Connect with us

Siempre con la Verdad

Abinader y la Gala Olímpica

Le sugiero respetuosamente, presidente, no asistir a la Gala Olímpica y en cambio, ordenar una auditoría a los 213 millones entregados al COD para valorar la pulcritud en su uso.

Luis Abinader/ Fuente Externa

Por Ramón Rodríguez

Este ya no es el país agreste y despoblado que describió nuestro poeta nacional, don Pedro Mir en su archiconocido poema: ‘’ Hay un país en el mundo’’. Millones de dominicanos dimos seguimiento a los Juegos Olímpicos de Tokio y valoramos en su justa dimensión la proeza de nuestros atletas, su gallardía inigualable y ese valor que emana de un pueblo acostumbrado a competir con nobleza.

El presidente Luis Abinader ha cumplido con el deporte y Francisco Camacho ha sido un fiel intérprete de los deseos del jefe del Estado para que el deporte llegue a todos los rincones del país. La mayoría de nuestros federados y entrenadores tienen sobrados méritos y fueron determinantes para el paso agigantado que dimos en Tokio.

Todos nos enteramos que el presidente de la República puso a disposición del deporte 213 millones para los Juegos de Tokio y los Juveniles de Cali. Vamos a decirlo más claramente: Abinader y el Ministerio de Deportes que dirige Francisco Camacho, han cumplido con el deporte.

Ahora bien, yo dije en el programa de televisión: ‘’ Momento Deportivo’’ que dirige el gran amigo: Héctor García, que el presidente Luis Abinader no debería ir a la Gala Olímpica y vuelvo a reiterar: El presidente no debe asistir a la Gala Olímpica, pues enviaría un mal mensaje a los dominicanos, dado que su discurso ha sido a muerte contra la falta de transparencia. ¿Y qué ha pasado en el seno del Comité Olímpico Dominicano? Pues todo lo contrario a lo que demanda el número uno entre sus iguales. Veamos: ya existe una denuncia formal, luego que algunos miembros del COD, tomaran viáticos en dólares sin hacer el viaje a Tokio. En mayo, el vicepresidente del COD, Luis Chanlatte, denunció que desconocía el destino de 32 millones de los 135 destinados para Cali.

El mismo primer vicepresidente, insiste en que se usa el clientelismo desde el COD y que se actúa de espaldas a los intereses generales. Y recientemente, se supo que el presupuesto del COD, fue reducido de 42 millones a 34, tras tener una pobre evaluación en materia técnica y de liquidación de sus recursos, según fuentes muy confiables.

Ante este panorama, el razonamiento lógico indica que el presidente Luis Abinader no debe exponerse en ese escenario en estos momentos.

Su excelencia: el Comité Olímpico Dominicano atraviesa una crisis de credibilidad y está bajo serios cuestionamientos.

Le sugiero respetuosamente, presidente, no asistir a la Gala Olímpica y en cambio, ordenar una auditoría a los 213 millones entregados al COD para valorar la pulcritud en su uso. El país se lo va agradecer.

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Trending

Opinión

More in Siempre con la Verdad