano.

Alonzo Perry, en el quinto episodio y ganando el Escogido 3-0 al Licey, encontrando las bases llenas, le disparó un largo jonrón a Enrique Reynoso para darle la victoria al Licey.

El Licey lo integraban Alonzo Perry, Alcibíades Colón, Luis Báez, Manolete Cáceres, Olmedo Suárez, Othelo Renfroe, Guayubín Olivo, Enrique Lantigua, Fiquito Suárez, José Luis Velásquez y Mario «Sugar» Caine, entre otros.

Perry fue el primer bateador en la historia del Licey en cerrar con promedio de .400 cuando en 1951 bateó de 90-36, .400 con 9 jonrones y 32 remolcadas.

Ese año, el otro jugador del Licey con 30 ó más remolcadas fue «Guayubín» Olivo con 30, cuyo promedio de bateo fue .285 (165-47).

ONCE ÁRBITROS TRABAJARON

Una nómina de once  árbitros trabajaron como jueces en este primer campeonato de 1951.

Ellos fueron, Jaime-Capejón Díaz, Yuca Salazar, Rafael – Mellizo-Puesán. Con los extranjeros Livingston James y Eduardo Nichols.

También Rafael Delgado, Valentín Meriño, José Pérez, Bebé Ripley, Fernando-Bolo-Vicioso y Livio Guerra, Juan Antonio-Pirí-Paulino y Medardo Pérez.

Los primeros anotadores oficiales de la liga fueron Juan Evaristo Gautreaux  y Luis B. Pimentel. Gautreaux era además el encargado de compilar las estadísticas de los juegos.

LIGA DOMINICANA BÉISBOL PROFESIONAL (LIDOM)

La Liga Invernal de Béisbol Profesional de la República Dominicana fue fundada oficialmente el 27 de agosto de 1955. La misma actualmente cuenta con 6 equipos de béisbol los cuales representan a diferentes ciudades del país.

1- TIGRES DEL LICEY: Es el más antiguo equipo de la liga. Fundado el 7 de noviembre de 1907, es uno de los dos equipos que representan la capital del país y a su vez el más viejo. Los Gloriosos, como también se les conocen cuentan en la actualidad con 22 campeonatos nacionales y 10 Series del Caribe.

2- ESTRELLAS ORIENTALES: Con más de cien años, fue  fundado el 15 de diciembre de 1910, con la finalidad de hacerle la competencia al equipo dominicano que se encontraba hasta la fecha, Los Tigres del Licey. Tiene sede en San Pedro de Macorís y su hogar es el Estadio Tetero Vargas. Ha ganado tres campeonatos 1954, 1968 y 2019.

3- LEONES DEL ESCOGIDO: Este equipo fundado el 17 de febrero de 1921 es uno de los más exitosos del país, gracias a los 16 campeonatos nacionales y las 4 Series del Caribe que ha ganado. Junto con los Tigres del Licey, comparten el Estadio Quisqueya Juan Marichal.

4- ÁGUILAS CIBAEÑAS: El más competidor conjunto de la liga, fundado el 2 de enero de 1933, y cronológicamente este es el cuarto equipo de la Liga de Béisbol Profesional de la República Dominicana. Tiene su sede en Santiago de los Caballeros y su hogar es el Estadio Cibao conocido también como “El Valle de la Muerte”. A lo largo de la historia ha ganado 22 títulos nacionales y 6 Series del Caribe.

5- TOROS DEL ESTE: Equipo vigente de la primera expansión fundado el 12 de agosto de 1983, este equipo tiene su sede en el Estadio Francisco Micheli, La Romana. Hasta la fecha han ganado 3 campeonatos nacionales, el primero en el 1995 y el segundo en el 2011 y tercero en 2020.

6- GIGANTES DEL CIBAO: Expansionista fundado el 23 de abril de 1996, es el equipo más joven de la Liga Dominicana de Béisbol Invernal. Posee su sede en el Estadio Julián Javier, ubicado en San Francisco de Macorís. Su primer campeonato lo obtuvo en la temporada 2014-2015 y su segundo en la pasada campaña 2021-22.

////

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Trending

Opinión

More in Efemerides Rafael Baldayac