Connect with us

Al Bat

¿Quién ganará la batalla?

Y para decir verdad, no me extrañó la eliminación de los NYY ante Boston.

Por Jesús Alberto Rubio

Mientras hoy Dodgers-Cardenales definen el drama de quién avanza vía el comodín a la serie divisional, lo ocurrido ayer en el Fenway Park, uff, cuántas aristas/ángulos tiene.

Y para decir verdad, como dice un compadre, debo decirle que no me extrañó la eliminación de los NYY ante los Red Sox.

No sé a usted.

Un juego marcó la diferencia, donde exactamente puede suceder lo menos esperado, pero la campaña de los Yankees de muchos desaciertos e inconsistencias que se repitieron una y otra vez, ayer se volvió a ver y, ¡en qué momento!

Fueron dominados por el pitcheo patirrojo y de qué manera, más la embestida jonronil contra el abridor estelar Cole, adiós serie divisional.

Y ya vio la clase de ofensiva de Alex Verdugo: doble, sencillo y tres producidas que fueron claves en el juego.

Ni me pregunte si ya el chamaco es un ídolo de la Nueva Inglaterra que tendrá con Tampa su siguiente gran reto.

¿Aaron Boone está hoy en la cuerda floja…?

Todo apunta hacia él.

Pero, sobre este tema, ya le hablaré más tarde porque de momento las miradas y sentimientos están hacia el Dodger Stadium toda vez corren los minutos para empezar el juego.

Todo San Francisco, obvio, más que pendiente/atento al resultado.

Y nosotros también.

¿Daticos…?

El reporte de hoy en la MLB señala que luego de ganar la Serie Mundial del 2020, los Dodgers buscan ser el primer equipo el repetir el título desde los Yankees de 1998-2000.

Otro dato es que Los Ángeles igualó un récord para la franquicia con 106 triunfos en la campaña y rompieron una marca para el club al hilvanar 15 victorias seguidas en el Dodger Stadium.

Incluso en una temporada histórica, los Dodgers no pudieron continuar con su dominio del Oeste de la Liga Nacional, con unos Gigantes que impusieron su propio récord con 107 triunfos para llevarse la división.

Por su parte, los Cardenales también tuvieron sus momentos históricos en el año.

El más relevante, su racha de 17 triunfos consecutivos que lograron para romper el récord del club y que los catapultó hacia los puestos del Comodín.

O sea, en síntesis: un equipo embalado, con enorme ritmo de juego, representa aquí y allá todo un peligro aunque el enemigo a enfrentar —¡en un juego de si sí o si no!— haya ganado más de cien juegos en campaña.

Y lo que será espectacular, si así se quiere calificar, el choque demás tardecito nos deberá ofrecer un duelo de mírame y no me toques entre Max Scherzer y Adam Wainwrigh.

Mad Max (15-4 y 2.46): desde que llegó a Los Ángeles tienen 7-0 y efectividad de 1.98 en 11 aperturas (Dodgers ha ganado sus 11 aperturas); Wainwrigh, 17 victorias y ERA de 3.05.

Scherzer abanicó a 236, en tanto Adam a 174.

Ya sabe con quién estamos.

¿Quién ganará la batalla…?

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Trending

Opinión

More in Al Bat

  • ¡Qué drama!

    No necesito decirle los detalles claves del choque porque usted seguramente los disfrutó en...

  • Elian Leyva y Julio Urías

    Y es que en esa jornada se convirtió apenas en el cuarto lanzador en...

  • De vida o muerte

    Y es que mañana, juego de vida o muerte para Dodgers y Julio Urías...

  • Inspiración Red Sox

    Nuestra felicitación—hoy y siempre-- por el aniversario de fundación 79 de la Universidad de...