Connect with us

Beisbol

Yakult y Orix prometen dominar otra vez en 2023

Orix derrotó a Yakult en la Serie de Japón 2022

 Claudio Rodríguez Otero

 El Bate del Samurai

JAPON El éxito de Japón en el Clásico Mundial de Béisbol nos obligó este año a retrasar nuestro pronóstico para la temporada 2023 de la NPB, que además les presentamos a continuación de manera resumida en lugar de dedicarle una columna a cada liga, como normalmente hacemos.

Orix derrotó a Yakult en la Serie de Japón 2022

   En la Liga Central, las Golondrinas de Yakult parten como las grandes favoritas para ganar, por tercera campaña consecutiva, el título del circuito. Su ofensiva sigue siendo la más poderosa de toda la NPB y su cuerpo de lanzadores se mantiene entre los mejores.

   La sola presencia en su alineación del ganador de la triple corona el año pasado, Munetaka Murakami, ya garantiza decenas de jonrones y empujadas, y si además sumamos los aportes de Tetsuto Yamada, José Osuna y Yuhei Nakamura, entonces no cabe duda de lo mucho que podrán producir desde el plato.

   Por si eso fuera poco, la rotación liderada por Yasuhiro Ogawa, Dillon Peters y Keiji Takahashi ya ha comenzado a pagar sus dividendos y estará respaldada por un bullpen muy sólido. La partida del cerrador Scott McGough se hará sentir, pero existen opciones de calidad para cubrirla.

   El segundo lugar se lo otorgamos a las Estrellas de DeNA, quienes prometen mantener el buen trabajo realizado el año pasado y regresar a la postemporada del circuito.

   Su grupo de lanzadores, encabezado por el abridor de Japón en la final del Clásico Mundial ante los Estados Unidos Shota Imanaga, es muy bueno y estará complementado por un bullpen muy sólido en el que siempre brilla el venezolano Edwin Escobar.

   El puertorriqueño Neftalí Soto seguirá siendo crucial en la ofensiva, junto a Shugo Maki, Toshiro Miyazaki y Keita Sano. Adicionalmente, si el estadounidense Tyler Austin logra evitar las lesiones que siempre lo mantienen fuera del terreno, entonces la productividad del conjunto podría mejorar mucho.

   Los Dragones de Chunichi representan nuestra apuesta para el tercer lugar. A pesar de la pérdida del relevista cubano Yariel Rodríguez, quien desertó recientemente de su país y decidió no regresar a Japón, su pitcheo sigue siendo muy sólido, tanto en su rotación de abridores como en el bullpen.

La llegada de Aquino promete revitalizar la ofensiva de Chunichi

   La gran diferencia con respecto al año pasado, cuando quedaron últimos, es que firmaron a 3 poderosos bates latinos (los dominicanos Arístides Aquino, Zoilo Almonte y Orlando Calixte) y eso promete revolucionar una ofensiva que hasta hace poco era la peor de toda la NPB.

   El cuarto puesto lo reservamos para los Gigantes de Yomiuri, quienes a pesar de haber realizado varias contrataciones importantes durante el invierno siguen sin mostrar la continuidad necesaria para dominar de nuevo a sus rivales y tratar de ganar un título.

   La gerencia del club tiene años realizando contrataciones muy cuestionables y aún en los casos en los que un nuevo importado les genera buenos resultados, al final no le sacan provecho a la situación porque lo dejan en libertad una vez culminada la campaña.

   A los Carpas de Hiroshima los colocamos en el quinto peldaño debido a las carencias que siguen mostrando en su cuerpo de lanzadores. Su mejor abridor, Masato Morishita, está lesionado y varios de sus veteranos son confiables, pero no arrojan buenos resultados de manera consistente.

   Su ofensiva sigue siendo una de las mejores de la liga, pero sin un buen pitcheo que la respalde no podrá llegar muy lejos. Así mismo, el debut de Takahiro Arai como manager seguramente estará acompañado de un período de aprendizaje que afectará la capacidad del conjunto para ganar juegos.

   El último puesto se lo otorgamos a los Tigres de Hanshin, que siguen teniendo un pitcheo fantástico, pero al mismo tiempo no han corregido su mayor deficiencia: la presencia de un bateador importado de poder que les pueda producir buenos números de manera consistente.

   Decepcionados con lo que vieron el año pasado, dejaron en libertad a casi todos sus importados y sólo firmaron a un par de bateadores para esta temporada, por lo que parece difícil que su situación ofensiva vaya a mejorar mucho en esta oportunidad.

Orix tiene muy buenas posibilidades de ganar su 3er título de liga consecutivo en 2023

   En la Liga del Pacífico, los Búfalos de Orix prometen repetir como campeones por tercera campaña en fila, tal como promete hacerlo Yakult en la Liga Central. Su cuerpo de lanzadores, encabezado por Yoshinobu Yamamoto, Hiroya Miyagi y Daiki Tajima, sigue siendo, por mucha ventaja, el mejor de toda la NPB.

   Su bullpen es también el mejor de todo Japón y su ofensiva, a pesar de la pérdida de Masataka Yoshida, quien firmó con los Medias Rojas de Boston en la MLB, sigue siendo muy productiva y no depende del aporte de toleteros extranjeros.

   Los Halcones de SoftBank nos parecen destinados a quedar segundos otra vez. Se reforzaron bien durante el invierno y su nómina es, por mucha ventaja, la más alta de toda la NPB, pero siguen careciendo de bateadores importados de poder que los ayuden a producir más carreras.

   Las partidas de los cubanos Alfredo Despaigne y Yurisbel Gracial se harán notar en su alineación y no tenemos demasiadas esperanzas de que las llegadas del venezolano Willians Astudillo y el estadounidense Courtney Hawkins las vayan a poder cubrir apropiadamente.

   A pesar de la partida de su as Kodai Senga, quien firmó con los Mets de Nueva York en la MLB, su cuerpo de lanzadores es muy bueno y promete ganar muchos partidos, pero al final todo dependerá de que el equipo pueda superar a Orix en los enfrentamientos directos.

   El tercer lugar de la tabla lo reservamos para los Marinos de Lotte, quienes nos parece que pueden dar la sorpresa esta campaña. Su actuación en 2022 fue decepcionante debido al pésimo aporte de sus peloteros importados, pero este año las cosas prometen cambiar.

   Las llegadas de los dominicanos Gregory Polanco, Christopher Mercedes, Luis Felipe Castillo y Luis Perdomo prometen ayudar mucho al club, tanto en la parte ofensiva como desde el montículo y eso puede mejorar considerablemente sus resultados sobre el terreno.

Sasaki lanzó 17 entradas perfectas consecutivas en 2022

   Si a ellos sumamos la presencia de Roki Sasaki sobre el montículo, el joven de 21 años que lanzó 17 entradas perfectas consecutivas el año pasado y que todos los scouts de las Grandes Ligas están siguiendo con mucho cuidado, entonces no debería haber dudas acerca del potencial de este equipo.

   Los Leones de Seibu nos parecen destinados a caer al cuarto peldaño esta temporada. La pérdida de uno de sus mejores bateadores, Tomoya Mori, promete frenar su ofensiva y no existen garantías de que los refuerzos estadounidenses David MacKinnon y Mark Payton vayan a poder cubrir su ausencia.

   Su pitcheo sigue siendo bueno, pero el cambio de Kaima Taira de relevista a abridor podría afectar el rendimiento del club sobre el montículo, que además deberá adaptarse a la llegada de un nuevo manager, el ex grandeliga Kazuo Matsui.

   A pesar de haber cerrado el año 2022 en el foso de la tabla, nos parece que los Luchadores de Nippon Ham podrían mejorar lo suficiente en esta ocasión como para dar un paso adelante y ascender al quinto puesto de la clasificación del circuito.

   El joven toletero Kotaro Kiyomiya promete convertirse en protagonista esta campaña y la llegada del cubano Ariel Martínez podría mejorar una ofensiva que siempre ha tenido potencial pero al final no ha podido sacar el mejor provecho del mismo.

   Su cuerpo de lanzadores es muy decente y tiene la capacidad de ganar suficientes juegos como para ayudar al equipo a ascender un escalón en la tabla este año.

 Rakuten cuenta con varios nombres famosos, pero nocon la juventud ideal para poder ganar

   El foso de la clasificación los reservamos para las Águilas de Rakuten, un conjunto que tiene varios años con jugadores de mucho renombre en su nómina, pero que al mismo tiempo están en las rectas finales de sus respectivas carreras y ya no pueden rendir al mismo nivel de antes.

   El ejemplo más claro es el del ex grandeliga Masahiro Tanaka, quien desde que regresó a Japón en 2021 no ha podido dominar como solía hacerlo antes de irse a la MLB en 2014. Su pitcheo en general es decente, pero sin el respaldo de una ofensiva que pueda producir las carreras necesarias para ganar parece muy difícil que pueda sacar al conjunto del último lugar de la clasificación.

Click to comment

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Trending

Opinión

More in Beisbol