Connect with us

Lanzando Para Home

Alexander Joy Cartwright

La historia cuenta que un día Cartwright apareció con el diagrama de un diamante, trazando las bases a 42 pasos (90 pies) de distancia.

Alexander Cartwright/ Fuente Externa

SINALOA, Sonora, México.- Cartwright y sus amigos, sabían jugar una versión de Town Ball, en un campo de Manhattan, ubicado cerca de lo que ahora es 34th Street y Lexington Avenue.

La historia cuenta que un día Cartwright apareció con el diagrama de un diamante, trazando las bases a 42 pasos (90 pies) de distancia.

También se le atribuyó haber hecho el juego a nueve entradas y limitar el número de jugadores a nueve por lado, pero esas afirmaciones son un poco dudosas.

Cartwright fue sin dida el principal impulsor en la organización de sus amigos en el Knckerbocker Base Ball Club, que se creó oficialmente el 23 de Septiembre de 1845.

Su primer juego oficial, no jugado hasta el verano siguiente, el 19 de Junio de 1846, para ser exactos, tuvo lugar al otro lado del Río Hudson en New Jersey en Elysian Fields en Hobokken, contra un equipo llamado New York Nine, que vencieron a los Knickerbockers por 23-1, pero hay alguna razón para creer que los Knickerbockers perdieron a propósito para alentar al otro equipo a dedicarse activamente en éste nuevo deporte.

Por un lado, Cartwright usó a sus mejores jugadores como árbitros. Pero incluso en esa capacidad, Cartwright fue pionero.

Durante el juego, multó a un jugador llamado James Whyte Davis con medio chelín por maldecir.

En 1849 Cartwright, que se parecía a Papa Noel, se dirigió hacia el Oeste en busca de oro.

Era una especie de Johnny Appleseed, que enseñaba béisbol en el camino, a colonos e indios por igual.

De todas maneras, no encontró oro y decidió buscar fortuna en China.

Este hijo de un capitán de barco se mareó en la primera etapa de su viaje y se estableció en Hawai, donde se convirtió en un comerciante respetado y finalmente en un amigo de la Familia Real.

En 1892, Cartwright, murió como hombre rico, venerado por los hawaianos, pero olvidado por el béisbol.

El descuido fue parcialmente reparado en 1939, cien años después de que Doubleday supuestamente inventara el béisbol, cuando «Babe» Ruth colocó collares de flores en la tumba de Cartwright en el cementerio de nombre Nuannu.

Ahí estuvimos cuando acompañamos a un equipo de beisbol del Itson y fotografié la tumba. Esa foto, está en el Salón de la Fama del Tobarito del profesor Montaño…Después más lanzamientos.

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Advertisement

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Advertisement

Trending

Advertisement

Opinión

Advertisement

More in Lanzando Para Home