Connect with us

Golf

En campo golf de Trump, víctimas del 9/11 se oponen a torneo saudita

«Es muy irrespetuoso, ofensivo y doloroso», dice a la AFP Eagleson, que tenía 15 años cuando murió su padre en los escombros del World Trade Center el 11 de septiembre de 2001.

Unas docenas de familiares de las víctimas y sobrevivientes de los atentados del 9 de septiembre, en los que murieron más de 3.000 personas, se congregaron cerca del campo de golf de Donald Trump en Bedminster, Nueva Jersey, para protestar por el campeonato LIV Golf patrocinado por Arabia Saudita. Fuente Externa.

Bedminster (Estados Unidos) (AFP).- Para Brett Eagleson, el campeonato de golf patrocinado por Arabia Saudita en el Trump National es una afronta al tener lugar a pocos kilómetros de donde un grupo de terroristas saudíes mataron a su padre hace más de dos décadas.

«Es muy irrespetuoso, ofensivo y doloroso», dice a la AFP Eagleson, que tenía 15 años cuando murió su padre en los escombros del World Trade Center el 11 de septiembre de 2001.

El campo de golfo del expresidente Donald Trump en Bedminster, Nueva Jersey, a unos 80 kilómetros de la Zona Cero alberga la tercera edición del campeonato LIV de Golf este fin de semana.

Eagleson, de 36 años, es uno de los familiares de las víctimas y supervivientes de los ataques de Al Qaeda, que mataron a 3.000 personas, que acudieron este viernes cerca del campo en víspera de el inicio del torneo de tres días.

Presidente de «9/11 Justicia», es un grupo de familiares que acusa a Arabia Saudita de complicidad en los atentados, lo que el gobierno saudí ha negado.

Quince de los 19 terroristas implicados en los atentados coordinados de Nueva York y Washington eran ciudadanos saudíes. Un informe del FBI publicado el pasado año insinúa la implicación oficial saudí.

El propio Trump señaló en 2016 en su carrera a la presidencia, que Arabia Saudita fue responsable, sin mostrar ninguna prueba.

«(Ahora) elige albergar al reino en su campo cerca de donde 750 personas fueron voladas», dice Eagleson, en referencia al número de residentes de Nueva Jersey que perdieron la vida el 9/11.

«Es muy exasperante», sostiene.

Patrocinado por el Fondo Público de Inversiones de Arabia Saudita, el LIV ha tratado de atraer a los mejores golfistas del mundo ofreciéndoles millonarias cifras.

Onegés defensoras de los Derechos Humanos aseguran que se trata de una campaña para «limpiar» la imagen de Arabia Saudita. Los organizadores aseguran que se trata de promover el golf en el mundo.

Trump, un gran aficionado al golf, se ha convertido en un defensor del LIV, urgiendo a los jugadores que «acepten el dinero» y participen en el circuito.

Trump jugó el jueves en Bedminster, junto a dos de los participantes en el LIV, Bryson DeChambeau y Dustin Johnson.

La semana pasada, en una entrevista al Wall Street Journal había minimizado las críticas de los familiares de las víctimas del 9/11.

– «Dinero sobre moralidad» –

Pero Eagleson dice que la implicación de Trump le perjudicará políticamente mientras medita si volver a presentarse a la Casa Blanca en 2024.

«Algunos de nuestros mayores defensores del 11 de septiembre son familiares de los bomberos y la policía de Nueva York. Y esos han sido algunos de los mayores defensores de Trump. Pues bien, ya no», asegura.

Los organizadores de la LIV habían empatizado con las familias de las víctimas de los peores atentados sufridos por Estados Unidos, pero ven en el golf «una fuerza para el bien en todo el mundo.»

Para Tim Frolich, que resultó herido el 11-S, el torneo ha reabierto viejas heridas.

«Tuve problemas para dormir anoche, sólo de la rabia», declaró este hombre de 58 años a la AFP, mientras los familiares sostenían fotos de sus seres queridos fallecidos y vestían camisetas con el mensaje «no olvidar nunca».

El padre de Eagleson, Bruce Eagleson, estaba en una reunión en el piso 17 de la Torre Sur cuando los secuestradores estrellaron el avión del vuelo 175 de United Airlines contra el rascacielos.

Tenía 53 años. Eagleson dice que su padre era un gran aficionado al golf y que su jugador favorito era Phil Mickelson, uno de los primeros jugadores en participar en la LIV.

«No sé cómo vive consigo mismo», dice de Mickelson. «Está eligiendo literalmente aceptar el dinero por encima de la moralidad»

En los próximos eventos de la LIV en Boston, Chicago y Miami – este último torneo se celebrará en otro campo de Trump- están previstas otras protestas. «No nos vamos a ir tan pronto», advierte Eagleson.

Via: metrolibre.com

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Trending

Opinión

More in Golf