Connect with us

Fútbol

Argentinos en Doha: a un paso de la gloria

Y la desesperación de conseguir entradas.

Un fan de Argentina ondea una bandera con la imagen del fallecido astro del futbol argentino Diego Maradona en el mercado Souq Waqif en Doha, Qatar, jueves 15 de diciembre de 2022. Argentina se enfrentará a Francia en la final del Mundial el 18 de diciembre. (AP Photo/Andre Penner)(Andre Penner / Associated Press)

Como muchos apasionados al futbol, Miqueas Toledo viajó de último momento a Qatar para acompañar a la Albiceleste en su ruta a la gran final de la Copa del Mundo 2022. En su caso, fue animado por algunos conocidos que ya estaban en el Mundial árabe desde un inicio. Entonces, el originario de Córdoba, Argentina, le pidió permiso a su jefe en Alemania para estar con su selección en el partido de cuartos de final de la semana pasada y compró su boleto de regreso para después de la final.

Toledo relató que cuando Países Bajos le empató el partido de cuartos de final a Argentina en los últimos segundos de tiempo regular, tuvo que retirarse de su asiento por un instante para recuperar el aire. Salió a comprar un refresco y siguió teniendo fe en su selección.

Afortunadamente para el joven de 27 años, Argentina ganó ese encuentro en definición desde el punto de penalti en uno de los encuentros más emocionantes del Mundial y presenció un partido más tranquilo cuando Argentina goleó a Croacia por 3-0 en semifinales. Este domingo la Albiceleste disputará la final de la Copa del Mundo ante la actual campeona defensora, Francia.

Al igual que Toledo, millones de argentinos están con los nervios de punta no solo porque este domingo se disputa la final en Qatar, en la que Argentina busca su tercer campeonato del mundo, sino que también por el hecho de que aún no tienen entradas para ingresar este domingo al Estadio Lusail, con capacidad para 88,000 aficionados. De acuerdo con las últimas cifras proporcionadas por la embajada de Argentina en Doha, hay alrededor de 30,000 argentinos en Qatar y varios de ellos no tienen entradas para lo que podría ser el último parido del astro Lionel Messi en un Mundial.

“Tenemos muchos amigos que no saben cómo van a comer, cómo van a pagar el alquiler, no saben nada, pero están acá. La pasión te mueve mucho más”, indicó Toledo al hablar sobre los sacrificios económicos que hizo para estar en Doha.

Cientos de ellos acudieron a las taquillas del estadio de Lusail para preguntar qué había pasado con varios boletos que aficionados de Brasil, Portugal y Marruecos regresaron a la FIFA pero que no han salido en el portal de reventa oficial. En Lusail solamente encontraron agentes de seguridad y puertas cerradas. Varios otros fueron a los centros de boletos oficiales de FIFA en Doha después de que hubo rumores de que iban a dejar entradas libres para el esperado duelo entre la Argentina de Messi y la actual campeona del mundo Francia de Kylian Mbappé.

Otros, sostuvieron dos días de protestas, jueves y viernes, afuera de un hotel de Doha, donde están alojados los representantes de la Asociación Argentina de Futbol para pedir ayuda con las entradas.

Fans of Argentina cheer for their team in Souq Waqif marke
Aficionados de Argentina animan a su equipo en el mercado Souq Waqif en Doha, Qatar, jueves 15 de diciembre de 2022. Argentina se enfrentará a Francia en la final del Mundial el 18 de diciembre. (AP Photo/Andre Penner) (Andre Penner / Associated Press)

“Ayer estuvimos todo el día manifestándonos afuera del hotel (de la AFA). No pedimos que nos regalen los tickets, lo único que pedimos es que a los argentinos que estamos acá nos puedan redireccionar los tickets”, declaró Emiliano Aguilera, de Salta, Argentina, quien encontró un boleto para la semifinal ante Croacia a precio oficial ($350), pero para este domingo aún no tiene entrada. “No importa la ubicación, no importa si es con las palomas, no me importa, quiero tener mi lugar dentro del estadio para la final”.

Muchos de ellos esperan que los precios de la reventa en el mercado negro disminuya, aunque es una opción muy aventurada pues los precios para la final están por esa vía a más de $4,000. De acuerdo a varios aficionados, en la semifinal contra Croacia, en el mercado negro las entradas estaban alrededor de $1,500, pero con el pasar del tiempo, los revendedores se fueron deshaciendo de los boletos hasta aceptar cerca del precio oficial.

“Estamos esperando un milagro. Creo que va a pasar porque así ha pasado con partido anteriores. Yo creo que el último día, viene la ayudita y vamos a pasar todos”, declaró un esperanzado Federico De Cándido, de Tucumán, quien encontró entradas “sin problemas” para las anteriores rondas, pero está teniendo dificultades para adquirir su boleto para el domingo.

“Juntar el último centavo que tenemos en el bolsillo. Ya le hemos pedido un préstamo a la familia, a los amigos. Es ir a la puerta del estadio, vestido de Argentina y que sea lo que Dios quiera”

— Miqueas Toledo, aficionado argentino en Qatar

“Yo sé que el día del partido van a bajar muchísimo”, afirmó María José Laspina, de Santiago del Estero.

Toledo tiene más o menos la misma estrategia.

“Juntar el último centavo que tenemos en el bolsillo. Ya le hemos pedido un préstamo a la familia, a los amigos. Es ir a la puerta del estadio, vestido de Argentina y que sea lo que Dios quiera”, expresó Toledo.

Desafortunadamente, aquellos argentinos que buscan una entrada, no solamente están compitiendo por ellas con otros compatriotas, sino que también con miles de aficionados al futbol que también quieren entradas. En Qatar, las selección de Argentina ha sido una de los equipos más solicitados en cuestión de entradas, debido a que Messi tienen muchos aficionados en el Medio Oriente. Incluso, una gran parte del estadio porta la camiseta de Argentina sin ser de ese país. Esa demana hace mucho más difícil el conseguir un boleto para el partido final.

Fans of Argentina sit on Doha nner)
Aficionados de Argentina sentados cerca de la playa en Doha, Qatar, el lunes 12 de diciembre de 2022.
(Andre Penner / Associated Press)

“Para el partido ante Croacia, vimos por la página iban sacando entradas. Estuvimos intentando, intentando y no pudimos, pero había movimiento de entradas. En este caso de la final, no hay nada. No aparece nada en la página, en la reventa, en la calle en los grupos, piden locuras”, expresó Toledo, quien ha visto entradas de $3,000 a $10,000 en sus grupos de WhatsApp.

Por lo pronto, el ambiente que viven los aficionados de la “Scaloneta”, como se le conoce a la selección dirigida por Lionel Scaloni, en Qatar es único. Además de que miles se reunen en la popular zona de Souq Waqif, otros están en un complejo habitacional especial para aficionados de nombre Barwa Barahat Al Janoub, donde por las noches juegan futbol, hacen asados a todas horas del día y ponen su música favorita. Varios de ellos dejaron Argentina hace mucho tiempo en busca de mejores oportunidades laborales, una razón por la cual pueden pagar por su viaje y las entradas.

“Nosotros tuvimos la posibilidad porque estamos trabajando en otro lado. En Argentina no pudiéramos haber tenido la posibilidad de estar acá, porque es imposible juntar ese dinero”, dijo Azul Generi, aficionada de Club Atlético Talleres que trabaja en Alemania.

“Especialmente por la situación que estamos pasando en Argentina, es algo parecido a lo del 86. Después de tanta crisis, de tanto problema, una alegría que es el ganar el Mundial, es algo que nos haría muy bien”, añadió Agustina Santuche, quien trabaja en Australia, y es una de las afortunadas que sí cuenta con boleto para la final.

“Después de tanta crisis, de tanto problema, una alegría que es el ganar el Mundial, es algo que nos haría muy bien”

— Agustina Santuche, aficionada argentina en Doha

Las aficionadas Azul y Flor quieren sentir lo que sintieron sus padres cada vez que les cuentan de aquel verano de 1986 cuando Maradona conquistó la segunda estrella de Argentina al vencer a Alemania por 3-2 en el Estadio Azteca.

“Es vivir lo que ya vivieron nuestros papás cuando ganó Argentina, desde que lo cuenta hasta el día de hoy, como la gente salía a la calle a festejar y como todo el pueblo argentino estaba contento”, declaró Flor.

Esta noche, miles de los argentinos en Doha se reunirán en Souq Waqif para el “banderazo” final. Muchos esperan no dormir, para luego dirigirse en masa cuatro horas antes del partido al metro rumbo a Luasil, sede donde Argentina perdió su primer partido ante Arabia Saudita, venció a México, Holanda y Croacia, en su ruta al partido por el título.

“La ilusión es muy grande. Hay mucha confianza en el equipo, se puede ver a través de los jugadores, de la gente… yo creo que vamos a tener un lindo domingo”, indicó De Cándido.

Via: Latimes.com

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Trending

Opinión

More in Fútbol