Connect with us

Opinión

Siempre con la Verdad: Intrigas en el deporte

En su larga trayectoria de luces y sombras, muchas más luces que sombras, nadie ha osado cuestionar su pulcritud en el uso de los recursos económicos del deporte.

Luis Mejía/ Fuente Externa

Por Ramón Rodríguez

No recuerdo donde haberlo leído, pero ‘’decir la verdad, jamás debe constituir un delito’’, al contrario, pienso que callar, a sabiendas de que se comete un acto de injusticia, obedece a instintos bajos. Lo antes expuesto es para señalar, que las acusaciones legales que ha recibido el presidente del Comité Olímpico, Luisín Mejía, están enmarcadas exclusivamente en el ámbito deportivo. Es decir, sobre posibles violaciones a la Carta Olímpica y a los mismos estatutos del COD. Tergiversar eso, es pretender arruinar su bien ganada reputación.

En su larga trayectoria de luces y sombras, muchas más luces que sombras, nadie ha osado cuestionar su pulcritud en el uso de los recursos económicos del deporte. Y así lo atestiguan: Don Felipe Vicini y el ministro de Deportes, Francisco Camacho. Dado que he sido un crítico acerbo del amigo Mejía en aspectos conceptuales, era de rigor que fijara mi posición.

Ahora bien, no somos suizos: todo este ruido que, sin lugar a dudas, ha afectado enormemente la credibilidad del Comité Olímpico Dominicano, ha sido fruto del torpe manejo que se le dio al proceso electoral de la Federación de Esgrima, donde ciertamente, hubo violaciones estatutarias.

Luisín Mejía Oviedo ha presentado su renuncia irrevocable. Y eso es tan real, como que sus mejores amigos, intentaron hasta el último momento disuadirlo, por entender que no lo hacía en el mejor momento.

Baltazar Gracián nos aconseja que más vale un grano de sentido común que montañas de agudezas y no hay dudas de que Mejía actuó impulsado por la presión. El sentido común aconseja, no tomar decisiones precipitadas.

En la guerra no hay nada más organizado que una retirada. La crisis de COD no es un invento. Han ocurrido hechos insólitos. Todo el mundo sabe, que José Manuel Ramos, Arístides Fernández Zucco y un grupo de reputados empresarios, solicitaron con éxito la sede de Los Juegos Centroamericanos y del Caribe, 2026 para celebrarse en nuestro país y todavía están esperando la carta de confirmación, mientras algunos miembros del COD, están ‘’politiqueando’’ con eso. Y eso es inconcebible.

El COD vive una crisis de credibilidad. Supe que el doctor José Joaquín Puello Herrera, ante la situación que vive el olimpismo, les ha manifestado a algunos amigos que Luisín Mejía debió pedir la renuncia a todos los miembros del COD y luego presentar la suya, si se negaban a hacerlo. Esto demuestra la seriedad del caso.

Si hay algo por lo que debemos quejarnos con el amigo Luisín, es que no ha admitido, ni valorado la crisis en ciernes y todavía pretende dejar un relevo sin ningún consenso.

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Trending

Opinión

More in Opinión