Connect with us

Opinión

Estrellas del Béisbol: Piratas de Pittsburgh y de Pittsburgh

Resulta que a partir de 1891, por decreto de la Junta o Consejo de nombres geográficos de los Estados Unidos se eliminó la letra “h” a todos los nombres de ciudades o pueblos terminados en “burgh.”

Por Héctor Barrios Fernández

www.beisboldelosbarrios.com

El béisbol de la Era moderna, o posterior a 1900 es una importante línea imaginaria que divide la historia de este deporte.

Antes de ese tiempo las reglas del juego aún estaban siendo definidas.

Los Piratas de Pittsburgh que nacieron en 1882.

Resulta que a partir de 1891, por decreto de la Junta o Consejo de nombres geográficos de los Estados Unidos se eliminó la letra “h” a todos los nombres de ciudades o pueblos terminados en “burgh.”

Fue hasta 1911 que se las regresaron, aunque hasta la fecha algunos quedaron sin ella.

En sus primeros años navegaron en la mediocridad, nunca terminaron en primer lugar en ninguna temporada antes de 1900.

Desde su nacimiento hasta 1890 fueron conocidos como los Alleghenys de Pittsburgh, a partir de 1891 y hasta la fecha son Piratas.

Desde su primera temporada hasta 1886 militaron en la American Association, a partir de 1887 son parte de la Liga Nacional.

Sin embargo la historia no presta mucha importancia a sus fracasos, los cuales ocurrieron cuando las bases por bolas requerían nueve bolas en lugar de cuatro y los bats podían ser planos por un lado.
Lo que sucedió antes de 1900 no es muy alabado o condenado hoy en día. Simplemente… pasó.

El día de hoy pocas personas conocen acerca de Pud Galvin, el mejor jugador de Pittsburgh en los años de 1885 a 89 y 1891-92, pero este miembro del Salón de la Fama del Béisbol fue el primero en llegar a 300 juegos ganados, 365 en total en su carrera.

Con toda seguridad, pocos saben del primer lanzador perdedor de 300 juegos en su carrera.
Los que creen que fue Pud Galvin, están en lo correcto, él perdió 310 en su estancia en Ligas Mayores.
Visto desde el día de hoy, este fue un período medio loco en el béisbol.

El crédito para la franquicia comenzó cuando el “juego moderno” inició y la Liga Americana apareció en 1901 con el marco de Ligas Mayores que conocemos ahora.
Entonces los Piratas de Pittsburgh emergieron como uno de los mejores equipos en el juego.

Pittsburg ganó sus dos primeros títulos en 1901 y 1902 y jugó en la primera Serie Mundial de la Era Moderna en 1903, cayendo ante los Americans de Boston, hoy Medias Rojas, 5 juegos contra 3.
El parador en corto, miembro del Salón de la Fama, Honus Wagner, a diferencia de Galvin, impulsó a los Piratas, a alturas que la historia registra gratamente.

Los primeros tres años, Wagner se los pasó con los Coroneles de Louissville, pero llegó a los Piratas en 1900, iniciando así una gran época para los de Pittsburg, como se escribía entonces.
Llevó a los Bucaneros a ganar su primera Serie Mundial en 1909 y colocó los cimientos para una cadena de éxitos que duró por varias décadas.

Los Piratas no eran campeones cada año, pero siempre estaban en la pelea.

En la Era Moderna, los Piratas tuvieron su décima temporada debajo de .500 de porcentaje sino hasta 1947.
Mientras su enemigo en la Liga Nacional, los Bravos de Boston, alcanzaron su décima temporada perdedora en 1911.
Las cosas siempre parecieron ir bien para Pittsburgh.

En 1960, los Piratas salieron de quién sabe dónde para ganar el título de la Liga Nacional con record de 95-59, venciendo a los Yankees con el famoso cuadrangular de Bill Mazeroski en el juego 7 para el único cuadrangular en la historia para terminar un juego 7 de Serie Mundial.

La estrella Roberto Clemente tuvo su primer llamado al juego de estrellas ese año y como Wagner más de medio siglo atrás, inició una larga carrera de éxitos con los Bucaneros.

Los Piratas ganaron 90 o más juegos tres veces después de 1960, obteniendo el impulso para los 1970s cuando fueron sobresalientes.

Entre 1970-1979, Pittsburgh jugó en seis series de campeonato de la Liga Nacional, ganando dos Series Mundiales en 1971 y 1979.

Desde los gloriosos años 70s, las cosas no han ido bien para los Piratas. Tuvieron a Barry Bonds, pero lo perdieron antes de que llegara a ser BARRY BONDS.
Después construyeron el hermoso PNC Park en el 2001, pero desperdiciaron el olor a nuevo del estadio, ya que la franquicia se topó con un tramo de 20 temporadas por debajo de los .500 de promedio de 1993 al 2012.

Parecía que con Andrew McCutchen, los días gloriosos volverían, ya que en 2013, 14 y 15, el equipo llegó a las series de campeonato, todas las perdieron y McCutchen ya no está allí.

Honus Wagner parador en corto de los Piratas, tiene el segundo mejor porcentaje de bateo de por vida en la Ligas Mayores con .3585, solamente atrás del legendario Ty Cobb.

En los 1970s “La Familia” como fueron conocidos, ganaron su División en 6 ocasiones.

Además de Honus Wagner, entre los muchos jugadores sobresalientes de los Piratas tenemos a: Roberto Clemente, Dave Parker, Willie Stargell, Andrew McCutchen, Paul Waner, Arky Vaughan, Ralph Kiner, Bill Mazeroski, Pie Traynor, John Candelaria y muchos más.

En 1902 los Piratas tuvieron record de 103-36 y en toda la temporada no tuvieron una racha de más de dos juegos perdidos en forma consecutiva. Único equipo en lograr esa hazaña.

Ralph Kiner lideró las Ligas Mayores en cuadrangulares en 6 ocasiones, solamente Babe Ruth lo hizo en más veces (11).

La altura de la barda en el jardín derecho del estadio de Pittsburgh es de 21 pies, en honor a Roberto Clemente que portó ese número en su uniforme.

Con los Piratas, Barry Bonds tuvo 38 juegos en los que conectó al menos un cuadrangular y un doblete.
Con los Gigantes de San Francisco tuvo 102 juegos de estas características para ser la mayor cantidad de juegos en la historia del béisbol.

El 26.9 % de los hits de los Piratas de 1927 a 1929, salieron de los bats de los hermanos Paul y Lloyd Waner.

El parador en corto de los Piratas Dick Groat se robó 14 bases en su carrera, el ex Mayo de Navojoa Rickey Henderson tuvo 1,392 más que Groat, pero Dick conectó un hit triple más que Henderson 67 por 66.

El derecho Gerrit Cole tuvo 2.60 en porcentaje de carreras limpias en el 2015, el porcentaje más bajo para un lanzador calificado de los Piratas en los últimos 30 años.
Las 19 victorias de Cole fue la mayor cantidad en los últimos 25 años.

Ese año Cole hizo por lo menos 1,484 lanzamientos de al menos 95 millas por hora, la mayor cantidad en el béisbol (al menos hasta ese año).
Con 106 ponches en lanzamientos de al menos de 95 millas, fueron la mayor cantidad en Grandes Ligas.
Lo que son las modernas estadísticas.

En el 2015, Gerrit Cole y Francisco Liriano se convirtieron en el primer dueto de la franquicia en 134 años de historia en lograr al menos doscientos ponches cada uno.

El 22 y 23 de agosto de 1970, Roberto Clemente consiguió 5 hits en cada juego.

Durante los últimos 162 juegos de su carrera, entre 1971 y 1972, Clemente bateó para .328 de porcentaje, 104 carreras anotadas, 201 hits conectados, 35 dobles, 9 triples, 15 cuadrangulares, solamente 1 error.

Los Piratas de Pittsburg y de Pittsburgh, equipo emblemático en la Liga Nacional y en las Grandes Ligas.

Espero sus amables comentarios en: info@beisboldelosbarrios.com

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Advertisement

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Advertisement

Trending

Advertisement

Opinión

Advertisement

More in Opinión