Connect with us

Opinión

Siempre con la verdad: Verdades inoportunas

El presidente de la Federación Dominicana de Lucha, Antonio Acosta, Colin, acaba de lograr su sueño anhelado: llegar a la presidencia del Comité Olímpico Dominicano.

Por: Ramón Rodríguez

En mis años mozos, aprendí del maestro mexicano, Alfonso Reyes, en un prólogo que le hizo a la obra: ‘’El hombre que fue jueves’’ de K. G. Chesterton, que debemos decir verdades inoportunas.

Sé que resulta duro a los oídos de alguien que acaba de alcanzar una meta soñada, pero es preferible, pues, podrían ser determinantes para que la victoria lograda, no se convierta en inútil.

El presidente de la Federación Dominicana de Lucha, Antonio Acosta, Colin, acaba de lograr su sueño anhelado: llegar a la presidencia del Comité Olímpico Dominicano. Entrar en disquisiciones sobre la manera en que alcanzó la posición, nada suma al debate. Lo que cuenta, es que va a dirigir una institución que maneja más de 70 millones de pesos que otorga el Estado dominicano, en momentos en que la sociedad reclama más transparencia en el uso de los recursos públicos.

Mal haríamos con poner zancadillas al nuevo presidente del COD. Su accionar dirá si valió la pena su paso por esa institución. Antonio Acosta ha sido un gladiador. Hasta el último momento tuvo que “luchar a brazo partido” para sentarse “en la silla de alfileres”.

Así como pienso que debemos aportar al fortalecimiento del Comité Olímpico, como entidad llamada a jugar un rol trascendente en el deporte, así también reclamo, el que no se abuse de la inteligencia de quienes pagamos nuestros impuestos para que esa institución reciba fondos públicos.

Creo que Antonio Acosta debe establecer su propio estilo, pues está compelido a crear “un nuevo orden”. Asume la posición en medio de un barril de pólvora, pues nunca antes, esa entidad había recibido tantas críticas y exigencias de transparencia.

Acosta y sus acompañantes tienen dos tareas inmediatas: estar a la altura del ritmo de realizaciones que lleva a cabo el ministro de Deportes, Francisco Camacho, así como, lograr que las federaciones nacionales, cumplan con las exigencias que hace ese Ministerio para entregar recursos económicos.

Tengo informes confiables de que una federación ha presentado al Ministerio de Deportes deudas por más de 17 millones de pesos las cuales no han pasado las pruebas de auditoría del Ministerio. Vamos a darle seguimiento a ese caso, pero lo cierto es, que el COD y sus asesores, deben emprender una profilaxis que debe iniciar por aquellas federaciones que inventan deudas fantasmales.

El nuevo presidente del COD deberá sopesar muy bien, entre montar una estructura clientelar para tratar de reelegirse en el 2022 o atacar el mal en su raíz con seriedad para levantar la credibilidad erosionada.

¡La suerte está echada!

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Trending

Opinión

More in Opinión