fbpx
Connect with us

Beisbol

Prospecto de Marlins se roba cinco bases ¡sin dar un solo hit!

¿Cinco robos de base sin haber dado un solo imparable? ¿Cómo es posible?

Ian Lewis se roba la quinta base. Fuente Externa

Al principio, parecía un error de mecanografía.

Lo hecho por Ian Lewis en Clase-A Júpiter la noche del miércoles fue tan extraño que solamente se ha logrado una vez en la historia de las L.A./L.N. desde 1901. (El único ligamayorista en estafarse cinco almohadillas sin conectar un solo hit fue nada más y nada menos que el líder de bases robadas de todos los tiempos, Rickey Henderson, quien logró el hito por los Atléticos el 29 de julio de 1989).

Aun más extraño, Lewis, el prospecto Nro. 30 de los Marlins en la lista de MLB Pipeline, recibió una sola base por bolas (en comparación con los cuatro boletos gratis recibidos por Henderson). Repasemos cómo fue que el jugador de 20 años nacido en Las Bahamas pasó a los libros de récords durante la victoria de los Hammerheads por 4-3 en 10 entradas en el Clover Park.

Tras ser retirado mediante un elevado en el primer episodio, el bateador ambidiestro cayó a 0-2 en la cuenta en su segundo turno en el tercer acto. Luego, conectó un roletazo flojo hacia el segunda base, pero logró embasarse por un error que fue el precursor de lo que venía a continuación.

Ante el primer pitcheo del siguiente turno al bate, Lewis se estafó fácilmente la intermedia tras deslizarse de cabeza. Más tarde, anotó en ese capítulo mediante un triple productor del prospecto Nro. 9 de los Peces, Kemp Alderman.

En la quinta entrada, Lewis conectó un roletazo al campo corto, pero mientras corría a toda velocidad por la línea entre home y primera, el torpedero se apresuró y su tiro fue errado. El abridor de los Mets, el dominicano Felipe de la Cruz, hizo un par de virajes a la inicial para tratar de mantenerlo pegado a la almohadilla, pero todo fue en vano.

La segunda estafa del día se consumó dos pitcheos después. Antes del cuarto lanzamiento, Lewis se adelantó caminando y se barrió en la tercera base sin un tiro. Luego, las cosas se salieron de control.

Mostrándose agresivo en la antesala, Lewis vio que la defensa contraria lo descuidó por un momento. Cuando De la Cruz hizo un tiro a la primera base con el corredor partiendo a la intermedia, los infielders de St. Lucie vieron cómo Lewis se estafó la segunda base, tercera base y el plato en el mismo capítulo.

Después de recibir una base por bolas con cuatro envíos seguidos en la séptima entrada con corredor en la intermedia, Lewis no tenía la siguiente almohadilla libre para estafar. Pero eso sólo significaba que debía ser creativo. Delante de él en los senderos estaba Jordan McCants, el único miembro del roster actual de los Hammerheads en contar con más robos de base (29) en el 2023. Cuando McCants partió rumbo a la antesala, Lewis hizo lo propio con la intermedia para llegar a cinco estafas en el juego.

Aunque una jornada de cinco bases robadas sin dar un solo imparable es una anomalía a nivel de Grandes Ligas, ha sucedido con ligeramente más frecuencia en las menores. El dominicano Breiny Ramírez logró la hazaña este año por los Orioles Orange de la Dominican Summer League (DSL) el 13 de junio, y desde el 2005 el hito se ha logrado en seis ocasiones.

Via: mlb.com

Click to comment

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Trending

Opinión

More in Beisbol