Connect with us

Opinión

Siempre con la verdad: Federados en apuros

Cuando un dirigente federado presenta una deuda inventada, es decir, alterada, no solamente viola los códigos éticos que exigen los estatutos del COD y la Carta Olímpica, sino que comete un abuso de confianza ante las autoridades oficiales.

Por: Ramón Rodríguez

Siempre me ha movido a risa la expresión del gran maestro y no menos estrafalario Salvador Dalí.

Decía Dalí: “La única diferencia entre un loco y yo, es que yo no estoy loco”.

Y como todavía estamos cuerdos, podemos vaticinar desde esta tribuna de la verdad, que vienen días muy difíciles para el movimiento olímpico y especialmente para algunos dirigentes federados que no han dejado la mala costumbre de inventar deudas fantasmales y hoy están en apuros.

Nadie puede curarse de sus males, si no los reconoce.

En tal sentido, pienso que a los dirigentes federados les haría muy bien hacer una reunión autocrítica. Nadie tiene el derecho de empañar la buena gestión que viene realizando Francisco Camacho al frente del Ministerio de Deportes.

Cuando un dirigente federado presenta una deuda inventada, es decir, alterada, no solamente viola los códigos éticos que exigen los estatutos del COD y la Carta Olímpica, sino que comete un abuso de confianza ante las autoridades oficiales.

He escuchado que algunos dirigentes federados, están preocupados, porque todavía no han recibido los recursos prometidos de deudas pendientes, pero también tengo informes de que el ministro de Deportes, Francisco Camacho, ha dicho que sólo pagará las deudas que pasen el examen contable y de auditoría. Eso es plausible. Eso es correcto. Esa es la actitud. Esa es la línea del presidente Luis Abinader.

Algunos presidentes de federaciones han obrado correctamente al presentar deudas que soportan contablemente ser pagadas, pero hay federados que no merecen estar al frente de esas entidades, pues han presentado deudas millonarias con la reprochable intención de beneficiarse.

Antes de que sea muy tarde, hay que hacer un alto en el camino. La patria está en peligro, como decía Maximiliano Robespierre. Todo el mundo sabe que hay muchas preocupaciones alrededor del Comité Olímpico Dominicano. Los que conocen el tema olímpico, saben que no exagero. Hay que tomar iniciativas para fortalecer la credibilidad del COD y las federaciones.

Pienso que Francisco Camacho debe reunirse con Luisín Mejía y Antonio Acosta (Colin),
para plantearles claramente sus puntos de vista sobre la problemática real del movimiento olímpico.

Le recomiendo que deje por escrito su posición, para que quede en la historia del deporte, pues algo grande tendrá que ocurrir si no se produce un cambio de actitud en algunos presidentes federados, algunos incluso, miembros del COD.

Reiteramos nuestro irrestricto apoyo a la disposición del ministro de Deportes, de pagar solamente las deudas que puedan justificarse después de ser auditadas.

Una simple ojeada del panorama, nos indica que Camacho ha actuado correctamente. La advertencia está hecha para que nadie alegue ignorancia.

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Trending

Opinión

More in Opinión