Connect with us

Beisbol

Tite Arroyo fue testigo de la hazaña lograda por Roger Maris

El Zurdo de Tallaboa salvó el partido en el que se quebró la marca de jonrones en una temporada

t2sdata53296233Luis «Tite» Arroyo -a la izquierda junto a Orlando «Peruchín» Cepeda, relevó en el recordado partido celebrado el primero de octubre del 1961 con los Yankees de Nueva York. (GFR Media)

Aquella tarde dominical del 1 de octubre de 1961, último día de campaña de la temporada regular de las Grandes Ligas, el zurdo Luis ‘Tite’ Arroyo, jamás imaginó que 1 hora y 57 minutos en el que duró el partido entre Yankees de Nueva York y los Red Sox de Boston, él sería uno de los protagonistas de un juego histórico.

Ese día, hace 58 años, el jardinero central y tercer bate de los Yankees, Roger Maris, estableció una marca para la mayor cantidad de jonrones conectados en una temporada con 61 vuelacercas, dejando atrás la marca anterior de 60 del Babe Ruth, que databa del año 1927.

En dicho juego Maris impulsó su carrera número 141 de la temporada. Ruth hizo su marca en 154 partidos de temporada regular y Maris en 162.

En 1998, Mark McGwire impuso una nueva marca de jonrones con 70 y en el 2001, Barry Bonds la elevó a 73.

El boricua Arroyo se apuntó un juego salvado en dicho encuentro en que Nueva York derrotó a Boston 1-0. Con su juego salvado número 29 de la temporada, Arroyo terminó como el líder de juegos salvados en la Liga Americana. Maris, por su parte, fue el MVP de la Liga.

El partido celebrado en el Yankee Stadium ante 23, 154 fanáticos, tuvo de héroe a Maris, quien conectó su batazo histórico y decisivo en la parte baja del cuarto episodio ante los envíos de Tracy Stallard (2-7), quien lanzó siete actos, le dieron cinco hits y ponchó a cinco.

El choque lo ganó por Nueva York, Bill Stafford (14-9), quien lanzó seis actos, permitió tres hits, con una base por bola y siete ponches.

La séptima la tiró Hal Reniff y la octava y la novena Arroyo, quien permitió un hit, ponchó a uno y se apuntó el salvado. El juego en línea para Boston (76-86) fue de 0-4-0 y para Nueva York (109-53) fue de 1-5-0.

Arroyo (que para entonces tenía 34 años), tuvo marca en 1961 de 15-5 con 29 salvados. Hizo el Equipo de Estrellas de la Liga Americana, lanzó 119 episodios, permitió 83 hits, con 87 ponches, le marcaron 34 carreras y 29 de ellas limpias, dio 49 bases, le dieron cinco jonrones y su efectividad fue de 2.19.

Además de ser el líder de salvados en la temporada, encabezó la liga en apariciones con 65 y en juegos terminados con 54.

La temporada de 1961 también vio a los boricuas Roberto Clemente y Orlando Cepeda liderar departamentos en la Liga Nacional de las Grandes Ligas.

Clemente (Pittsburgh) ganó su primer cetro de bateo, de cuatro que logró en su carrera, al batear .351 (572-201 hits) y Cepeda (San Francisco) fue líder en jonrones con 46 y en impulsadas con 142, bateó .311 y terminó en segundo lugar en votación del MVP de la Nacional.

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Trending

Opinión

More in Beisbol