Connect with us

Lanzando Para Home

Lanzando Para Home: Babe Ruth pasó la noche en un burdel

araujo22-5-639x470
Por Alfonso Araujo Bojórquez
El apetito de Babe Ruth lo superó en el entrenamiento de primavera de 1925.
Su peso había aumentado hasta 270 libras,y se sentía cada vez peor a medida que avanzaba la primavera.
«Pasaba día y noche, ancho y borracho», dijo Joe Dugan y aunque bateaba .447, estaba claramente en busca de problemas, sufría de calambres estomacales y tenía fiebre.
El 7 de abril, Ruth se derrumbó en una plataforma de tren en Ashville, Carolina del Norte  y se acordó enviarlo de regreso a Nueva York.
En el tren volvió a desmayarse y golpeó la cabeza contra un lavado. Al llegar a la Estación Penn, fue trasladado en ambulancia al Hospital San Vicente.
El médico de Ruth, el Dr. Edward King, dijo que no corría ningún peligro grave, pero que estaba muy deteriorado y tenía un poco de gripe, además de sufrir un ataque intestinal. Una semana después el Dr. King anunció que Ruth tendría que someterse a una cirugía por un absceso intestinal.
227b2910-31d5-48ec-9876-38340dd3f60b-XXX_IMG_BABE_RUTH_WITH_LOUIS_1_1_B3AAALSK
Babe Ruth, foto de Internet
Cuando Ruth regresó a la alineación inicial el 1 de Junio, los Yankees estaban en séptimo lugar y se dirigían al mismo lugar al terminar la temporada.
A lo largo de Junio y Julio, bateó solo .250 y solo algunos jonrones.
Se veía tan mal, que muchos observadores pensaron que era aburrido.
El manager Miller Huggins incluso lo metió de emergente en un juego.
Aunque Ruth había comenzado a batear en Agosto, lo multaron con 5 mil dólares, porque en vez de regresar a Nueva York, como se le ordenó, Ruth se registró en un hotel, canceló sus reservaciones de tren y pasó la noche en un burdel de San Luis.
Al día siguiente fue a Chicago, dijo a los periodistas, que había terminado con los Yankees y luego desapareció en la noche.
Dejó saber en el hotel, que no debía ser molestado hasta la diez de la mañana siguiente, por lo que un grupo de periodistas se reunió frente a su puerta de la habitación del hotel. A la hora señalada, uno de ellos tocó y la puerta se abrió y salió del cuarto. Aquí? dijo Ruth, presiona esto y asegúrate de que vuelva en una hora. No les quedó otra que regresar a sus periódicos sin tener nada de Ruth…Después más lanzamientos.
Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Trending

Opinión

More in Lanzando Para Home