Connect with us

Fútbol

¿Por qué la Copa entregada a Argentina es una réplica?

¿Y donde está el origina? Se pregunta el periódico La Nación.

Lionel Messi baja del avión con la réplica de la Copa del Mundo y saluda junto a Lionel Scaloni, entrenador del seleccionado argentino Rodrigo Nespolo - LA NACION

BUENOS AIRES, Argentina.- Lionel Messi y Lionel Scaloni bajaron del avión que trasladaba al seleccionado argentino y enseñaron la Copa del Mundo obtenida en Qatar 2022. Es la tercera estrella del país, pero el trofeo no es el original: se trata de una “copa para los ganadores del Mundial”, una réplica bañada en oro con los mismos detalles que la auténtica, y que tiene en el pie grabado sólo el nombre del país ganador. El original, en cambio, incluye a todos los vencedores de esta copa, encargada por la FIFA para el Mundial de 1974, disputado en Alemania, al italiano Silvio Gazzaniga, y es de oro macizo. Su valor de mercado, según estimaciones privadas, gira en torno a los US$ 20 millones.

Por cuestiones de seguridad, la FIFA decidió que la Copa del Mundo original fuera resguardada en las oficinas de la entidad, con sede en Zürich. Apenas realiza dos giras: una en la antesala del Mundial, para visitar a los 32 países clasificados. Y otra, directamente, cuando es trasladada al país sede de la competencia. En la antesala de Qatar vs. Ecuador, el partido inaugural, el exarquero español Iker Casillas fue el encargado de presentar el trofeo.

Lionel Messi, en la premiación de Qatar 2022, con la Copa del Mundo original
Lionel Messi, en la premiación de Qatar 2022, con la Copa del Mundo original

La Copa del Mundo original permanece en el país sede hasta que se define el nuevo campeón. El día de la final, el capitán del nuevo monarca mundial levanta el trofeo original y lo comparte con sus compañeros. Es el que tiene grabados los nombres de los 12 (13, con la Argentina) ganadores de las diferentes ediciones del Mundial desde 1974 hasta 2022. Después de la premiación, el equipo campeón devuelve el trofeo, que regresa a su refugio suizo, y recibe la réplica, que fue la que se trasladó en el avión de Aerolíneas Argentinas que partió de Doha el lunes y llegó a Buenos Aires en la madrugada del martes tras una breve escala técnica en Roma. Ese trofeo reposará en las vitrinas de la AFA y será el tercero de esa naturaleza: se suma a los obtenidos en Argentina 1978 y México 1986, las anteriores dos estrellas ganadas por el fútbol argentino en toda su historia.

De este modo, pueden darse imágenes como las que se filmaron en el corazón del estadio de Lusail: las dos Copas del Mundo en la cancha. Una, la original. La otra, la réplica, en el momento del intercambio y antes de que el trofeo de oro macizo fuera guardado para su regreso a Suiza. Por unos instantes, entonces, la Argentina tuvo dos copas. Aunque sólo una de ellas emprendió el viaje hacia Buenos Aires.

El momento en el que hubo dos Copas del Mundo en Lusail

Por qué la Copa que llegó a la Argentina es una réplica del trofeo original
Por qué la Copa que llegó a la Argentina es una réplica del trofeo original

Dónde se fabrica la Copa del Mundo

La empresa italiana Bertoni GDE es la encargada de confeccionar los trofeos que se entregan a los campeones del mundo cada cuatro años. Lo hace tomando como molde y referencia la Copa del Mundo original, custodiada en las oficinas de la FIFA en Zurich (Suiza). Antes del Mundial de 1974, en Alemania, la entidad rectora del fútbol mundial realizó un concurso para reemplazar al trofeo Jules Rimet, que Brasil se había quedado en propiedad tras consagrarse campeón por tercera vez. Se presentaron 53 propuestas y ganó la del escultor italiano Silvio Gazzaniga, director artístico de la empresa Bertoni. El legado de Gazzaniga se mantiene vivo en el trofeo aún hoy, a seis años de su muerte.

El trofeo original tiene 38 centímetros de alto y pesa 6,2 kilos. Está hecho en oro macizo y tiene una base de 13 centímetros de diámetro con dos bandas de malaquita verde que fueron restauradas varias veces. Fue en una de esas tantas restauraciones que la FIFA dejó de entregarle el original al equipo ganador para que lo mostrara en sus vitrinas hasta el día del sorteo de la siguiente edición del Mundial. Desde Alemania 2006 los campeones reciben una réplica exacta de la Copa del Mundo, que en lugar de ser de oro macizo tiene un baño de ese metal precioso.

Lo ocurrido con el trofeo Jules Rimet (fue robado en Brasil con el objetivo de fundir el oro), sumado a las continuas restauraciones a las que debió ser sometido el trofeo original llevó a la FIFA a confeccionar una réplica para los campeones mundiales. Esta Copa del Mundo, con más valor simbólico que económico, sí puede permanecer en las vitrinas de los campeones. Argentina ya tiene tres.

VIA: lanación.com.ar

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Trending

Opinión

More in Fútbol