Connect with us

Beisbol

¿Pitcheo de 103 mph? No es lo mejor en el repertorio de Doval

“Cuando lancé el pitcheo, volteé a la pizarra y vi 103 mph”, dijo Doval. “Dije: ‘Vaya, espero que el radar esté correcto’”.

Camilo Doval, recibe felicitaciones. Fuente Externa.

SAN DIEGO.– El dominicano Camilo Doval admitió que se sorprendió un poco al ver la pizarra luego de cerrar el triunfo del lunes de los Gigantes sobre los Padres.

Luego de retirar a Juan Soto y a Manny Machado, Doval puso el signo de exclamación final a su 15to salvamento del año, ponchando a Josh Bell con un pitcheo de 102.9 mph, con el que igualó a Brian Wilson como el tiro más fuerte jamás lanzado por un Gigante, desde que comenzó la “era de la medición” en el 2008.

“Cuando lancé el pitcheo, volteé a la pizarra y vi 103 mph”, dijo Doval. “Dije: ‘Vaya, espero que el radar esté correcto’”.

El taponero de 25 años ha exhibido su velocidad desde que debutó con los Gigantes en el 2021, pero este año añadió un lanzamiento más a su arsenal. El quisqueyano comenzó a practicar el sinker durante la pretemporada, pero fue justo antes del Juego de Estrellas cuando empezó a sentirse lo suficientemente cómodo como para comenzar a utilizarlo en juegos.

“Lo practiqué mucho”, confesó. “No quería lanzarlo hasta perfeccionarlo y controlarlo”.

Los resultados iniciales han sido prometedores. Los bateadores tienen de 17-2 con siete ponches en los turnos que han terminado con un sinker de Doval, con el que promedia 98.4 mph. Parte de lo que hace que el pitcheo sea tan efectivo es que apenas la pelota sale de su mano, parece un slider. Doval explicó que su sinker se mueve hacia dentro de los bateadores derechos, mientras que el slider se aleja de ellos.

Cuarenta y cinco de los 58 ponches de Doval en el año los ha conseguido con el slider, pero los Gigantes han sentido en ocasiones que el dominicano se apoya mucho en sus pitcheos rompientes. El sinker le otorga mayor diversidad a su repertorio.

“Se mueve tanto al final, que los rivales no tienen tiempo de ajustarse”, dijo el receptor Joey Bart. “No pueden ver la profundidad. Sienten que lo tienen, pero al final se hunde. Pero entonces viene y dice: ‘No, quiero irme con una recta de cuatro costuras a 103 mph’. Eso no es nada divertido. Lo enfrenté varias veces y ahora estoy agradecido de estar del otro lado”.

Via: mlb.com

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Trending

Opinión

More in Beisbol