Connect with us

Efemerides Rafael Baldayac

Beisbol con zona digital: se acerca “Era del Strike Electrónico”

Es tiempo de cambios e innovación: el beisbol urge implementar zonas automáticas bolas y strikes. Uno de los aspectos más importantes de cualquier deporte es que todo el mundo juegue bajo las mismas reglas. Y si una cosa es clara en el béisbol es que no todo los bateadores que se paran en el home plate tienen la misma zona de strike.

Por Rafael Baldayac

EFEMERIDES ESPECIAL 20 DE ENERO 2001:

Las discusiones entre árbitros y bateadores por strikes dudosos podría ser cosa del pasado en el beisbol si definitivamente se utilizara la tecnología, que ya está disponible, para automatizar la zona de strike en el home plate. 

Uno de los cambios e innovación para mejorar el béisbol, según sus promotores, seria perfeccionar la localización de una zona única de bolas y strikes, mediante un sistema electrónico, tema que hoy cumple 20 años en discusión. 

Según el proyecto lanzado públicamente el 20 de enero de 2001 por la empresa QuesTec, a la vanguardia en tecnologías inteligentes,  la localización de las bolas y strikes no es un concepto nuevo, y en realidad es uno de los posibles cambios más fáciles de implementar en el beisbol.

QuesTec, la compañía original involucrada en la recopilación de la información de los lanzamientos, que ha trabajado con este proyecto desde entonces, siendo puesto a prueba en estadios de ligas menores hace 20 años.

La tecnología de Sportsvision, popularmente conocida como PITCHf/x, HITf/x y FIELDf/x, ya es ampliamente utilizada, y el sistema Statcast de MLB ya presenta versiones avanzadas de esta información al público. 

Aunque se va a seguir necesitando al oficial detrás del plato para varias decisiones adicionales, la información detallada de si una pelota pasa o no por la zona de strike puede ser entregada al oficial en menos de un pestañar.

Se acerca el Strike Electrónico

Cleveland Indians v New York YankeesLa Asociación de Umpires (MLBUA) y la MLB confirmaron  hace un año que llegaron a un acuerdo de cooperación por los próximos cinco años, en los que trabajaran en conjunto para la creación de la zona digital, es decir que se acerca la era del Strike Electrónico.

Dentro de los previos acuerdos que tiene el pacto, Rob Manfred, comisionado de MLB, adelanto que los umpires dieron visto bueno a cooperar con el tema de implementar una zona de strike electrónica de cara las próximas temporadas.

La información la dio a conocer el portal MLB Sport Magazine (@MLBSportMag) en su cuenta Twitter mediante una serie de twetts que le presentamos a continuación:

Al parecer hay voluntad por las partes a implementar el nuevo sistema, y creemos que será inevitable que comience a usarse en MLB, recordemos que en la Arizona Fall League ya se utiliza dicho sistema desde hace rato.

La implementación ha traído diversas reacciones y comentarios mixtos al respecto, ya que se elogia la excelencia y eficacia con la que la nueva tecnología canta bolas y strikes, pero también tiene un punto negativo y es que muchas veces no marca de forma correcta los lanzamientos quebrados.

¿Cuándo será implementado?

Solo nos queda esperar, porque el sistema tiene sus detractores.  Aun es un plan piloto, decir y asegurar para cuándo será aplicada la tecnología a los lanzamientos en MLB sería descabellado, pero lo que sí sabemos es que ya comenzaron las conversaciones.

Un ordenador decide si hay strike o no en béisbol y nadie puede protestarleEn todo caso que MLB decida aplicar este sistema, de igual forma se seguirá necesitando del factor humano (umpires) para dilucidar otras situaciones de juego, por ejemplo si un bateador cruzo el bate más allá del plato y para saber si una bola picó en zona buena o mala, entre otros aspectos.

Ante esta novedad solo nos queda esperar cuando y como será implementada y además si traerá beneficios al deporte de la pelota de las 108 costuras, por lo pronto solo pensaremos si será beneficioso o no para MLB esta decisión, podríamos saberlo este mismo año 2021.

Muchos están de acuerdo en que mejoraría al beisbol la implementación de que un  sistema electrónico, en vez de árbitros, sean los que identifiquen y delimiten la zona correcta de los lanzamientos que llegan al home play.

Por qué esto ayudaría al béisbol

Uno de los aspectos más importantes de cualquier deporte es que todo el mundo juegue bajo las mismas reglas. Y si una cosa es clara en el béisbol es que no todo el mundo tiene la misma zona de strike. Aunque al contener el swing en el plato, el oficial decide si es strike o no, el detalle de por dónde pasa una pelota no debería estar sujeto al criterio de un oficial. 

Sabemos de hecho que árbitros diferentes tienen diferentes zonas de strike y que los oficiales en el plato tienen mayor o menor probabilidad de cantar un lanzamiento como strike dependiendo de una situación específica. Incluso ya se han desarrollado, en años recientes, nuevas herramientas para evaluar lo bien o mal que un receptor enmarca los lanzamientos. 

Que tengamos información de lo bien que un receptor puede hacer que se canten bien los strikes (o la tasa de éxito en lograr que canten strikes que no lo sean) es algo que da mucho que pensar. 

¿Se pueden imaginar si la NFL tuviese información de con cuánta frecuencia un «running back» engaña a los oficiales al hacerles creer que se había caído al suelo antes de que se le cayera la pelota? 

¿O si la Asociación de Abogados de EEUU tuviese estadísticas de cuántos abogados tienen éxito engañando jueces con malos argumentos?

Uno de sus planteamientos establecía que la diferencia entre una bola mala y un strike es grande, lo que significa que es importante que se hagan las cosas bien. 

Como muestra modelo señaló que en el 2015, los bateadores tuvieron OPS de .815 luego de conteo de 1-0 y OPS de .609 en conteo de 0-1. En los conteos de 2-1 versus 1-2, eso es un OPS de .873 versus .423. 

Ese OPS de .423 en conteo de 1-2 no es impresionante, pero supera el OPS de .000 de los bateadores que se regresan al dugout luego de un tercer strike mal cantado.

Si un error humano puede convertir a Josh Donaldson en un bateador de AAA o un bateador de AAA en un Josh Donaldson, se me ocurre que quizás deberíamos intentar eliminar ese error humano. Perdón por el juego de palabras.

La integridad en un deporte no se trata solo de que todos los jugadores sigan las reglas, sino también de que las reglas se implementen de forma consistente y justa. Un juego en el que lanzadores veteranos no obtienen mágicamente más strikes en las esquinas es un mejor juego, y más justo. 

MLB se resiste implementar esto por años.

Cuán real es esto: MLB ha tenido la habilidad de implementar esto por años. Uno de los argumentos más comunes en contra de los procesos automáticos de bolas y strikes es que todavía no podemos depender de la tecnología, un argumento bastante extraño. 

Tenemos aviones que pueden hacer miles de cambios imperceptibles de dirección de forma certera y sin contacto humano.  Tenemos máquinas que fabrican transistores para procesadores de computadoras tan pequeños que solo miden el ancho de varios átomos. 

Hemos hecho un mapa del genoma humano, los bloques más básicos de nuestra existencia. Pero, de alguna manera, en el béisbol, identificar por dónde pasa una pequeña esfera por encima de un pentágono blanco a un par de pies de distancia es una tarea demasiado complicada tecnológicamente hablando. Majaderías de alguien.

En este punto, ni siquiera estamos hablando de tecnología que sea particularmente de punta. Ese teléfono inteligente en tu bolsillo tiene tecnología más impresionante que la que se requiere para esto. 

La empresa MLB Advanced Media ya recibe más información sobre lanzamientos y hits en un juego que cualquiera de nosotros ha visto o recibido en toda nuestra vida.

Si las Grandes Ligas recomenzaran el deporte hoy, existen pocas dudas de que comenzaría con el conteo automático de bolas y strikes. Que no fuese así es simplemente una función de Grandes Ligas tomando sus primeros pasos hacia lo que es hoy en 1876, cuando los aviones todavía estaban a 25 años de ser inventados.

Los árbitros no estén contentos

Quizás los árbitros no estén contentos, pero los cambios no llegan fáciles, incluso para los que son positivos. Todavía quedarán muchas tareas cruciales para las que se necesitarán un árbitro para evaluarlas, incluso si se les quita la tarea de decidir la localización de un pitcheo.

Confiamos en robots para muchas cosas importantes en nuestras vidas. Aunque quizás las películas de la década de los 80 nos mostraron que probablemente no deberíamos darles nuestros códigos de lanzamiento de armas nucleares a robots, la tecnología puede encargarse fácilmente de esa parte del béisbol. 

Si la zona de strike de Angel Hernández no es lo suficientemente mala como para desencadenar la extinción apocalíptica de la humanidad, tampoco lo va a hacer una zona de strike computarizada. Esto es algo que el béisbol tiene que corregir.

La zona de strike electrónica: ¿es una buena idea?

El sorpresivo anuncio de que los árbitros accedieron a dar su cooperación en el desarrollo y prueba de un sistema automatizado de bolas y strikes ha abierto todo un debate en el mundo del béisbol.

Muchos defienden que es la gran solución a buena parte de las discusiones que se dan en el terreno de juego, puesto que reducirán el error humano. Otros, en cambio, sienten que le quita naturalidad al béisbol.

En La Liga del Atlántico independiente ya hubo una primera experiencia al respecto, cuando una computadora marcó bolas y strikes en su Juego de Estrellas del 10 de julio, y luego otras ligas se sumaron a la iniciativa.

Todavía no se han dado a conocer los resultados de la evaluación hecha a estos primeros acercamientos, pero la experiencia indicó que los errores siguen sucediendo.

Y es que aunque el sistema TrackMan funciona bien marcando los pitcheos en las esquinas internas y externas, tuvo problemas en las curvas y definiendo la zona de strike en cuanto a bolas bajas y altas.

Además, todavía se necesita asistencia humana para determinar si un bateador hizo swing a un lanzamiento.

Si, los árbitros colaborarán con las pruebas de la automatización, pero ¿ayudará esto  en lo absoluto al béisbol?

Por lo que parece que, de no perfeccionarse algunos elementos, la automatización podría ser más una complicación que una solución. 

Tampoco ha evitado que se revisen sentencias, por lo que no necesariamente ayudará a reducir el tiempo de los partidos.

Y aunque de momento hasta los árbitros están abiertos a la idea de ayudar y probar el sistema automatizado, nadie considera que sería una buena idea pensar que las computadoras puedan decidir por sí mismas sobre strikes y bolas, aunque eso significara que haya más «justicia» en los partidos.

Falta todavía mucho tiempo para ver que esto llegue a las Grandes Ligas (si es que llega), pero de momento, y hasta que se conozcan resultados concretos de estas pruebas, todo indica que la razón asiste a quienes piensan que la implementación de un sistema automatizado le quita naturalidad al juego y es una terrible idea.

Liga Atlántica, banco de pruebas de las nuevas reglas

Atlantic League tryouts | Indy Ball IslandDe manera que el béisbol sigue buscando nuevas maneras de agilizar el juego y al mismo tiempo evitar posibles fallos arbitrales. Para ello la Liga Atlántica se ha convertido en el banco de pruebas de las nuevas reglas antes de que estas puedan dar el salto a la MLB.

 Lo más llamativo es que la principal misión del umpire (árbitro) que se coloca detrás del home plate y que canta las bolas y los strikes será desarrollada por lo que en Estados Unidos ya denominan el árbitro-robot.

Sin embargo, el uso de robots todavía incluirá un elemento humano. Un árbitro humano aún estará ubicado detrás del home plate, como hasta ahora, con un auricular en su oreja conectado por Bluetooth a un Iphone en el que hay un programa que informará al umpire. 

Éste, como es habitual, luego transmitirá a los jugadores y público lo que ha dictaminado la máquina. Por el momento prevalecerá la decisión del árbitro.

La Atlantic League of Professional Baseball espera dotar en el menor tiempo posible del equipo necesario a los ocho estadios de la ALPB, siete en Nueva York y uno en Texas. 

Junto al software, es necesario un pequeño panel ubicado encima y detrás del home plate, y la idea es que para la segunda mitad de la temporada todos posean ya esta tecnología. 

 Extrapolado a otros deportes, este tipo de herramienta sería algo parecido al Sistema de detección automática de goles en el fútbol o al ojo de halcón del tenis, aunque con la capacidad de interpretar lo que debe señalar en función de la trayectoria de una bola… ///

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Efemerides Rafael Baldayac