Connect with us

Opinión

Remembranzas 10

Norm le aconsejó a Koufax que no lanzara tan fuerte, que moviera más sus lanzamientos, que no tratara de ponchar a todos los bateadores y que se divirtiera un poco más en el juego.

Sandy Koufax/ Fuente Externa

Por Héctor Barrios Fernández

www.beisboldelosbarrios.com

Con el permiso de Ustedes, hoy 12 de enero, me aparto un poquito de los habituales temas beisboleros para enviarle una calurosa felicitación a nuestra nieta Emy por su cumpleaños número 7, quién lo creyera.

Sandy Koufax lanzó en Grandes Ligas por 12 años, los primeros 6 no tienen comparación con el resto.

Cuenta una historia que Sandy estaba preparando su discurso de despedida del béisbol cuando en el siguiente entrenamiento primaveral se encontró con Norm Sherry quien fue uno de los receptores de los Dodgers en 1959.

Norm le aconsejó a Koufax que no lanzara tan fuerte, que moviera más sus lanzamientos, que no tratara de ponchar a todos los bateadores y que se divirtiera un poco más en el juego.

A partir de entonces Sandy se convirtió en otro lanzador, ganó muchos juegos y hacía un ponchadero en casi cada juego.

En realidad Sandy Koufax se llamaba Sanford Braun, pero cambió al apellido de su padrastro cuando tenía dos años de edad.

Yogi Berra, autor de muchas frases célebres en el béisbol dijo después de la temporada de 1963 en la que Sandy ganó 25 juegos con 5 derrotas.

“Puedo entender cómo ganó 25 juegos, lo que no puedo entender es cómo perdió 5.”

Gene Woodling jardinero izquierdo de los Yankees jugaba gustoso los días 24 de cada mes en la temporada de 1951.

Esa campaña conectó cuadrangular el 24 de junio para que los Yankees ganaran 5-3 a los Indios de Cleveland, un mes después, el 24 de julio conectó otro para que su equipo obtuviera el triunfo 3-2, nuevamente sobre los Indios, finalmente el 24 de agosto y nuevamente ante Cleveland en el estadio de los Yankees, Woodling se vuela la barda para romper la blanqueada y llevarse la victoria 2-0.

Lo curioso de todo esto es que los cuadrangulares fueron sobre el mismo lanzador de Cleveland y no cualquier lanzador sino un futuro Salón de la Fama ganador de 300 juegos Early Wynn.

Algunos historiadores vinculan a los actuales Yankees con los Orioles de 1901 y 1902.

Lo cierto es que con el nombre de Highlanders aparecieron en New York en 1903, conservando ese nombre hasta 1912.

A partir del 1913 hasta la fecha son Yankees.

Hasta 1920 no aparecieron en ninguna Serie Mundial.

Llegaron en 1921 y la perdieron contra los Gigantes.

Después ganando y perdiendo no faltaron a la cita en los 1930s, 1940s, 1950s, 1960s, 1970s, 1980s, 1990s, la ganaron en el 2000, la perdieron en 2001 y 2003.

Desde el 2009 que la ganaron no han vuelto a estar en otra Serie Mundial.

Larga sequía para un equipo que nos tiene acostumbrados a verlos en el Clásico de Otoño y además ganarlo.

Johnny Cueto, Jon Lester y Adam Wainwright han sido tres grandes lanzadores a través de sus carreras en Grandes Ligas, aparte de eso comparten otra particularidad, han finalizado dos veces o más entre los primeros cinco candidatos para ganar el prestigiado trofeo «Cy Young» sin lograr obtenerlo.

Johnny Cueto en 2012 y 2014, Jon Lester en 2010, 2014 y 2016, mientras que Adam Wainwright en 2009, 2010, 2013 y 2014.

Sin duda grandes desempeños.

Robin Roberts es una presentadora del gustado programa de televisión en Estados Unidos «Good Morning America,» pero antes hubo otro Robin Roberts, este fue lanzador en Grandes Ligas entre 1948 y 1966 principalmente con los Filis de Filadelfia.

Entre las temporadas de 1950 y 1955 el derecho de los Filis logró 20 o más victorias por temporada.

Se le escapó 1956 porque “solamente” tuvo 19 triunfos.

Su marca más alta la tuvo en 1952 con 28 juegos ganados, encabezó el viejo circuito y fue su primera de cuatro temporadas liderando las Grandes Ligas en victorias.

Ganó 286 juegos en su carrera y está en el Salón de la Fama desde 1976.

Por esa seguidilla me pregunto: ¿Cuál sería su sueldo actualmente?

Me recuerda la racha de nuestro siempre admirado Antonio Pollorena Osuna.

«Haiga sido como haiga sido, dijo conocido político mexicano.»

En el béisbol de la Liga Mexicana de Verano varios lanzadores han ganado 200 juegos o más. Francisco Campos (200), Jaime Orozco (201), Miguel Solís (202), César Díaz (208), Ramón Bragaña (211), José Peña (214), Mercedes Esquer y Juan M. Palafox (217), Arturo González (232), Antonio Pollorena (233), Jesús Ríos (244), Alfredo Ortiz (255), Ángel Moreno (263) y el único con más de 300 juegos ganados, Ramón Arano (334).

Espero sus amables comentarios en: info@beisboldelosbarrios.com

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Trending

Opinión

More in Opinión