Connect with us

Beisbol

Un hecho histórico podría beneficiar a los peloteros cubanos

El Sindicato de Grandes Ligas busca representar a las Ligas Menores.

Tony Clark, director ejecutivo del Sindicato de Jugadores de Grandes Ligas. AP

Por Renier González Jr.

LA HABANA, Cuba.- La noticia, de cierta manera, nos tomó por sorpresa. En la noche del pasado domingo 28 de agosto, ESPN informó que el Sindicato de jugadores de las Grandes Ligas (MLBPA) había enviado una carta a los peloteros de Ligas Menores (MiLB), pidiéndoles que votaran a favor o en contra de ser representados por ellos. Este hecho puede marcar el inicio de algo histórico para el béisbol y beneficiar a los peloteros cubanos.

Las Ligas Menores fueron creadas en 1901 y su estructura se creó dos años más tarde. En 1922, la Corte Suprema de Estados Unidos estableció un monopolio legal sobre las Grandes Ligas (MLB) mediante la oficina del comisionado. Desde entonces, esa situación afectó la granja de cada franquicia.

Como respuesta a esa ley, los jugadores de MLB lograron crear un Sindicato en 1966 y, gracias a él, tuvieron la potestad de negociar un Acuerdo de Negociación Colectiva (CBA), el cual los defiende dentro y fuera del terreno.

La Asociación de los peloteros de las Grandes Ligas fue ganando terreno y hoy se ha convertido en el Sindicato más fuerte de todas las ligas deportivas. El problema es que solo apadrina a los jugadores que cada conjunto protege en su roster de 40, por lo que la gran mayoría de los empleados en las Menores siguen siendo monopolizados por la oficina del Comisionado.

«Salarios de pobreza, reglas de reserva opresivas, disciplina sin el debido proceso, obligaciones cada vez mayores fuera de temporada, apropiación de propiedad intelectual, atención deficiente a la salud y seguridad de los jugadores, y una falta crónica de respeto en general (para nombrar solo un pocos): estos cánceres en nuestro juego existen porque los jugadores de ligas menores nunca han tenido un asiento en la mesa de negociaciones», escribió Tony Clark, director ejecutivo de MLBPA, en un correo enviado a los jugadores y sus agentes.

Lo cierto es que el proceso no será sencillo; al menos el 30% de los jugadores deberán firmar la carta para que MLBPA inicie el procedimiento. Después, el Sindicato la llevará a la Junta Nacional de Relaciones Laborales (NLRB) como muestra de que las Ligas Menores están de acuerdo con la representación.

Cuando se completan esos pasos, se ejerce una votación donde al menos, el 50 % de los peloteros deben votar a favor para que oficialmente la Asociación pueda cubrir a todas la MiLB. Aunque es importante entender que cuando eso suceda, comenzará un largo camino, «se deberán resolver muchas cosas, principalmente con los peloteros extranjeros», afirmó Clark.

La posibilidad de que el MLBPA represente a las menores despierta varias interrogantes: ¿Cómo se beneficia de un CBA los jugadores de la clase Rookie que están en República Dominicana disputando la Liga de Verano? ¿Cómo podrán establecer una junta sindical para que negocie un CBA si la vida de un jugador de Ligas Menores es de dos años y medio aproximadamente? ¿Qué formas tienen de elevar los salarios cuando MLB ha dicho que las Ligas Menores no son rentables? Esas son algunas de las cuestiones que deben tener respuesta, pero, al menos, están del lado correcto para lograr avances importantes.

Surge entonces una pregunta muy importante para los peloteros de la Isla y quienes los seguimos: ¿Cómo puede ayudar ese acuerdo a los jugadores latinos y, especialmente, a los cubanos?

Quizás, ningún jugador latino se encuentre con más obstáculos que el cubano para firmar con una organización de MLB. La gran mayoría, tiene que salir ilegalmente de la Isla y después, iniciar el papeleo por un tercer país. Al mismo tiempo, se somete a las inmensurables estafas de los agentes y al mal trato que le dan en algunas academias, específicamente en República Dominicana.

No obstante, cuando logra firmar, tiene que dejar enormes porcientos a todas las personas que lo ayudaron alcanzar el contrato. Eso es solo la primera parte de la película; aún, le falta chocar con la realidad de las Ligas Menores, que son más abruptas para los extranjeros.

En el pasado, tenían que alquilar un apartamento entre varios para poder costearlo y, en algunos viajes, tenían que pagar su alimentación. Con el paso del tiempo, algunos, que no logran oportunidades, se estancan en las diferentes clases por varias temporadas.

En resumidas cuentas, cuando lleguen a MiLB con alojamiento seguro, con un salario más digno y con un acuerdo laboral que los ampare, habrá un nuevo horizonte para todos los peloteros, especialmente para los cubanos, pues cada año son más los que intentan luchar por su sueño: ¡Jugar en Las Mayores!

Debemos darle crédito a una organización sin fines de lucro, Advocates for Minor Leaguers, que, desde su fundación en 2020, ha generado un apoyo constante a la MiLB. Ellos, hicieron que MLB les pagara a los jugadores $185 millones de dólares por incumplir con la política salarial, ya que los pagos que otorgaban estaban por debajo del mínimo. También hicieron que le ofrecieran una habitación a cada pelotero. Por cierto, aún mantienen un proceso judicial por la excepción antimonopolio.

Cuando se asocien las Ligas Menores con la MLBPA, la Advocates for Minor Leaguers dejará de existir, pero, sus miembros pasarán a trabajar directamente con el Sindicato, según anunció Harry Marino, la voz principal de la institución.

«Ellos también formarán parte de nosotros, gracias a las gestiones que están haciendo, estamos en este punto», apuntó Clark.

VIA: diariodecuba

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Trending

Opinión

More in Beisbol