Connect with us

Opinión

Estrellas del Béisbol: Por los rumbos de Cooperstown y México

Nacido en San Antonio, Texas, Willie James Wells, (1905-1989) su apodo fue “Devil”, “El Diablo”, el cual se lo ganó mientras jugaba béisbol en México, esto debido a su trabajo defensivo precisamente en la posición de las paradas cortas.

Por Héctor Barrios Fernández
www.beisboldelosbarrios.com

Cuarta parte

Los equipos contrincantes a los de Willie Wells en las Ligas Negras de los 1930s y principios de los 1940s, se repartían este sólido consejo:
“No bateen por el short, el mismo diablo juega ahí”.

Nacido en San Antonio, Texas, Willie James Wells, (1905-1989) su apodo fue “Devil”, “El Diablo”, el cual se lo ganó mientras jugaba béisbol en México, esto debido a su trabajo defensivo precisamente en la posición de las paradas cortas.

Tenía manos increíblemente seguras, Wells siempre parecía estar en el lugar y en el momento correcto y diabólicamente sacaba a los corredores por escaso margen.
Estudiaba a los bateadores y sus tendencias para compensar su brazo no tan bueno.
Estaba orgulloso de poder sacar a los corredores en las bases por menos de un paso.
Wells fue uno de los cuatro mejores short stops en la historia del béisbol negro.

Pero Willie no fue solamente un buen guante.
Se convirtió también en un excelente bateador, se reportan porcentajes superiores a los .360 a principios de su carrera.
En 1926 conectó 27 jonrones en 88 juegos de la temporada, porque fue lo suficientemente listo como para sacar ventaja de la cercanía de la barda del jardín izquierdo en su parque.
Ganó los títulos de bateo en 1929 y 1930 con promedios de .368 y .404.
En aproximadamente 26 años de carrera, finalizó con un porcentaje de bateo que anda en alrededor de .330.

Con todas esas cualidades, bateo, fildeo e inteligencia para jugar, Wells fue la clase de jugadores con los que se integran los equipos campeones y él demostró eso.
Las “Estrellas” de San Luis, ganaron los campeonatos de 1928, 1930 y 1931 con él en el short. Willie Wells condujo a los “American Giants” de Chicago a conquistar los banderines de las temporadas de 1932 y 1933.
Fue seleccionado para jugar el campo corto representando al equipo del Oeste en el primer juego de estrellas de la Liga Negra en 1933.
Jugó en siete juegos de estrellas más y promedió al bat .281 en este tipo de juegos.

Con un porcentaje de bateo que rutinariamente rondaba el rango de los .350, combinado con su agresividad y actitud combativa, Wells fue a menudo el objetivo de los lanzadores caza-cabezas, pero Willie no se dejaba amedrentar por nadie.
Fue noqueado por un lanzamiento en 1942 y regresó a jugar al siguiente día, a pesar de las órdenes del doctor, para tal efecto usó un casco para trabajadores de la construcción, uno de los primeros implementos usados para la protección de los bateadores.

Jugó con los Eagles de Newark en 1936 y formó parte del “infield del millón de dólares” junto con Ray Dandridge, Dick Seay y Mule Suttles.


Después Wells se convirtió en respetado manager de los Eagles “Águilas”. Tres de sus jugadores, Larry Doby, Monte Irving y Don Newcombe, hicieron el viaje a Grandes Ligas con bastante éxito.

Willie “El Diablo” Wells también deleitó a los aficionados mexicanos, ya que jugó en la Liga Mexicana de Verano durante cuatro temporadas entre 1940 y 1944.
Sus equipos: Azules de Veracruz, Tampico y México.
Su promedio de bateo en cuatro temporadas fue de .323.

Por escaso margen perdió su ingreso al Salón de la Fama de Cooperstown, en una ocasión se quedó corto por solamente un voto, finalmente logró su merecido ingreso en 1997.

Espero sus amables comentarios en: info@beisboldelosbarrios.com

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Trending

Opinión

More in Opinión