Connect with us

Opinión

Siempre con la Verdad: Retos del 2021

Coubertin fue un visionario. Sabía que el colonialismo hacía presencia violentamente en todo el mundo y levantó la consigna de unión, armonía y paz.

Ramón Rodríguez/ Fuente Externa

Por: Ramón Rodríguez

El mundo del olimpismo moderno ha sido muy ingrato con un francés ilustre: Pierre de Coubertin. Este insigne pedagogo tuvo la atrevida idea de iniciar los Juegos Olímpicos modernos en plena crisis económica mundial, pues el capitalismo atravesaba una gran depresión en ese momento.

Coubertin fue un visionario. Sabía que el colonialismo hacía presencia violentamente en todo el mundo y levantó la consigna de unión, armonía y paz.

El ilustre francés fue tan profético en hacer un llamado a la paz, que dos años después de haber concluido exitosamente su proyecto de montar los juegos y motivar para que los deportes fueran incluidos en todas las esferas sociales, el mudo estalló en guerra: Estados Unidos contra España 1898, Guerra de los Boers 1899, la ruso-japonesa, 1904, los Balcanes, 1912 y la primera guerra mundial, 1914, llevando consigo, la Revolución rusa de 1917.
Fue todo un genio el connotado francés, que dejó un legado colosal, fundamentado en sólidos principios éticos para formar jóvenes capaces de elevar virtudes, usando el deporte como vehículo.

A pesar de tener una portentosa imaginación, Coubertein, quizás no pensó que el deporte se iba a convertir en una verdadera industria con capacidad de mover, millones, millones y millones de dólares, que empujaron a muchos dirigentes olímpicos a abrazar la corrupción.

El 2021 nos presenta grandes retos y compromisos que deben llevarnos a imitar al ilustre francés. Nos alegra que el Ministerio de Deportes y Francisco Camacho hayan puesto la proa de su gestión en darle apoyo a los clubes deportivos y culturales. Me satisface que el presidente Abinader tenga ese mismo enfoque.

Creo en el optimismo como filosofía de motivación para alcanzar las metas, pero sé por convicción profunda, que todo se logra con un arduo trabajo y eso es lo que va a requerir el 2021 el Movimiento Deportivo Nacional.

El sector deportivo ha recibido el 2021 con la renuncia de Luis Mejía Oviedo. Sin lugar a dudas, uno de los grandes líderes del olimpismo dominicano. Ese tema lo trataré detalladamente en otras entregas, mientras tanto, nadie niega que existe un gran vacío en el deporte olímpico, que debe ser llenado por un nuevo liderazgo, una nueva visión de hacer las cosas.

Pienso que la nueva Ley de Deportes será el mayor reto para el 2021. El ministro de Deportes, Francisco Camacho, deberá obrar muy fino y podría ser un ente de equilibrio ante la inminente crisis que deberá enfrentar el Comité Olímpico Dominicano, ante la renuncia de Luisin y quizás de otros miembros que acarician la idea de dimitir también.
El 2021 presenta un gran reto para el deporte nacional.

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Trending

Opinión

More in Opinión