Connect with us

Tenis

Las gestas y las polémicas de Serena Williams en el Abierto de EEUU

A continuación seis momentos clave de su trayectoria en Flushing Meadows (Nueva York)

Serena Williams compite en el Abierto de 1999, donde conquistó su primer título de Grand Slam. Fuente Externa.

Nueva York (AFP).- Serena Williams tiene previsto retirarse del tenis en el Abierto de Estados Unidos que arranca este lunes, el mismo escenario donde vivió algunas de las mayores hazañas y controversias de su legendaria carrera.

A continuación seis momentos clave de su trayectoria en Flushing Meadows (Nueva York), donde alzó seis de sus 23 títulos de Grand Slam, alcanzó al menos las semifinales en 14 ediciones y se impuso en 106 de sus 120 partidos disputados.

GESTAS

1999 – Primer título de Grand Slam

Con 17 años y trenzas blancas en su cabello, Williams se convirtió en la primera tenista negra en ganar un título de Grand Slam en la era Open (desde 1968) y apenas la segunda en la historia después de Althea Gibson en 1956.

En su camino hacia el título eliminó a campeonas de Grand Slam como Kim Clijsters, Conchita Martínez y Monica Seles, además de la defensora del título, Lindsay Davenport, antes de superar en la final a la número uno mundial, Martina Hingis.

Por si fuera poco, Serena y su hermana mayor Venus también triunfaron en los dobles femeninos. Uno de los primeros en felicitar a Serena fue el presidente Bill Clinton. «Fue muy emocionante. Pensé que mi día no podía ser mejor. Luego alguien me dijo: ‘el Presidente de los Estados Unidos quiere hablar’. Pensé: ‘Wow», recordó la tenista.

2002 – Williams contra Williams

Las Williams ya son las grandes protagonistas del circuito y se disponen a enfrentarse por cuarta vez en una final de Grand Slam. En el primer choque, en el US Open de 2001, Venus había batido a Serena pero en 2002 la hermana menor se rebeló ganando Roland Garros, Wimbledon y también Flushing Meadows.

Serena no cedió un solo set en todo el torneo y, con su victoria en el Abierto de Australia de 2003 también ante Venus, inauguró el llamado «Serena Slam» siendo vigente campeona de todos los torneos grandes.

«Al final, todas somos competidoras. Dentro de diez años, espero poder mirar las cintas con mis hijos y decirles: «Mira, mamá hizo un buen trabajo», afirmó.

2014 – Sobrepasar a Evert y Navratilova

Su sexta y probablemente última corona del Abierto de Estados Unidos llegó con un triunfo ante su gran amiga Caroline Wozniacki en una final que solventó en apenas 80 minutos.

Fue el tercer título consecutivo de la estadounidense en el US Open y su 18º de Grand Slam, superando la marca de 17 que compartía con Martina Navratilova y Chris Evert.

POLÉMICAS

2009 – Juego, amenaza, partido

En la semifinal ante Kim Clijsters, que volvía tras casi tres años de baja por maternidad, Serena perdió el primer set y recibió una advertencia por destrozar una raqueta de pura frustración.

Con desventaja 5-6 en la segunda manga, Williams servía para forzar el ‘tiebreak’ cuando le señalaron una falta de pie en un segundo servicio que brindaba a Clijsters un doble punto de partido.

Una furiosa Serena se acercó a increpar a la jueza de línea, señalándola con el dedo y amenazándola con «agarrar la pelota y metérsela por la garganta». La jueza de silla la sancionó con un punto que daba automáticamente la victoria a una atónita Clijsters.

2011 – «Resentida y perdedora»

Otra controversia con los jueces llegó en esta final perdida ante Samantha Stosur. Con desventaja 6-2 y 30-40 en el primer juego del segundo set y sirviendo, Williams gritó con fuerza «Come on» (Vamos) después de golpear una derecha ganadora, pero antes de que Stosur hubiera tocado la pelota.

La jueza Eva Asderaki anuló el punto y dio el juego a la australiana. «Si alguna vez me ves caminando por el pasillo, mira hacia otro lado», le espetó Williams a Aderaki tras sentarse en su banco. «Estás fuera de control, eres una resentida (…) Qué perdedora. ¿Señalas una violación del código porque me expresé como soy? Estamos en Estados Unidos».

2018 – «Ladrón», «mentiroso»

Batallando por remontar una set de desventaja ante Naomi Osaka, de 20 años y debutante en una gran final, Williams se indignó al recibir una advertencia por ‘coaching’ (indicaciones del entrenador) desde su palco.

Serena entró en cólera cuando después se le descontó un punto por romper su raqueta tras perder el servicio, llamando «ladrón» al juez de silla Carlos Ramos.

Después de otro quiebre que la dejaba 4-3 atrás, Williams volvió a reprender al juez. «Nunca, nunca, nunca estarás en otra pista conmigo. Tú eres el mentiroso», clamó Serena, lo que llevó a Ramos a señalarle una tercera infracción y otorgarle un juego a Osaka que la dejaba al borde de la victoria.

Via: metrolibre.com

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Trending

Opinión

More in Tenis