Connect with us

Al Bat

Zenón Ochoa

El legado de Zenón es inmenso y su paso por el béisbol a partir de 1935 marcó toda una rica trayectoria tanto en México y en la Liga de Texas, EU, e incluso formando parte de selecciones de México en Panamá y Venezuela.

Jesús Alberto Rubio

Pasarán los años y la memoria de Zenón Tiburcio Ochoa se mantendrá vigente tras registrar una riquísima trayectoria en el béisbol mexicano y sí, al paso del tiempo, con mucha presencia en el recuerdo y acontecer del beisbol mexicano.

El legado de Zenón es inmenso y su paso por el béisbol a partir de 1935 marcó toda una rica trayectoria tanto en México y en la Liga de Texas, EU, e incluso formando parte de selecciones de México en Panamá y Venezuela.

En su carrera profesional tuvo relevante presencia como jugador-mánager en las ligas Mexicana de Beisbol, Sonora, Costa del Pacífico, Peninsular, Tabasqueña y la Invernal Veracruzana, brillando luego cinco años como ampayer y después como gran promotor-constructor del béisbol infantil.

Sus registros indican que en la Liga Mexicana fue parte de los equipos campeones Agrario (1935 y 1936), Córdoba (1938) y con Monterrey (1943), siempre luciendo como un gran primera base y lanzador.

En los años 40`s también brilló como mánager y jugador de Saltillo en la Liga Nacional y en los 50`s fue timón campeón en la Liga tabasqueña con Macuspana y con Motul en la Peninsular.

Otro momento relevante de su carrera ocurrió en 1961 cuando ganó un trofeo como El Mejor Ampayer de la Liga Mexicana superando a Carlos Alberto González, Armando Rodríguez y a Salvador Castro.

También trabajo en esa función en la Invernal de Sonora y luego la Sonora-Sinaloa.

Nació el 23 de junio de 1912 en Alvarado, Veracruz, cuna de extraordinarios beisbolistas, e hizo de Hermosillo su residencia donde desde los años 70`s-80`s se convirtió en un gran colaborador de los programas de las Ligas Pequeñas de Beisbol donde fue el subdirector del Distrito 13 Sonora. Junto con el ampayer Fernando Guerrero (+) elaboró los Reglamentos y el Credo de ese nivel de pelota de biberón.

Zenón Tiburcio Ochoa tiene un nicho de oro en el Salón de la Fama del Deportista Sonorense.

Asimismo, el Ayuntamiento de su tierra natal le honró el 16 de septiembre de 1994 bautizando una calle con su nombre y luego las autoridades de esa cabecera municipal le brindaron otro gran reconocimiento entregándole la «Presea al Mérito» que lleva su nombre y la cual se entrega al que resulte el mejor deportista de ese municipio veracruzano.

También fue homenajeado por los cronistas deportivos sonorenses (Asocrode) y Ayuntamiento de Hermosillo bautizándose la Unidad de Béisbol Infantil de la Liga Kino con su nombre.

La gestión fue de nuestra Asocrodes y tuvo la total aprobación del alcalde de ese entones, Ernesto Gándara Laborín.

Tuve el privilegio de ser su amigo, hasta que partió al viaje eterno a sus 97 años de edad.

Su deceso ocurrió a las 21:00 horas del domingo 17 de enero de 2010 en el seno de su hogar confortado por su esposa Amalia Robles (+), sus hijos Zenón Humberto, Jesús Armando y Marisol, además de los auxilios espirituales.

Una enorme trayectoria; un riquísimo legado, sin duda, nos dejó para la posteridad Don Zenón Ochoa. Descanse en paz.

Por algo… sí, ayer lo mencioné en mi charla sobre la historia del beisbol en México.

https://www.youtube.com/watch?v=nNSHHl3mMXM

Por cierto, he de agradecer sobremanera la invitación que me hizo extensiva el colega Bernabé Pérez y el apoyo –con la tecnología para el webinar– del ingeniero Tony Barreto, representantes de la fuenmayor University de Miami, hoy en su segundo aniversario de fundación, así como a quienes se conectaron e intervinieron en la plática con sus saludos, preguntas y comentarios. Enhorabuena.

Le diré dos detalles que cité de manera errónea en mi charla: cuando dije que Beto Ávila tuvo presencia en 1954 en la Serie del caribe en lugar de Serie Mundial; el otro, al ingeniero Francisco Padilla Dávila, director del salón de la Fama del Beisbol Mexicano le llamé Guillermo…. Caray, ¡Santo Dios!

Bueno, y quien sabe qué otras cosas dije y cuáles no recordé, ya sabe usted lo que pasa con una memoria que ya no alcanza a batear mínimo .300.

Para que le digo que no si sí.

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Trending

Opinión

More in Al Bat