Connect with us

Beisbol

Pujols vuelve a San Luis; Anuncia es su último año (Vídeo)

Pujols anunció el lunes en una conferencia de prensa que esta será su última temporada.

Albert Pujols en uniforme de San Luis y en recuadrado a la derecha Yadier Molina. Fuente Externa.

JÚPITER, Florida.- Haciendo un gesto con la mano y quitándose la gorra, Albert Pujols regresó al mundo de los Cardenales de San Luis.

Con una amplia sonrisa y su usual camiseta roja con el número 5, el dominicano emergió desde el jardín derecho en el estadio Roger Dean entre la primera y segunda entrada del juego de exhibición ante Houston el lunes.

Los pitchers, receptores y coachas que estaban sentados en la banca se levantaron y junto a los aficionados en las gradas vitorearon al tres veces Jugador Más Valioso de la Liga Nacional. Pujols caminó hacia el dugout de San Luis en la tercera base, en donde lo recibieron con abrazos y palmadas.

Todos estos años después, el toletero que ayudó a los Cardenales a ganar dos Series Mundiales ha vuelto a casa.

Los Cardenales y Pujols llegaron a un acuerdo por un año y 2,5 millones de dólares, con lo que tendrá oportunidad de terminar su carrera en donde todo comenzó.

Pujols anunció el lunes en una conferencia de prensa que esta será su última temporada.

Pujols, de 42 años, pasó parte del lunes en una videoconferencia con Yadier Molina, el histórico cátche de los Cardenales. Ambos pasaron ocho años juntos en San Luis.

«Estoy feliz por él de que esté aquí», dijo el boricua Molina. «Va a ser un año divertido».

Pujols pasó los primeros 11 años de su carrera con San Luis y junto a Molina llevó a los Cardenales a ganar los títulos de la Serie Mundial en 2006 y 2011.

«Tenemos sólo una cosa en mente: ganar otro campeonato», sentenció Molina.

Antes del duelo de la Liga de la Toronja, el jardinero central de los Cardenales Harrison Bader publicó una imagen en redes sociales de lo que parecía ser la camiseta con el número 5 de Pujols en el camerino del equipo.

Los batazos de Pujols ya no son tan formidables como en su mejor momento con San Luis, pero los Cardenales decidieron darle el puesto de bateador designado contra un pitcher zurdo.

Eso es algo que aún hace bien.

Pujols combinó un promedio .236 con los Angelinos y los Dodgers la temporada pasada, pero bateó para .294 y .939 OPS ante zurdos.

Necesita 21 cuadrangulares para convertirse en el cuarto pelotero en la historia con 700 jonrones en su carrera.

«Agregar a alguien como él es muy importante», dijo el mánager debutante Oliver Mármol. «Es increíble lo que hace en el camino».

Pujols regresa al equipo en el que se convirtió en uno de los bateadores más temidos. El Novato del Año 2001 de la Liga Nacional registró promedio de al menos .300, con al menos 30 jonrones y 100 remolcadas en cada una de sus primeras 10 campañas con San Luis.

Inmensamente popular en San Luis, Pujols disputó su último encuentro con los Cardenales el 28 de octubre del 2011. Ese fue el séptimo juego de la Serie Mundial que le ganaron a Texas.

Aparte de tres trofeos de MVP, Pujols fue elegido a nueve equipos del Juego de Estrellas con los Cardenales antes de firmar por 10 años y 240 millones de dólares con los Angelinos en 2012. Fue dado de baja por los Angelinos en mayo, cuando promediaba .198 y firmó con los Dodgers, equipo con el que sumó 12 jonrones y remolcó 38 carreras en 85 encuentros.

Después de que la Liga Nacional adoptó la regla de bateador designado, los Cardenales encontraron en Pujols al jugador indicado antes de que inicie la campaña el 7 de abril ante Pittsburgh en el Busch Stadium.

Pujols y Molina, junto otra vez en San Luis

El receptor puertorriqueño Yadier Molina estuvo ahí cuando el dominicano Albert Pujols era una estrella en ascenso con los Cardenales. También cuando Pujols ganó tres premios al Jugador Más Valioso para ayudar a la franquicia a conquistar dos títulos de Serie Mundial.

Además, Molina estaba cerca cuando Pujols regresó a San Luis — primero con los Angelinos y el año pasado con los Dodgers — y recibió una bienvenida de héroe por parte de los fieles aficionados que prefieren olvidarse de que ambas partes decidieron tomar rumbos diferentes hace más de una década.

La “hermandad” entre Molina y Pujols siempre se ha mantenido firme, pero Molina siempre dudó que podría volver a jugar junto al futuro al Salón de la Fama porque, a fin de cuentas, el béisbol también es un negocio.

Todo eso cambió a altas horas de la noche el domingo, cuando Pujols llegó a un acuerdo de un año con los Cardenales que inicia un reencuentro con Molina, el lanzador veterano Adam Wainwright y un equipo de San Luis en el que fue una estrella del 2001 al 2011, fue convocado a nueve Juegos de Estrellas y tuvo un trecho de 10 años con promedio de al menos .300 y 30 jonrones.

Nadie, con la excepción del mismo Pujols, estaba más contento por la noticia que Molina, quien compartió una amigable llamada por FaceTime con su otra vez compañero en el clubhouse de los Cardenales la mañana del lunes. El nuevo capataz de San Luis, el quisqueyano Oliver Mármol, y el coach de la banca Skip Schumaker — excompañero de Pujols en San Luis — también compartieron sonrisas durante la video-llamada.

“Acabo de hablar con él. Tenía la esperanza de que sucediera, y ahora aquí estamos”, declaró Molina, quien debutó el lunes en la Liga de la Toronja como el receptor de Wainwright contra los Astros. “Es maravilloso cada vez que tienes a un jugador como Albert y lo que trae al clubhouse. Por teléfono me dijo que había firmado. Está contento de estar aquí y me alegra que todo saliera como él quería”.

Ovación de pie para Pujols 

Pujols estuvo en la cueva el lunes vistiendo el uniforme de los Cardenales durante el partido de pretemporada ante Houston en el Roger Dean Stadium y, al salir al terreno, recibió una cálida ovación de parte de la fanaticada de los Cardenales.

La partida de Pujols llegó poco después de que San Luis se llevara el Clásico de Otoño del 2011. El toletero firmó un contrato de 10 años y US$240 millones como agente libre con los Angelinos. Sin embargo, en el conjunto de Los Ángeles-Anaheim, no estuvo cerca de ser la figura que marcara la diferencia como lo fue con los Cardenales, y se ameritó apenas una convocatoria al Juego de Estrellas como miembro de los Angelinos. Fue designado para asignación en mayo del año pasado por Los Ángeles-Anaheim y terminó firmando con los Dodgers, donde bateó .254 con 12 cuadrangulares en 85 partidos.

Ese renacer en su producción fue la única muestra que Molina necesitaba para ver que a Pujols todavía le queda lo suficiente para aportarle a un equipo que necesita producción de un bateador designado y desde la banca en encuentros contra lanzadores zurdos. Pujols conectó 445 jonrones con los Cardenales y llega a esta campaña a solamente 21 vuelacercas de los 700 en su estelar carrera.

La trayectoria de Albert Pujols en G.L.

“Todo su talento está ahí”, señaló Molina firmemente. “No sé cómo Oli lo empleará, pero con un jugador como Albert, cuando lo pones en el lineup, causará un impacto. Sólo ese nombre en una alineación impacta.

“Está en gran forma física y mentalmente, no veo la hora de que comience a jugar aquí”.

El cátcher boricua agregó que se mantuvo en contacto con Pujols durante los años en que estuvieron separados, y que platicaron dos veces durante esta temporada muerta. Seguramente ambos hablaron sobre los días en San Luis, cuando Pujols se estaba estableciendo como uno de los mejores bateadores de poder y Molina ganaba cuatro de sus nueve Guantes de Oro detrás del plato. Discretamente, ambos estaban ansiosos por un reencuentro en San Luis, pero dudaban que se haría realidad por el lado contractual del béisbol.

“En un principio, no pensé que sería posible porque esto es un negocio”, declaró Molina, quien comenzará su 19na y última campaña con los Cardenales luego de que anunciara su retiro para el final del 2022. “Pero después de algunas semanas antes de los entrenamientos, pensé que teníamos la posibilidad. Me alegra de que se haya podido”.

Molina expresó que Pujols encajará muy bien en una escuadra de San Luis que está enfocada en tratar de conquistar el 12do título de la franquicia.

“Como dije, estoy contento de que esté aquí”, concluyó Molina. “Sólo pensamos en una cosa — ganar otro título juntos”.

Via: mlb.com

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Trending

Opinión

More in Beisbol