Connect with us

Al Bat

Recordemos a Lencellotti

El beisbol y su dimensión desconocida.

Rick Lancellotti/ Fuente Externa.

 

Por Jesús Alberto Rubio

Ocurre también en Ligas Mayores:

Si: todo puede suceder en la dimensión desconocida… del beisbol.

Mire: con hombre en tercera los Cachorros ganaron ayer a los Piratas (6-5) en la undécima con un elevadito que, para sorpresa de todos, ¡el defensor de la segunda base no pudo capturar!

¿Desea ver cómo pasó la cosa…?

https://www.mlb.com/es/news/happ-cubs-dejan-tendidos-a-piratas-en-11

 

Lancellotti

Si recuerda, aquí en el Héctor Espino se vio algo semejante en 1982.

Ocurrió el viernes 29 de enero de 1982 cuando Hermosillo ganó 1-0 el sexto juego de la final a los Águilas con un elevado que cayó entre Rick Lancellotti y el pitcher Ernesto Escárrega para al siguiente día coronarse (6-5) en la décima con un elevado de sacrificio con caja llena del “Superman» de Chihuahua”, enviando a Germán Barranca con la carrera de la coronación.

A aquel capítulo se le conoce como “El Fantasma de Lancellotti”

¿Desea rememorar aquella historia?

Así lo publiqué aquella ocasión:

Esta madrugada los Naranjeros vencieron 6-5 a Mexicali en la entrada 16 –¡clase de desvelada! ya que el choque terminó a las 2:05 horas de Hermosillo—y todo empezó cuando JJ Aguilar llegó a la segunda base con un elevadito ¡que cayó entre cinco Águilas a un ladito de la loma de pitcheo!

Aquel histórico día Escárrega lanzó juego de un hit, pero perdió ante Ángel Moreno con la carrera sucia, ya con dos outs, permitiendo a Mario Mendoza anotara de manera dramática desde la segunda base.

 

Sexto Partido:

Esta fue la historia:

Ángel Moreno (10-2, 2.59) logró la blanqueada al tirar para 6 hits y 6 K, con un control perfecto.

Mario Mendoza y Ray Torres

Su contrincante, “el Indio” Escárrega mantuvo el duelo y solo permitió un imparable al Naranjeros, salido del bat de Mario Mendoza en la tercera entrada.

La gente de Tom Harmon haría la única carrera del partido en la octava entrada:

Después de volarse la barda por escasos centímetros fuera de la banda izquierda, Ray Torres terminó con rola a segunda para el primer out; luego Mario Mendoza recibió base y Barranca conectó rola por segunda precisamente en medio de la jugada de “bateo y corrido”; Mendoza llegó a salvo a la intermedia evitando el doble play.

A continuación, llegó la jugada clave del partido:

Alex Treviño elevó al cuadro totalmente dominado; el tercera base Norberto Burke pedía la pelota pero Escárrega le hacía indicaciones al primera base Lancellotti para que hiciera la jugada; la pelota bajaba y ni uno ni otro se acomodó para recibirla ante una gritería ensordecedora del público que incrementó la tensión en el diamante; finalmente la bola picó en el terreno cuando no había nada que hacer pues Mendoza cruzó velozmente por el pentágono en una frenética carrera.

Germán Barranca.

“Manos de seda” había salido “como alma que lleva el diablo” a fin de aprovechar cualquier posible error y anotar como realmente sucedió. Esta jugada se considera como una de las más increíbles ocurrida en los años de vida de LMP.

Aquel equipo de Hermosillo lo integraban Jerry Hairston, Sergio Robles, Maximino León, Germán Barranca, Ramón Munguía, Francisco Rodríguez, Héctor Espino, Marco A. Guzmán, Altar Green, Jim Tracy, Ray Searage, John Urrea, Ray Murillo, Mario Mendoza, Ángel Moreno, Alejandro Treviño, Joe Bruno, Greg Harris, Domingo Ochoa, Alvin Moore, Carlos Ibarra y Donald Cañedo.

¿Quiere conocer cuál fue la trayectoria en el beisbol de Rick Lancellotti…?

Aquí:

https://www.elreporterodelbeisbol.com/rick-lancellotti-un-trotamundos-con-poder/

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Trending

Opinión

More in Al Bat