Connect with us

Baloncesto NBA

Warriors heridos exponen corona NBA ante aspirantes con urgencias

Frente a ellos tendrán un conjunto de franquicias aspirantes con muchas cuentas pendientes, como los Milwaukee Bucks de Giannis Antetokounmpo, los Brooklyn Nets de Kevin Durant o los Philadelphia 76ers de Joel Embiid.

Stephen Curry (derecha) y Draymond Green durante un partido de la pasada temporada de los Golden State Warriors. Fuente Externa.

Los Angeles (AFP).- Los campeones Golden State Warriors de Stephen Curry, el equipo más dominador de la última década, y los Boston Celtics tendrán que sobreponerse a sus recientes escándalos para pugnar por el regreso a las Finales de la NBA en la nueva temporada que inicia el martes.

Frente a ellos tendrán un conjunto de franquicias aspirantes con muchas cuentas pendientes, como los Milwaukee Bucks de Giannis Antetokounmpo, los Brooklyn Nets de Kevin Durant o los Philadelphia 76ers de Joel Embiid.

Los focos también se dirigirán hacia Los Ángeles, donde Kawhi Leonard vuelve de su lesión para un nuevo intento de asaltar el campeonato con los Clippers y LeBron James no renuncia a soñar con su quinto anillo, aunque las limitaciones de los Lakers lo pueden invitar a centrarse en sus grandes récords individuales.

Los escasos fichajes de relumbrón (Rudy Gobert a Timberwolves, Donovan Mitchell a Cavaliers y Dejounte Murray a Haws) quedaron opacados por una temporada baja de grandes turbulencias que afectó a franquicias tan estables como los propios Warriors y Celtics.

Primero fue el arresto en junio de Miles Bridges, el explosivo alero de los Hornets que se asomaba al All-Star, acusado de agredir a su mujer delante de sus hijos.

En septiembre se conocieron los resultados de la investigación encargada por la NBA contra Robert Sarver, dueño de los Phoenix Suns, que confirmaron la conducta racista y misógina que mantuvo durante años en la organización.

A finales de ese mes fueron los subcampeones Celtics los que conmocionaron a la liga al suspender por un año a su entrenador Ime Udoka, una figura emergente y admirada en los banquillos, debido a una relación íntima con una empleada a su cargo, que incumplía las normas de la franquicia.

La cadena de escándalos alcanzó a principios de octubre a los Warriors cuando el temperamental Draymond Green, ganador de cuatro anillos con la franquicia junto a Curry y Klay Thompson, propinó un puñetazo durante un entrenamiento al joven escolta Jordan Poole.

Aunque reconoció la crisis generada por el altercado, el técnico Steve Kerr optó por no suspender a Green y le permitirá recoger su anillo de campeón el martes en el juego inaugural frente a los Lakers.

Los Warriors, que regresaron a la cima de la NBA en junio después de tres años de calvarios, quieren pasar página de sus problemas internos lo antes posible y reemprender el rumbo hacia su quinto título en menos de una década, que les instalaría en el olimpo de las dinastías de la NBA.

– Estrellas que regresan –

Entre los candidatos a desbancar a Warriors y Celtics de las Finales hay equipos que también han contribuido a uno de los veranos más convulsos de los últimos tiempos.

Los Nets afrontaron durante semanas las demandas de su superestrella Kevin Durant para ser traspasado o para que destituyeran al entrenador Steve Nash.

El alero aceptó finalmente quedarse e intentar reencauzar este proyecto junto al controvertido Kyrie Irving y a Ben Simmons, que se estrenará en Brooklyn tras los problemas de espalda sufridos la temporada pasada.

James Harden, traspasado por los Nets a Sixers a cambio de Simmons, también ha recuperado la forma y amenaza con formar una pareja demoledora junto al pívot Joel Embiid.

Otro ‘superequipo’ con enormes exigencias son los Clippers, que lo apuestan todo a la vuelta de Kawhi Leonard después de un año en blanco por una rotura del ligamento cruzado.

El multimillonario Steve Ballmer, que no ha escatimado en gastos para convertir a los Clippers en el gran equipo de Los Ángeles, confía en que la salud de Leonard permita por fin explotar el potencial de la pareja que forma desde hace cuatro años con Paul George.

Otra franquicia con hambre de revancha son los Bucks de Antetokounmpo, campeones en 2021 y favoritos a revalidar el título la temporada pasada hasta que perdieron por lesión al escolta Khris Middleton, lo que les condenó a la eliminación en playoffs ante los Celtics del pujante Jayson Tatum.

Los Denver Nuggets del serbio Nikola Jokic, ganador de los dos últimos premios MVP, serán un peligro en la Conferencia Oeste con la recuperación de los lesionados Jamal Murray y Michael Porter Jr., al igual que los jóvenes Memphis Grizzlies del espectacular base Ja Morant.

Los Lakers, por su parte, no renuncian a pelear por el 18º anillo de su historia, con el que romperían el empate con los Celtics, pero primero tienen que resolver sus propios dilemas internos.

La franquicia angelina despidió en abril al técnico Frank Vogel, responsabilizándolo del fracaso de quedar fuera de playoffs, y encargó al novato Darvin Ham que solucione los problemas de adaptación de Russell Westbrook, a quien no lograron traspasar por su elevado salario.

LeBron James, que arranca su vigésima temporada en la NBA con casi 38 años, podrá compensar las posibles decepciones colectivas superando durante la temporada a Kareem Abdul-Jabbar como el máximo anotador de la historia de la liga.

Abdul-Jabbar, retirado en 1989, ha anotado 38.387 puntos durante sus 20 temporadas en la NBA contra 37.062 de LeBron.

Via: metrolibre.com

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Trending

Opinión

More in Baloncesto NBA