Connect with us

Opinión

Asociaciones deportivas o Sucursales federativas

Por igual, la Carta Olímpica promueve el ámbito solo técnico de las federaciones y la personería jurídica como medio de que las organizaciones deportivas se sometan a las leyes nacionales de cada país, o sea, entes jurídicos con deberes y derechos ante su Estado

Por Emmanuel García Musa 
Muchos de los motivos que provocan diferencias y conflictos entre las asociaciones deportivas provinciales y la federación que resulta de la unión de varias asociaciones, radica en que las federaciones no reconocen la autonomía, autorregulación e independencia estatutaria que garantiza el Estado dominicano al momento de otorgar la Personería Jurídica o incorporación por medio de la Ley 122-05 a las asociaciones provinciales; por igual la Ley General del Deporte (356-05) promueve el ámbito solo técnico de las federaciones y destaca que cada organización debe regirse por Sus estatutos.
Por igual, la Carta Olímpica promueve el ámbito solo técnico de las federaciones y la personería jurídica como medio de que las organizaciones deportivas se sometan a las leyes nacionales de cada país, o sea, entes jurídicos con deberes y derechos ante su Estado; pero nuestra realidad es que no todo el que pertenece a uno de los organismos que componen al Comité Olímpico Dominicano (COD) puede ser llamado «olímpico», dado el divorcio entre sus acciones y los principios y postulados del olimpismo.
Sin embargo, la práctica ancestral y obsoleta es que las federaciones, en su gran mayoría, manejan tanto lo técnico como lo legal-institucional, superponiéndose por encima del Estado dominicano en su afán de control absoluto, perpetuidad, centralización administrativa, técnica y de recursos, mínima oposición y le podemos sumar lagunas legales, resistencia al cambio ya que «no conviene la luz», y el desconocimiento e ignorancia inducida a la dirigencia nacional.
Surge la disyuntiva, ¿QUÉ SOMOS?: organizaciones interasociadas como define la ley o una empresa privada con casa matriz con sucursales provinciales, veamos:
– la casa matriz tiene un único estatuto aplicable a las sucursales (el incorporado de la asociación sirve para fogata).
– la casa matriz y sus sucursales solo hacen una asamblea (la  asamblea de una organización es el máximo órgano deliberativo, pero eso dice la ley).
– la casa matriz crea reglamentos y normativas obligatorias para sus sucursales (aplicables por encima de los estatutos incorporados y las leyes que nos rigen).
– la casa matriz sin modificación de sus estatutos impone lo que considere su administrador o dueño (plenipotenciarios aún violando sus propios estatutos).
– las sucursales no necesitan una directiva, la casa matriz pone al administrador que le convenga sin la ficción de unas elecciones (va el mio y en la fecha que disponga, aún en contra del estatuto incorporado).
– la casa matriz tiene su RNC, el cuál lo usan sus sucursales (se evitarían los gastos de incorporarse y la presentación de informes mensuales a la DGII y las moras por no declaración).
– solo habría un nombre registrado acompañado del término sucursal, por ejemplo: «FEDOJUDO-sucursal Santiago», «FEDUDE-sucursal La Vega» (para qué incorporarse si sólo es un nombre).
Lo cierto es que cualquier parecido a muchas realidades es pura coincidencia, ¿para qué tantas complicaciones con promover la incorporación de las asociaciones si no se respetan las Leyes ni la Carta Olímpica? ¿sólo para un RNC o patente para solicitar recursos?
Evidentemente se evitarían muchos conflictos con este modelo autoritario y tirano, pero lamentablemente no es el propuesto por el Olimpismo (participativo,  de renovación y capacitación continua, apego a las leyes y estatutos, transparente y basado en la buena gobernanza y en los métodos alternativos de resolución de conflictos)

¿Permitiremos que el modelo interasociativo actual, acorde con la Carta Olímpica y las leyes sucumba ante el autoritarismo e injerencias?  Podrá la dirigencia asumir los actuales esquemas interasociativos? o ¿quién los hará valer?

             «El Águila vuela sola, el Cuervo en bandadas; el Necio tiene necesidad de compañía, el Sabio de Soledad»
                                                                                          J. M. Ruckert
Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Trending

Opinión

More in Opinión