Connect with us

Opinión

Acuerdos o Recuerdos vs Valores Olímpicos

Evidentemente existen razones para pensar que alguna motivación hubo para provocar ese movimiento, junto a otros, dentro de la conformación actual del comité ejecutivo. Por demás, se alega que el Presidente dió declaraciones públicas confirmando su futura renuncia

Antonio Acosta/ Fuente Externa
emmanuel-garcicc81a-musa_edited

Por Emmanuel García Musa

Solo los actores saben si hubo un acuerdo preelectoral en las pasadas elecciones del Comité Olímpico Dominicano (COD), donde el Presidente actual se comprometía a renunciar luego de los Juegos Olímpicos de Tokio ’20 o en diciembre del ’20, lo que daría paso a que el primer vicepresidente asuma la Presidencia.

Verbal o escrito, entre caballeros o con «palabra de gallero», solo ellos lo saben.  Desde fuera vemos que dos fuerzas no se enfrentaron en esas elecciones, y que el actual vicepresidente, quien encabezaba una de las dos fuerzas, cedió su posición anterior como secretario,  para colocarse a tiro de renuncia.

Evidentemente existen razones para pensar que alguna motivación hubo para provocar ese movimiento, junto a otros, dentro de la conformación actual del comité ejecutivo. Por demás, se alega que el Presidente dió declaraciones públicas confirmando su futura renuncia.

Real acuerdo o no, deben primar los valores olímpicos a los que nos debemos: Excelencia, Amistad y Respeto; recordando que la Carta Olímpica expresa textualmente: “Al asociar el deporte con la cultura y la formación, el Olimpismo se propone crear un estilo de vida basado en la alegría del esfuerzo, el valor educativo del buen ejemplo, la responsabilidad social y el respeto por los principios éticos fundamentales universales”.

Ante la incertidumbre actual,  opiniones de terceros y sugerencias de actores olímpicos directos de aquel momento, a favor y en contra, se impone el buen juicio, la comunicación y hasta la negociación.

Evitar caer en situación de ingobernabilidad e irrespeto a la solemnidad olímpica debe ser lo primordial, el ejemplo debe primar.

Acuerdo o Recuerdo de las circunstancias preelectorales del ’18 no deben ser olvidadas y menos permitir que otros pesquen en río revuelto.

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Trending

Opinión

More in Opinión